fbpx
26 de junio 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

The Adventures Archive: una aventura diaria para estimular la creatividad

26 de junio 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Lo mejor de empezar una aventura es que, al inicio todo está por escribir. Lo malo es que cabe la posibilidad de que no sepas si te va a gustar o no. Por eso, nunca hay que decir que no a comenzar una gran historia. Nuria Pérez se agarra a esa idea como un niño -y como muchos adultos- a un helado de stracciatella. Lo lleva a cabo desde hace un año en Teach a Talent y también, aunque desde hace solo dos meses, en The Adventures Archive, un experimento a medio camino entre lo lúdico y lo divulgativo que pretende replantear muchos procesos de aprendizaje desde el bando ganador de la creatividad.

“Es uno de los emails que más recibo. ¿Cuándo pondrás en marcha lo mismo para adultos?, me dicen”


Nuria Pérez Paredes venía de Creativity Hospital, donde creaba procesos para estimular la creatividad y el cambio en entornos, sobre todo, empresariales. “Vi que el departamento de educación funcionaba muy bien. También vi cómo crecía la necesidad de familias de manera individual, nos llamaban porque no llegábamos a sus colegios”, cuenta.
Hace doce meses TedxCibeles llamó a su puerta y surgió Teach a Talent, un proyecto que había comenzado despacio y con cariño, como empiezan las historias bonitas. Esa llamada aceleró todo y Teach a Talent se convirtió en un monstruo que comenzó a consumir todo su tiempo.
“Estábamos en un punto en el que el crecimiento se había visto limitado por mi propia capacidad”. Ella es la única que saca adelante el proyecto por una cuestión de fe en algo que necesita inversión para crecer y expandirse a otros países. Hablando de las opciones en el extranjero surgen nombres como Seth Godin, con quien Nuria Pérez colaboró en la traducción española del manifiesto por un cambio en la educación Deja de Robar Sueños. Sin embargo, sigue siendo utópico si no hay un pulmón económico que respalde el esfuerzo.
RAY1T
“Vi que tenía que crear algo para financiar, al menos, los gastos iniciales que supone sacar adelante un proyecto así antes de que lleguen mayores cifras de dinero”, dice. Nuria había comenzado a usar su Instagram como un diario visual para informar a sus parientes de cómo crecen sus hijas. “Observé cómo comenzaban a seguirme muchas madres que buscaban ideas ahí. Lo que para mi era una manera normal de pasar las tardes, para otras madres no lo era”.
Las madres que buceaban en las propuestas de Nuria son, sobre todo, americanas, australianas, canadienses, muy propensas a apostar por la escolarización en casa de sus hijos y que necesitan ideas constantemente para estimular a sus hijos de una manera creativa. “Teach a Talent es la respuesta al tipo de Home Schooling que está creciendo en sitios como Nueva York y Londres”, una escolarización que, según ella, rechaza el aislamiento en casa de los niños. Cree que deben salir y dejarse guiar por expertos en distintas materias -“por ejemplo, mi vecino experto en arte”-, a experimentar nuevas sensaciones o a visitar lugares nuevos. Así fue cómo nació The Adventures Archive. Las ideas que se difundían en Instagram constituyen ahora un blog que supone la prolongación natural de Teach a Talent.
The Adventures Archive
El blog es un compendio de ideas pensadas para estimular la imaginación. Las más activas a la hora de proponer qué ‘misiones’ hay que llevar a cabo son sus propias hijas, de 6 y 4 años. Escribir notas amables a desconocidos, compartir un juguete y seguir su trayectoria vital por diferentes hogares o salir de caza de muestras de arte urbano por toda la ciudad son actividades que se pueden realizar en casi cualquier parte del globo.
La idea es pensarlo, plantearlo, hacerlo y contarlo implicando y teniendo relación con el mayor número de personas posible.
Escribe en inglés porque dice que se le da mejor, pero teniendo en cuenta lo que propone y a quién va dirigido, suena muy lógico. Pérez lamenta que las madres españolas tengan menos inquietud por este tipo de propuestas que se alejan de la naturaleza común de las extraescolares en nuestro país.
Buscando objetivos más ambiciosos
La fundadora de la iniciativa ha tratado también de llevar sus métodos y sus ideas a los colegios públicos. La rigidez que muestra el sistema educativo actual es un escollo de difícil salvación. “He podido dar una extraescolar en un momento determinado que ha funcionado extraordinariamente bien. Sin embargo, si los métodos no cambian cuando los niños vuelven a clase, sirve de bastante menos de lo que sería deseable”, lamenta.
Además, se resigna a que, en muchas ocasiones, ve sus ideas pirateadas por sus potenciales clientes. “No he podido volver a casi ningún colegio al que he ido porque se quedaban con el material o directamente con la propuesta”. Eso la muestra reticente a mostrar algunas partes, sobre todo relativas al modelo de negocio de The Adventures Archive. “Esto solo pasa en España. Hablas con un partner o posible inversor que decide no participar y te encuentras tu idea funcionando poco después”.
Ahora, se ve obligada a buscar posibles socios que no puedan llevar a cabo la idea sin su ayuda. “Entiendo que la situación es la que es y hay mucha gente necesitada de ideas, pero al final mi tiempo es muy limitado y no cuento con un equipo que me respalde”, señala.
ch
Los papás también quieren aprender de una manera diferente
“Es uno de los emails que más recibo. ¿Cuándo pondrás en marcha lo mismo para adultos?, me dicen”. Nuria Pérez se dio cuenta de que el tipo de madre que lleva a sus hijos a una aventura de The Adventures Archive o a aprender algo en Teach a Talent es una madre hambrienta de saber.
Para las aventuras para adultos, Pérez utiliza técnicas de zooming, que dio a luz el ya mencionado Seth Godin, y que la creativa utilizaba ya para las empresas que tenía como clientes en Creativity Hospital. Estas ideas se conciben también para agitar la imaginación de manera colectiva, involucrando tanto a padres como a hijos.
Ahora es amiga de muchas madres de las que le piden consejo y siguen sus contenidos. Toma cafés por Skype y las hijas de Nuria se escriben con sus hijos en diferentes partes del mundo. La colaboración es personal y ha pasado a otro nivel.
Así, observa también cómo los proyectos se retroalimentan. Las ideas que proponen son escalables y son los lectores los que pueden ampliarlas. Por eso, sus misiones, sus aventuras, están ideadas para ser replicadas en cualquier lugar.

Lo mejor de empezar una aventura es que, al inicio todo está por escribir. Lo malo es que cabe la posibilidad de que no sepas si te va a gustar o no. Por eso, nunca hay que decir que no a comenzar una gran historia. Nuria Pérez se agarra a esa idea como un niño -y como muchos adultos- a un helado de stracciatella. Lo lleva a cabo desde hace un año en Teach a Talent y también, aunque desde hace solo dos meses, en The Adventures Archive, un experimento a medio camino entre lo lúdico y lo divulgativo que pretende replantear muchos procesos de aprendizaje desde el bando ganador de la creatividad.

“Es uno de los emails que más recibo. ¿Cuándo pondrás en marcha lo mismo para adultos?, me dicen”


Nuria Pérez Paredes venía de Creativity Hospital, donde creaba procesos para estimular la creatividad y el cambio en entornos, sobre todo, empresariales. “Vi que el departamento de educación funcionaba muy bien. También vi cómo crecía la necesidad de familias de manera individual, nos llamaban porque no llegábamos a sus colegios”, cuenta.
Hace doce meses TedxCibeles llamó a su puerta y surgió Teach a Talent, un proyecto que había comenzado despacio y con cariño, como empiezan las historias bonitas. Esa llamada aceleró todo y Teach a Talent se convirtió en un monstruo que comenzó a consumir todo su tiempo.
“Estábamos en un punto en el que el crecimiento se había visto limitado por mi propia capacidad”. Ella es la única que saca adelante el proyecto por una cuestión de fe en algo que necesita inversión para crecer y expandirse a otros países. Hablando de las opciones en el extranjero surgen nombres como Seth Godin, con quien Nuria Pérez colaboró en la traducción española del manifiesto por un cambio en la educación Deja de Robar Sueños. Sin embargo, sigue siendo utópico si no hay un pulmón económico que respalde el esfuerzo.
RAY1T
“Vi que tenía que crear algo para financiar, al menos, los gastos iniciales que supone sacar adelante un proyecto así antes de que lleguen mayores cifras de dinero”, dice. Nuria había comenzado a usar su Instagram como un diario visual para informar a sus parientes de cómo crecen sus hijas. “Observé cómo comenzaban a seguirme muchas madres que buscaban ideas ahí. Lo que para mi era una manera normal de pasar las tardes, para otras madres no lo era”.
Las madres que buceaban en las propuestas de Nuria son, sobre todo, americanas, australianas, canadienses, muy propensas a apostar por la escolarización en casa de sus hijos y que necesitan ideas constantemente para estimular a sus hijos de una manera creativa. “Teach a Talent es la respuesta al tipo de Home Schooling que está creciendo en sitios como Nueva York y Londres”, una escolarización que, según ella, rechaza el aislamiento en casa de los niños. Cree que deben salir y dejarse guiar por expertos en distintas materias -“por ejemplo, mi vecino experto en arte”-, a experimentar nuevas sensaciones o a visitar lugares nuevos. Así fue cómo nació The Adventures Archive. Las ideas que se difundían en Instagram constituyen ahora un blog que supone la prolongación natural de Teach a Talent.
The Adventures Archive
El blog es un compendio de ideas pensadas para estimular la imaginación. Las más activas a la hora de proponer qué ‘misiones’ hay que llevar a cabo son sus propias hijas, de 6 y 4 años. Escribir notas amables a desconocidos, compartir un juguete y seguir su trayectoria vital por diferentes hogares o salir de caza de muestras de arte urbano por toda la ciudad son actividades que se pueden realizar en casi cualquier parte del globo.
La idea es pensarlo, plantearlo, hacerlo y contarlo implicando y teniendo relación con el mayor número de personas posible.
Escribe en inglés porque dice que se le da mejor, pero teniendo en cuenta lo que propone y a quién va dirigido, suena muy lógico. Pérez lamenta que las madres españolas tengan menos inquietud por este tipo de propuestas que se alejan de la naturaleza común de las extraescolares en nuestro país.
Buscando objetivos más ambiciosos
La fundadora de la iniciativa ha tratado también de llevar sus métodos y sus ideas a los colegios públicos. La rigidez que muestra el sistema educativo actual es un escollo de difícil salvación. “He podido dar una extraescolar en un momento determinado que ha funcionado extraordinariamente bien. Sin embargo, si los métodos no cambian cuando los niños vuelven a clase, sirve de bastante menos de lo que sería deseable”, lamenta.
Además, se resigna a que, en muchas ocasiones, ve sus ideas pirateadas por sus potenciales clientes. “No he podido volver a casi ningún colegio al que he ido porque se quedaban con el material o directamente con la propuesta”. Eso la muestra reticente a mostrar algunas partes, sobre todo relativas al modelo de negocio de The Adventures Archive. “Esto solo pasa en España. Hablas con un partner o posible inversor que decide no participar y te encuentras tu idea funcionando poco después”.
Ahora, se ve obligada a buscar posibles socios que no puedan llevar a cabo la idea sin su ayuda. “Entiendo que la situación es la que es y hay mucha gente necesitada de ideas, pero al final mi tiempo es muy limitado y no cuento con un equipo que me respalde”, señala.
ch
Los papás también quieren aprender de una manera diferente
“Es uno de los emails que más recibo. ¿Cuándo pondrás en marcha lo mismo para adultos?, me dicen”. Nuria Pérez se dio cuenta de que el tipo de madre que lleva a sus hijos a una aventura de The Adventures Archive o a aprender algo en Teach a Talent es una madre hambrienta de saber.
Para las aventuras para adultos, Pérez utiliza técnicas de zooming, que dio a luz el ya mencionado Seth Godin, y que la creativa utilizaba ya para las empresas que tenía como clientes en Creativity Hospital. Estas ideas se conciben también para agitar la imaginación de manera colectiva, involucrando tanto a padres como a hijos.
Ahora es amiga de muchas madres de las que le piden consejo y siguen sus contenidos. Toma cafés por Skype y las hijas de Nuria se escriben con sus hijos en diferentes partes del mundo. La colaboración es personal y ha pasado a otro nivel.
Así, observa también cómo los proyectos se retroalimentan. Las ideas que proponen son escalables y son los lectores los que pueden ampliarlas. Por eso, sus misiones, sus aventuras, están ideadas para ser replicadas en cualquier lugar.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Dibujos que mezclan erotismo y cuentos de hadas
La Tacopedia: todo sobre los tacos mexicanos
Alguien podría tuitear tus sueños mientras duermes
Tacos con sabor a Canalla
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *