25 de junio 2015    /   IDEAS
por
 

The Lord of the P.I.G.S: un juego de mesa «pata negra» sobre la crisis del sur de Europa

25 de junio 2015    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Alrededor del tablero se encuentran el presidente del Gobierno, el representante de los empresarios, un banquero y el magnate que mueve los hilos energéticos del país. En el centro, como si de un pelele se tratase, está la ciudadanía, esperando que esta o aquella decisión de los gerifaltes les lleve por un camino u otro. Aunque bien podría ser un día normal en cualquier país del mundo, esto es The Lord of the P.I.G.S, un juego de mesa sobre la economía del sur de Europa.
Esta amalgama de caracteres no procede de ningún sitio en concreto y, a la vez, es de varios lugares. Meridia es la supuesta nación en la que se desarrolla el juego, y en realidad no es sino una mezcla de lo mejor de cada casa: Portugal, Italia, Grecia y España, «que como sabréis fueron bautizados por nuestros apreciados colegas del norte de Europa como P.I.G.S», explican los padres del invento.
En cada partida, que dura entre unos 20 y unos 30 minutos, los jugadores deberán meterse en la piel de esos dirigentes con un claro objetivo: barrer para casa y mirar solo por su interés. Así, cada cual deberá proponer en su turno la acción que más le convenga para aprobarla logrando los votos necesarios del resto de jugadores.

Con cartas de acción que explican las consecuencias de cada paso y cartas de eventos que representan esos sucesos impredecibles del mundo de la economía y la política, cada jugador debe hacer lobby para convencer a los que, a pesar de ser sus rivales, necesita para formalizar alianzas puntuales.
pigs2

Crowdfunding con sabor español

Detrás de este proyecto se encuentran dos españoles, Álvaro Lerma y Jordi Rodríguez, que aparcaron sus respectivos trabajos como ingenieros de caminos para dedicarse a crear juegos de mesa. Tras superar con éxito una campaña de crowdfunding en Kickstarter para hacer realidad su primer juego, el original The Lord of the P.I.G.S., Lerma y Rodríguez se han embarcado en la segunda parte de su aventura: otro crowdfunding, aún en marcha, para financiar el lanzamiento de la versión española del juego, protagonizada por los representantes de los poderes fácticos de Meridia. La Pata Negra Edition.
«Ahora los personajes tienen una habilidad especial: el político veta una acción que está encima de la mesa, el banquero directamente te coge tus cartas… Se trataba de darle un toque más específico a cada personaje, que estuviera ligado con lo que hace en la realidad», explica Álvaro Lerma a Yorokobu.
Esa es una de las principales novedades de esta edición del juego, pero no la única. Algo tan común en el panorama español como rodearse de un ejército de asesores aterriza también en The Lord of the P.I.G.S.. Los personajes de la Pata Negra Edition serán los mismos (el Presidente de la República de Meridia, Silvio do Espírito Santo; el Director Corporativo, Aristoteles D’Aquila; el Banquero Jefe, Emilio Papadopoulos; y el Magnate Energético, Rui Fernández de Córdoba), pero ahora también hay consejeros.
pigs3
Es ahí, en la esencia de sus cuatro protagonistas, donde reside uno de los puntos más ácidos de este juego de mesa. Creados por un par de diseñadores y un ilustrador amigos de Lerma y Rodríguez, los cuatro mandamases que deciden el devenir de la sociedad al completo no son sino collages formados por imágenes de conocidos empresarios y personalidades del mundo de la política. No obstante, si los jugadores reconocen a algún personaje de la actualidad, es cosa suya. «Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia», explica Lerma.
A pesar de las apariencias, este ingeniero de caminos que decidió abandonar su trabajo mientras descubría en un máster del Instituto de Empresa «cómo influyen las acciones de un actor sobre el resto», explica que su intención nunca ha sido hacer un juego crítico: «este juego no es de podemitas ni de peperos. Es un juego educativo que explica muchas cosas que pasan en las sociedad actual y te enseña las relaciones de poder que hay entre todos estos gerifaltes», asegura.
Aun así, resulta inevitable ver en la ironía de las tarjetas del juego y en los propios personajes un toque crítico, como el propio Lerma reconoce. «Por supuesto, tiene una parte inherente de crítica y lees las cartas y hay incluso bastante bilis, pero el juego no es de crítica».
De hecho, y por fantástico que suene, los representantes del poder también pueden llegar a hacer cosas buenas para la sociedad, como crear una cadena de montaje de un coche híbrido made in Spain o dar facilidades bancarias para la recompra de viviendas. No todo iban a ser minas para la ciudadanía. Aunque, eso sí, si algo bueno le sucede a la sociedad es porque, ante todo, le viene bien al dirigente de turno. Al menos, así es en The Lord of the P.I.G.S. ¿Basado en hechos reales?

Alrededor del tablero se encuentran el presidente del Gobierno, el representante de los empresarios, un banquero y el magnate que mueve los hilos energéticos del país. En el centro, como si de un pelele se tratase, está la ciudadanía, esperando que esta o aquella decisión de los gerifaltes les lleve por un camino u otro. Aunque bien podría ser un día normal en cualquier país del mundo, esto es The Lord of the P.I.G.S, un juego de mesa sobre la economía del sur de Europa.
Esta amalgama de caracteres no procede de ningún sitio en concreto y, a la vez, es de varios lugares. Meridia es la supuesta nación en la que se desarrolla el juego, y en realidad no es sino una mezcla de lo mejor de cada casa: Portugal, Italia, Grecia y España, «que como sabréis fueron bautizados por nuestros apreciados colegas del norte de Europa como P.I.G.S», explican los padres del invento.
En cada partida, que dura entre unos 20 y unos 30 minutos, los jugadores deberán meterse en la piel de esos dirigentes con un claro objetivo: barrer para casa y mirar solo por su interés. Así, cada cual deberá proponer en su turno la acción que más le convenga para aprobarla logrando los votos necesarios del resto de jugadores.

Con cartas de acción que explican las consecuencias de cada paso y cartas de eventos que representan esos sucesos impredecibles del mundo de la economía y la política, cada jugador debe hacer lobby para convencer a los que, a pesar de ser sus rivales, necesita para formalizar alianzas puntuales.
pigs2

Crowdfunding con sabor español

Detrás de este proyecto se encuentran dos españoles, Álvaro Lerma y Jordi Rodríguez, que aparcaron sus respectivos trabajos como ingenieros de caminos para dedicarse a crear juegos de mesa. Tras superar con éxito una campaña de crowdfunding en Kickstarter para hacer realidad su primer juego, el original The Lord of the P.I.G.S., Lerma y Rodríguez se han embarcado en la segunda parte de su aventura: otro crowdfunding, aún en marcha, para financiar el lanzamiento de la versión española del juego, protagonizada por los representantes de los poderes fácticos de Meridia. La Pata Negra Edition.
«Ahora los personajes tienen una habilidad especial: el político veta una acción que está encima de la mesa, el banquero directamente te coge tus cartas… Se trataba de darle un toque más específico a cada personaje, que estuviera ligado con lo que hace en la realidad», explica Álvaro Lerma a Yorokobu.
Esa es una de las principales novedades de esta edición del juego, pero no la única. Algo tan común en el panorama español como rodearse de un ejército de asesores aterriza también en The Lord of the P.I.G.S.. Los personajes de la Pata Negra Edition serán los mismos (el Presidente de la República de Meridia, Silvio do Espírito Santo; el Director Corporativo, Aristoteles D’Aquila; el Banquero Jefe, Emilio Papadopoulos; y el Magnate Energético, Rui Fernández de Córdoba), pero ahora también hay consejeros.
pigs3
Es ahí, en la esencia de sus cuatro protagonistas, donde reside uno de los puntos más ácidos de este juego de mesa. Creados por un par de diseñadores y un ilustrador amigos de Lerma y Rodríguez, los cuatro mandamases que deciden el devenir de la sociedad al completo no son sino collages formados por imágenes de conocidos empresarios y personalidades del mundo de la política. No obstante, si los jugadores reconocen a algún personaje de la actualidad, es cosa suya. «Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia», explica Lerma.
A pesar de las apariencias, este ingeniero de caminos que decidió abandonar su trabajo mientras descubría en un máster del Instituto de Empresa «cómo influyen las acciones de un actor sobre el resto», explica que su intención nunca ha sido hacer un juego crítico: «este juego no es de podemitas ni de peperos. Es un juego educativo que explica muchas cosas que pasan en las sociedad actual y te enseña las relaciones de poder que hay entre todos estos gerifaltes», asegura.
Aun así, resulta inevitable ver en la ironía de las tarjetas del juego y en los propios personajes un toque crítico, como el propio Lerma reconoce. «Por supuesto, tiene una parte inherente de crítica y lees las cartas y hay incluso bastante bilis, pero el juego no es de crítica».
De hecho, y por fantástico que suene, los representantes del poder también pueden llegar a hacer cosas buenas para la sociedad, como crear una cadena de montaje de un coche híbrido made in Spain o dar facilidades bancarias para la recompra de viviendas. No todo iban a ser minas para la ciudadanía. Aunque, eso sí, si algo bueno le sucede a la sociedad es porque, ante todo, le viene bien al dirigente de turno. Al menos, así es en The Lord of the P.I.G.S. ¿Basado en hechos reales?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Dime cómo conduce y te diré cómo es en la cama
Ocho mentiras y una verdad acerca del fútbol
Las mujeres de zapatos rojos
Dime qué ministerios tienes y te diré qué clase de país eres
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Buenos días.
    En Remix somos un café cultural. Tenemos eventos. Nuestro punto fuerte son los juegos de mesa, sí, somos un poco «frikis».
    Queremos apoyaros en este proyecto. ¿Cómo podemos ayudaros?
    Saludos!!!!

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad