fbpx
31 de diciembre 2013    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

La tienda donde el talento sustituye al dinero

31 de diciembre 2013    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Puede que el racimo de uvas que pretendes comer esta noche a eso de las 12 lo cojas de tu propia parra. Aunque lo más probable es que lo compres. En este caso, es posible que lo pagues al contado o tal vez con tarjeta. Pero si sabes cantar, bailar, hacer el pino o recitar poesía puedes evitar pasar por caja.

Todo depende de si el artículo en cuestión se encuentra disponible en The Merit Shop. En esta particular tienda el precio de todo es subjetivo. Si quieres unas gafas de sol, un paquete de cereales, un par de calcetines, un kilo de arroz o un balón de la NFL, solo tienes que desembolsar tu talento a cambio. Incluso si el tuyo es un talento tan ‘especial’ que tú eres el único capaz de apreciarlo.

El pago se efectúa mediante un vídeo: el potencial cliente ha de grabarse demostrando lo que sabe o es capaz de hacer para después enviar el link de YouTube o Instragram a themeritshop@gmail.com. Si tiene suerte y es el primero en hacerlo, el artículo en cuestión es suyo.

Los dependientes de esta peculiar tienda online son Daniel Soares y Pedro Sampaio, ambos creativos de AKQZ San Francisco, y Joao Stein, estudiante de Miami Ad School. A ellos (como a casi nadie) lo de pagar por cualquier cosa no les ha convencido nunca por lo que decidieron probar con un nuevo modelo de compra-venta.

“Queríamos reinventar el concepto de dinero y hacer que las compras fueran algo divertido. Todos y cada uno de nosotros somos especiales en algo y ahora podemos aprovecharlo para pagar”.

Comprendieron que no eran los únicos que se cuestionaban el actual sistema de pagos cuando comenzaron a recibir los primeros vídeos. “Solo tenemos 15 artículos en la tienda, pero hemos recibido más de 500 vídeos por ellos”.

Ahora, incluso, se atreven a hablar de un segundo nivel de The Merit Shop: “Para 2014, nuestro objetivo es encontrar marcas y personas que estén dispuestos a vender sus productos a cambio de un poco de talento”. El beneficio para todas ellas, dicen, está claro: «Visibilidad para sus productos y, sobre todo, contribuir a un mundo mejor».

 

Puede que el racimo de uvas que pretendes comer esta noche a eso de las 12 lo cojas de tu propia parra. Aunque lo más probable es que lo compres. En este caso, es posible que lo pagues al contado o tal vez con tarjeta. Pero si sabes cantar, bailar, hacer el pino o recitar poesía puedes evitar pasar por caja.

Todo depende de si el artículo en cuestión se encuentra disponible en The Merit Shop. En esta particular tienda el precio de todo es subjetivo. Si quieres unas gafas de sol, un paquete de cereales, un par de calcetines, un kilo de arroz o un balón de la NFL, solo tienes que desembolsar tu talento a cambio. Incluso si el tuyo es un talento tan ‘especial’ que tú eres el único capaz de apreciarlo.

El pago se efectúa mediante un vídeo: el potencial cliente ha de grabarse demostrando lo que sabe o es capaz de hacer para después enviar el link de YouTube o Instragram a themeritshop@gmail.com. Si tiene suerte y es el primero en hacerlo, el artículo en cuestión es suyo.

Los dependientes de esta peculiar tienda online son Daniel Soares y Pedro Sampaio, ambos creativos de AKQZ San Francisco, y Joao Stein, estudiante de Miami Ad School. A ellos (como a casi nadie) lo de pagar por cualquier cosa no les ha convencido nunca por lo que decidieron probar con un nuevo modelo de compra-venta.

“Queríamos reinventar el concepto de dinero y hacer que las compras fueran algo divertido. Todos y cada uno de nosotros somos especiales en algo y ahora podemos aprovecharlo para pagar”.

Comprendieron que no eran los únicos que se cuestionaban el actual sistema de pagos cuando comenzaron a recibir los primeros vídeos. “Solo tenemos 15 artículos en la tienda, pero hemos recibido más de 500 vídeos por ellos”.

Ahora, incluso, se atreven a hablar de un segundo nivel de The Merit Shop: “Para 2014, nuestro objetivo es encontrar marcas y personas que estén dispuestos a vender sus productos a cambio de un poco de talento”. El beneficio para todas ellas, dicen, está claro: «Visibilidad para sus productos y, sobre todo, contribuir a un mundo mejor».

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Chicas guapas comiendo en directo: un pasatiempo en auge en Corea
La España Fantasma: la cara B de la final del Mundial
La muerte no tiene por qué ser una mierda
Pasan 48 horas encerrados en un armario pensando que estaba cerrado
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies