fbpx
5 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

This is Japan (o, al menos, una parte divertida)

5 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¿Recordáis cuando Yorokobu era una revista de marketing y escribíamos mogollón de publicidad? Nosotros tampoco. Lo que ocurre es que siempre queda tiempo para mirar con nostalgia al pasado y, qué coño, la cabra tira al monte. Si hay otra cosa que no podemos quitarnos de encima es nuestra japofilia (que llevamos perpetua en el nombre). Por eso, encontrar unas recopilaciones de anuncios nipones como estas solo puede significar una cosa: debemos extraer unos GIFs. Challenge accepted!

Repasar el catálogo publicitario japonés es una actividad que solo puede deparar alegrías comparables a la reposición de Get a Life. Son muchos momentos de gloria y mucho gozo desbordado. Pero siempre hay una guinda que hace que la vida merezca la pena. Esta es la (breve) historia del niño hidrocéfalo que tiene su primera erección al casarse y lo descubre con una desbordante explosión de júbilo.

hidrocefalo

 

¿Sabéis lo que hacen en Japón cuando ven nuestros chistes de mierda acerca de Señoras Que? Descojonarse en nuestras caras. ¿Por qué? Porque cuando en Tokio hay una reunión de tupperware o cuando quedas con tus vecinas para hacer gazpacho o lo que diablos hagan allí, son capaces de hacer cosas como estas y dejarnos a todos acojonados.

senoras-que

 

A los tipos a los que en occidente echamos por salidos, los aceptan en la industria publicitaria japonesa con alboroto y algarabía. Hay veces que es mejor no decir nada.

debaser

 

En el mundo, sólo hay un país que hace mejores coreografías multitudinarias que Japón. Es Corea del Norte. Lo que ocurre es que en Corea del Norte los que bailan mal y pierden el paso van a un campo de reeducación y, convendrán conmigo, eso es menos divertido que disfrazarse de esqueleto, salir por la tele y anunciar fideos.

dance

 

Uno de los iconos característicos de Japón es el de la abnegación y servidumbre de las geishas. Si ese rol es machista no lo vamos a discutir porque este post es sólo para hacer el gilipollas. Pero, ¡oiga!,a veces las tornas cambian y es el sufrido marido el que se ve abocado al gregarismo de supermercado. Sigue ayudando, Haruki.

cola

 

Esta historia es universal y sufre adaptaciones según la cultura en la que se cuenta. Dos seres verdes que te dan una misteriosa pastilla. Esa pastilla produce los efectos que el GIF siguiente muestra. Instantánea aprobación y vigorizante reanimación. En España, esa historia se cuenta mucho en el festival de electrónica de Monegros.

kame

 

Todo el mundo tiene miedo alguna vez. Incluso los personajes del ukiyo-e por mucha cara de malafollá que tengan. Deben ser muy chungas las montañas rusas en japón para que se te quede una cara como esta.

Ahhh

¿Recordáis cuando Yorokobu era una revista de marketing y escribíamos mogollón de publicidad? Nosotros tampoco. Lo que ocurre es que siempre queda tiempo para mirar con nostalgia al pasado y, qué coño, la cabra tira al monte. Si hay otra cosa que no podemos quitarnos de encima es nuestra japofilia (que llevamos perpetua en el nombre). Por eso, encontrar unas recopilaciones de anuncios nipones como estas solo puede significar una cosa: debemos extraer unos GIFs. Challenge accepted!

Repasar el catálogo publicitario japonés es una actividad que solo puede deparar alegrías comparables a la reposición de Get a Life. Son muchos momentos de gloria y mucho gozo desbordado. Pero siempre hay una guinda que hace que la vida merezca la pena. Esta es la (breve) historia del niño hidrocéfalo que tiene su primera erección al casarse y lo descubre con una desbordante explosión de júbilo.

hidrocefalo

 

¿Sabéis lo que hacen en Japón cuando ven nuestros chistes de mierda acerca de Señoras Que? Descojonarse en nuestras caras. ¿Por qué? Porque cuando en Tokio hay una reunión de tupperware o cuando quedas con tus vecinas para hacer gazpacho o lo que diablos hagan allí, son capaces de hacer cosas como estas y dejarnos a todos acojonados.

senoras-que

 

A los tipos a los que en occidente echamos por salidos, los aceptan en la industria publicitaria japonesa con alboroto y algarabía. Hay veces que es mejor no decir nada.

debaser

 

En el mundo, sólo hay un país que hace mejores coreografías multitudinarias que Japón. Es Corea del Norte. Lo que ocurre es que en Corea del Norte los que bailan mal y pierden el paso van a un campo de reeducación y, convendrán conmigo, eso es menos divertido que disfrazarse de esqueleto, salir por la tele y anunciar fideos.

dance

 

Uno de los iconos característicos de Japón es el de la abnegación y servidumbre de las geishas. Si ese rol es machista no lo vamos a discutir porque este post es sólo para hacer el gilipollas. Pero, ¡oiga!,a veces las tornas cambian y es el sufrido marido el que se ve abocado al gregarismo de supermercado. Sigue ayudando, Haruki.

cola

 

Esta historia es universal y sufre adaptaciones según la cultura en la que se cuenta. Dos seres verdes que te dan una misteriosa pastilla. Esa pastilla produce los efectos que el GIF siguiente muestra. Instantánea aprobación y vigorizante reanimación. En España, esa historia se cuenta mucho en el festival de electrónica de Monegros.

kame

 

Todo el mundo tiene miedo alguna vez. Incluso los personajes del ukiyo-e por mucha cara de malafollá que tengan. Deben ser muy chungas las montañas rusas en japón para que se te quede una cara como esta.

Ahhh

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los sueños como motor creativo
Criaturas psicodélicas
El glamur de volar en los años 50
¿Por qué la creatividad está reñida con el racismo?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • ¡No conocía el de la «montaña rusa de Kanagawa»! ¡y no lo encuentro! DADME EL LINK 😉

    Cómo tiene que ser convencer a tu director creativo y a tus clientes de hacer estas bizarradas…y salir de la sala de reunión partiéndote el culo con ellos…

    Otra cultura visual, otra cultura gastronómica, otra cultura sexual…otra cultura publicitaria. Tiene que ser la hostia de divertido a la vez que desconcertante trabajar en publi allí (sin ser de allí claro está).

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *