23 de enero 2013    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Tierra a precio de El Bulli

23 de enero 2013    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

p1060943
Semana a semana, Alberto Chicote demuestra en su programa, que su capacidad de sorpresa y, por ende, la de sus telespectadores, siempre cuenta con un plus. Siempre aparecerá lago muy raro en algún sitio muy raro. Al menos, en teoría, no deberían cobrarte por ello. En un exclusivo restaurante francés en Tokio, sin embargo, sí que cobran por la tierra que incluyen en el menú. Y oiga, a precio de exclusivo restaurante francés en Tokio.
El menú asciende a un precio de 110 dólares y tiene algo que lo hace muy especial. En algún momento de su proceso creativo, el chef Toshio Tanabe pensó que sería una buena idea incluir en la carta del Ne Quittez Pas, varias recetas que incluyen un tipo de sustrato creado por la empresa Protoleaf.
Entre otros componentes, ese sustrato, que también su utiliza para el cultivo de plantas, como todo sustrato, incluye café molido y fibras de palma, y es perfectamente apto para el uso humano (desde un punto de vista culinario, huelga decir).
El menú, que ha sido probado en persona una redactora de Rocket News 24, se abre con una deliciosa sopa de almidó de patata y tierra aromatizada con algo de trufa negra. Pasando a la ensalada, ésta se compone de berenjena asada, nabo, tomates frescos y un aliño de maiz con el citado elemento.
El restaurante, que por lo visto tiene mano para el pescado fresco, ofrece una receta que incluía lubina, almejas orientales con recubrimiento de sedimento y risotto de… sí. De sustrato. El postre: helado y gratén y finalmente un té a la menta de tierra que «parecía agua sucia» según la redactora de Rocket News 24.
El caso es que, según cuenta, todo estaba terriblemente sabroso y plantea la duda de si el aspecto es un obstáculo cuando alguien plantea este tipo de dilemas culinarios.
p1060957
p1070004
p1070028
p1070024
p1060967-1

p1060943
Semana a semana, Alberto Chicote demuestra en su programa, que su capacidad de sorpresa y, por ende, la de sus telespectadores, siempre cuenta con un plus. Siempre aparecerá lago muy raro en algún sitio muy raro. Al menos, en teoría, no deberían cobrarte por ello. En un exclusivo restaurante francés en Tokio, sin embargo, sí que cobran por la tierra que incluyen en el menú. Y oiga, a precio de exclusivo restaurante francés en Tokio.
El menú asciende a un precio de 110 dólares y tiene algo que lo hace muy especial. En algún momento de su proceso creativo, el chef Toshio Tanabe pensó que sería una buena idea incluir en la carta del Ne Quittez Pas, varias recetas que incluyen un tipo de sustrato creado por la empresa Protoleaf.
Entre otros componentes, ese sustrato, que también su utiliza para el cultivo de plantas, como todo sustrato, incluye café molido y fibras de palma, y es perfectamente apto para el uso humano (desde un punto de vista culinario, huelga decir).
El menú, que ha sido probado en persona una redactora de Rocket News 24, se abre con una deliciosa sopa de almidó de patata y tierra aromatizada con algo de trufa negra. Pasando a la ensalada, ésta se compone de berenjena asada, nabo, tomates frescos y un aliño de maiz con el citado elemento.
El restaurante, que por lo visto tiene mano para el pescado fresco, ofrece una receta que incluía lubina, almejas orientales con recubrimiento de sedimento y risotto de… sí. De sustrato. El postre: helado y gratén y finalmente un té a la menta de tierra que «parecía agua sucia» según la redactora de Rocket News 24.
El caso es que, según cuenta, todo estaba terriblemente sabroso y plantea la duda de si el aspecto es un obstáculo cuando alguien plantea este tipo de dilemas culinarios.
p1060957
p1070004
p1070028
p1070024
p1060967-1

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cuando Tolkien y 'El hobbit' son asignaturas universitarias
Aparcamientos subterráneos para bicis
#Annoyomics: Molestar para ganar dinero
Hidden Tracks: Al Primavera Sound por el camino de Satán
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad