12 de julio 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Un libro homenaje a Tino Casal que es «Oro negro»

12 de julio 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Con motivo del 25 aniversario de su muerte, un grupo de amigos ha decidido rendir homenaje a Tino Casal como se merece. Para ello han puesto en marcha un proyecto de micromecenazgo destinado a conseguir los fondos necesarios para editar Oro Negro. Un libro colectivo en el que participan algunos de los dibujantes y escritores más destacados del país.

«Piensa en un artista español que, entre otras cosas, haya sido cantante, compositor, letrista, productor, pintor, diseñador de moda y joyas, decorador, interiorista, precursor de un movimiento artístico y social y referente estético (o si lo prefieres It boy)», preguntan al unísono Tejo de Pixelbox, Juan Díaz Faes, Joe Van Houten y Lara González de Petit Pop.

No hay muchos nombres que encajen con esa descripción. Tal vez Picasso o Dalí. Quizás Almodóvar. Sin embargo, a todos ellos les falta ejercer alguna de esas disciplinas. De hecho, el término It boy no parece que se ajuste demasiado bien a ninguno de los tres.

«¿Y si te decimos que grababa en Londres con Hugh Padgham o le hacía arreglos Andrew Powell y que, gracias a él, se empezaron a ver tachuelas en la estética heavy española, más concretamente en Vallecas, además de elevar las expectativas de su sonido? ¿Sabrías a quién nos referimos? ¿No? Pues por eso teníamos que hacer algo al respecto», concluyen los promotores de Oro Negro.

Tino Casal fue una excepción en la cultura española de los ochenta. Después de años de carrera con grupos inusuales como Los Archiduques, capaces de utilizar gaitas asturianas en canciones pop, Casal se reinventó con un estilo totalmente personal en el que mezclaba lo barroco, con lo renacentista, con el exceso y con el brillo o glitter como dicen los anglosajones.

Un estilo único y, por qué no decirlo, genial, que transmitía un concepto de la vida y las artes más libre y punk que muchos de los punks de la época. Su muerte prematura, engrandeció su mito.

«Tino nos apasiona, pero está poco reconocido y muy mal entendido: teníamos que ayudar a cambiar esto. Es una figura que aún está por descubrir y que, al no ser mayoritaria, no tiene cabida en grandes marcos. Como tampoco esperamos que otra gente le haga el homenaje que merece, lo organizamos nosotros directamente: somos frikis conscientes de nuestra condición, apasionados y trabajadores».

Oro Negro es un libro con un formato que recuerda a los singles de vinilo, en el que participan más de setenta profesionales de la ilustración como Adolfo Serra, Iván Castro, Julia Solans, Ana Galvañ, Cachete Jack, Carla Berrocal, Paula Bonet, Puño, Sergio Mora, Mik Baro, Mauro Entrialgo o Mireia Pérez.

Ellos pondrán en imágenes las canciones de Tino Casal y un grupo de periodistas o amigos del cantante, entre los que se cuentan Borja Crespo, Patricia Godés, Igor Paskual o Virginia Díaz, escribirán textos sobre él.

«En un principio, el libro iba a ser un compendio de ilustradores e ilustradoras reinterpretando cada una de las canciones que Tino publicó durante su trayectoria musical. Poco a poco, al ver la cantidad de colaboradores que se iban sumando al proyecto, decidimos que no se podía quedar solo en algo gráfico, sino que debería también ser entretenido para el lector y que tendríamos que añadir textos. Pero no solo tenía que ser entretenido, también queríamos que fuese práctico o didáctico, para que el que leyera el libro descubriera anécdotas o historias sobre Tino no publicadas hasta la fecha».

La selección de los autores se hizo por cuestiones tan españolas como el terruño y la amistad. Al ser un homenaje a un artista asturiano promovido por asturianos, se intentó que la representación astur fuera relevante. Si además eran amigos, mejor, porque «es un libro homenaje y nadie está cobrando nada por este trabajo, así que tampoco queríamos escribir a gente con la que no teníamos confianza y pedirle que nos hiciese algo gratis, por nuestra cara bonita».

Una de las características más interesantes de Oro negro es que no es un ejercicio de nostalgia. Lejos de recurrir a las vacas sagradas de La Movida para que cuenten aquellas anécdotas que recuerden de Tino Casal (si las recuerdan), los promotores del homenaje han preferido contar con sangre joven. Nuevos autores, muchos de los cuales no habían nacido o eran unos bebés cuando Casal falleció, que cuentan lo que es para ellos el artista asturiano. Una idea que, por otra parte, parece bastante acorde la personalidad de Tino Casal.

«Queríamos apostar por gente joven, que seguro tiene un punto de vista diferente e interesante sobre la figura de Tino. Pero también nos interesaba que hubiera relatos contrastados de personas que hubieran vivido al personaje en primera persona. Lamentablemente, llegamos hasta donde abarca nuestro humilde brazo y en el caso de personajes como Alaska, Fabio McNamara o Capi, las vías que disponemos para contactarlos no son lo suficientemente directas como para llegarles de manera significativa. Pero ojo, no nos dijeron que no. Aún no nos contestaron, así que como la lista de colaboradores todavía no está cerrada, si mañana nos contesta alguien más, nosotros encantados. El libro está vivo hasta que tengamos que enviarlo a imprenta».

Para que el libro pueda entrar en imprenta son necesarios 8.000 euros. Para ello se ha puesto en marcha una campaña de micromecenazgo a través de la plataforma Verkami que permitirá a los que participen, no solo hacer realidad este proyecto, sino conseguir diferentes recompensas.

«Desde el momento en que decidimos ponernos manos a la obra tuvimos claro que necesitaríamos financiación externa para conseguir sacarlo adelante. La manera más efectiva y legal que conocíamos era el crowdfunding. Para ello hemos tratado que hubiera recompensas de todo tipo. Desde el agradecimiento en el libro por una contribución de 2 euros, hasta un disco de oro por 250 o el viaje a Oviedo con todos los gastos pagados para visitar los lugares más emblemáticos de la vida de Tino, conocer a los editores, comer bien y vivir una auténtica experiencia Casal por 2500. Todo eso, sin olvidar otras más convencionales, como ejemplares del libro, láminas, o bolsas de tela».

De entre todas las recompensas destaca una que ha sido donada por la propia familia: un broche que perteneció a Tino Casal.

«Es la recompensa más bestia. Contactamos con la familia para presentarles el proyecto por una cuestión de mera educación y respeto. Lo que no esperábamos era que nos hicieran entrega de un broche de Tino para ayudar a que el proyecto salga adelante. Como fans casi nos derretimos y como individuos que quieren sacar adelante un proyecto, significa que confían en nosotros y que les gusta lo que les hemos planteado y eso es todo un honor. Tanto es así, que nos fue imposible ponerle un precio. En un principio habíamos pensado en subastarlo, pero no nos parecía apropiado desligarlo del verkami. Finalmente, pensamos que sería un buen reclamo sortearlo entre los mecenas. Sin embargo, la posibilidad de que el broche acabase en manos de alguien que realmente no fuese fan de Tino nos preocupó, así que decidimos duplicar las recompensas de manera que los mecenas pudiesen escoger si desean participar o no en el sorteo».

La idea del los promotores de Oro negro es que haya una única edición del libro compuesta por 750 ejemplares y que, si es posible, se agote. Si no fuera así, se distribuirían por librerías de toda España, principalmente de Madrid, Asturias y Cataluña, «que es donde está la mayor parte de nuestros colaboradores».

En todo caso, lo importante para los impulsores del proyecto es que este homenaje sirva para recordar a Tino Casal, una figura que, según ellos, «es mucho más que un intérprete amante de la exageración y el barroquismo estéticos. Si no se profundiza, nos quedamos con lo de siempre, y con Oro negro pretendemos justo lo contrario: que todos los colaboradores pongan en valor todas las facetas de Tino, que su leyenda perdure en el tiempo tal y como se merece, pero pasándolo todo por el tamiz de cada autor, dotando al proyecto de una “heterogeneidad monográfica” que aporta riqueza y entidad a este homenaje».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Con motivo del 25 aniversario de su muerte, un grupo de amigos ha decidido rendir homenaje a Tino Casal como se merece. Para ello han puesto en marcha un proyecto de micromecenazgo destinado a conseguir los fondos necesarios para editar Oro Negro. Un libro colectivo en el que participan algunos de los dibujantes y escritores más destacados del país.

«Piensa en un artista español que, entre otras cosas, haya sido cantante, compositor, letrista, productor, pintor, diseñador de moda y joyas, decorador, interiorista, precursor de un movimiento artístico y social y referente estético (o si lo prefieres It boy)», preguntan al unísono Tejo de Pixelbox, Juan Díaz Faes, Joe Van Houten y Lara González de Petit Pop.

No hay muchos nombres que encajen con esa descripción. Tal vez Picasso o Dalí. Quizás Almodóvar. Sin embargo, a todos ellos les falta ejercer alguna de esas disciplinas. De hecho, el término It boy no parece que se ajuste demasiado bien a ninguno de los tres.

«¿Y si te decimos que grababa en Londres con Hugh Padgham o le hacía arreglos Andrew Powell y que, gracias a él, se empezaron a ver tachuelas en la estética heavy española, más concretamente en Vallecas, además de elevar las expectativas de su sonido? ¿Sabrías a quién nos referimos? ¿No? Pues por eso teníamos que hacer algo al respecto», concluyen los promotores de Oro Negro.

Tino Casal fue una excepción en la cultura española de los ochenta. Después de años de carrera con grupos inusuales como Los Archiduques, capaces de utilizar gaitas asturianas en canciones pop, Casal se reinventó con un estilo totalmente personal en el que mezclaba lo barroco, con lo renacentista, con el exceso y con el brillo o glitter como dicen los anglosajones.

Un estilo único y, por qué no decirlo, genial, que transmitía un concepto de la vida y las artes más libre y punk que muchos de los punks de la época. Su muerte prematura, engrandeció su mito.

«Tino nos apasiona, pero está poco reconocido y muy mal entendido: teníamos que ayudar a cambiar esto. Es una figura que aún está por descubrir y que, al no ser mayoritaria, no tiene cabida en grandes marcos. Como tampoco esperamos que otra gente le haga el homenaje que merece, lo organizamos nosotros directamente: somos frikis conscientes de nuestra condición, apasionados y trabajadores».

Oro Negro es un libro con un formato que recuerda a los singles de vinilo, en el que participan más de setenta profesionales de la ilustración como Adolfo Serra, Iván Castro, Julia Solans, Ana Galvañ, Cachete Jack, Carla Berrocal, Paula Bonet, Puño, Sergio Mora, Mik Baro, Mauro Entrialgo o Mireia Pérez.

Ellos pondrán en imágenes las canciones de Tino Casal y un grupo de periodistas o amigos del cantante, entre los que se cuentan Borja Crespo, Patricia Godés, Igor Paskual o Virginia Díaz, escribirán textos sobre él.

«En un principio, el libro iba a ser un compendio de ilustradores e ilustradoras reinterpretando cada una de las canciones que Tino publicó durante su trayectoria musical. Poco a poco, al ver la cantidad de colaboradores que se iban sumando al proyecto, decidimos que no se podía quedar solo en algo gráfico, sino que debería también ser entretenido para el lector y que tendríamos que añadir textos. Pero no solo tenía que ser entretenido, también queríamos que fuese práctico o didáctico, para que el que leyera el libro descubriera anécdotas o historias sobre Tino no publicadas hasta la fecha».

La selección de los autores se hizo por cuestiones tan españolas como el terruño y la amistad. Al ser un homenaje a un artista asturiano promovido por asturianos, se intentó que la representación astur fuera relevante. Si además eran amigos, mejor, porque «es un libro homenaje y nadie está cobrando nada por este trabajo, así que tampoco queríamos escribir a gente con la que no teníamos confianza y pedirle que nos hiciese algo gratis, por nuestra cara bonita».

Una de las características más interesantes de Oro negro es que no es un ejercicio de nostalgia. Lejos de recurrir a las vacas sagradas de La Movida para que cuenten aquellas anécdotas que recuerden de Tino Casal (si las recuerdan), los promotores del homenaje han preferido contar con sangre joven. Nuevos autores, muchos de los cuales no habían nacido o eran unos bebés cuando Casal falleció, que cuentan lo que es para ellos el artista asturiano. Una idea que, por otra parte, parece bastante acorde la personalidad de Tino Casal.

«Queríamos apostar por gente joven, que seguro tiene un punto de vista diferente e interesante sobre la figura de Tino. Pero también nos interesaba que hubiera relatos contrastados de personas que hubieran vivido al personaje en primera persona. Lamentablemente, llegamos hasta donde abarca nuestro humilde brazo y en el caso de personajes como Alaska, Fabio McNamara o Capi, las vías que disponemos para contactarlos no son lo suficientemente directas como para llegarles de manera significativa. Pero ojo, no nos dijeron que no. Aún no nos contestaron, así que como la lista de colaboradores todavía no está cerrada, si mañana nos contesta alguien más, nosotros encantados. El libro está vivo hasta que tengamos que enviarlo a imprenta».

Para que el libro pueda entrar en imprenta son necesarios 8.000 euros. Para ello se ha puesto en marcha una campaña de micromecenazgo a través de la plataforma Verkami que permitirá a los que participen, no solo hacer realidad este proyecto, sino conseguir diferentes recompensas.

«Desde el momento en que decidimos ponernos manos a la obra tuvimos claro que necesitaríamos financiación externa para conseguir sacarlo adelante. La manera más efectiva y legal que conocíamos era el crowdfunding. Para ello hemos tratado que hubiera recompensas de todo tipo. Desde el agradecimiento en el libro por una contribución de 2 euros, hasta un disco de oro por 250 o el viaje a Oviedo con todos los gastos pagados para visitar los lugares más emblemáticos de la vida de Tino, conocer a los editores, comer bien y vivir una auténtica experiencia Casal por 2500. Todo eso, sin olvidar otras más convencionales, como ejemplares del libro, láminas, o bolsas de tela».

De entre todas las recompensas destaca una que ha sido donada por la propia familia: un broche que perteneció a Tino Casal.

«Es la recompensa más bestia. Contactamos con la familia para presentarles el proyecto por una cuestión de mera educación y respeto. Lo que no esperábamos era que nos hicieran entrega de un broche de Tino para ayudar a que el proyecto salga adelante. Como fans casi nos derretimos y como individuos que quieren sacar adelante un proyecto, significa que confían en nosotros y que les gusta lo que les hemos planteado y eso es todo un honor. Tanto es así, que nos fue imposible ponerle un precio. En un principio habíamos pensado en subastarlo, pero no nos parecía apropiado desligarlo del verkami. Finalmente, pensamos que sería un buen reclamo sortearlo entre los mecenas. Sin embargo, la posibilidad de que el broche acabase en manos de alguien que realmente no fuese fan de Tino nos preocupó, así que decidimos duplicar las recompensas de manera que los mecenas pudiesen escoger si desean participar o no en el sorteo».

La idea del los promotores de Oro negro es que haya una única edición del libro compuesta por 750 ejemplares y que, si es posible, se agote. Si no fuera así, se distribuirían por librerías de toda España, principalmente de Madrid, Asturias y Cataluña, «que es donde está la mayor parte de nuestros colaboradores».

En todo caso, lo importante para los impulsores del proyecto es que este homenaje sirva para recordar a Tino Casal, una figura que, según ellos, «es mucho más que un intérprete amante de la exageración y el barroquismo estéticos. Si no se profundiza, nos quedamos con lo de siempre, y con Oro negro pretendemos justo lo contrario: que todos los colaboradores pongan en valor todas las facetas de Tino, que su leyenda perdure en el tiempo tal y como se merece, pero pasándolo todo por el tamiz de cada autor, dotando al proyecto de una “heterogeneidad monográfica” que aporta riqueza y entidad a este homenaje».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
TAVO STUDIO construye la portada de Yorokobu que anuncia el Gran Reseteo
Google Arts dedica una gran exposición virtual a Frida Kahlo
Tus muertos favoritos, una colección de cromos de la que tú puedes formar parte
El póster que se escucha
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • Yo fui muy amiga de Tino y tengo un viaje a Londres en coche con el y con Fabio inolvidable plagado de anécdotas increíble,si queréis estoy a vuestra disposición

  • Bueno, yo le formé la primera banda del grupo en directo tras la grabación del disco Champoo de Huevo. Era el guitarrista y teclista de su primer grupo como Tino Casal, producido por Julian Ruiz. La primera gira fué muy especial. Tengo muchas anécdotas…………

  • Acabo de colaborar para este maravilloso proyecto, el cual estoy segura que saldrá adelante.
    Para mí, Tino Casal fue, es y será un referente indiscutible en el Arte , una gran persona y muy querido por mí.
    Tino forever!!!

  • Soy un fan de Casal (yo prefiero llamarlo así, solo Casal. Es como el se vendió durante los ochenta y como firmaba sus discos). Me encanta ver como hay gente que aún le recuerda, yo nunca le olvidé y le tengo muy presente. En mi canal de youtube (buscad Jordi Sarda) he realizado e interpretado con imágenes algunas de sus canciones. Vamos que es algo simple y humilde y que hace todo el mundo, sencillo…pero en mi caso, muy sentido.

  • Hola a todos. En su momento, no me enteré del proyecto de micromecenazgo y ahora un amigo ha sido uno de los afortunados en participar.
    He visto el libro, y es extraordinario. De buscar ejemplares, ya ni hablamos, pero sí de futuras ediciones.
    Hay alguna posibilidad de que ampliéis la tirada?
    Un abrazo

  • Soy mama de un niño de 4 años que durante su estancia en mi vientre se ha desarrollado escuchando a Tino Casal, porque para mi ha sido y será el mejor de toda la movida y música española por siempre. El caso es que mi hijo escucha la musica de cualquier canción de Casal y sonríe, En la actualidad me dice: «mami ponme la canción de trige benali»
    Me gustaria regalarle el libro de ORO NEGRO pero no se donde puedo comprarlo y si aun lo.puedo adquirir…. ya que seria un bonito y buen legado para una persona que ama la musica de Tino, tanto como yo.
    Gracias de antemano por vuestra ayuda.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies