28 de marzo 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

La tipografía facial de Beatrix Gevigney

28 de marzo 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

«La forma es la parte inferior que se eleva a la superficie». Lo dijo Víctor Hugo y la creativa francesa Beatrix Gevigney lo ha tomado como base para su nuevo proyecto tipográfico. Las letras que ella ha diseñado están inspiradas en emociones humanas verdaderas. Un abecedario como salido de dentro de los rostros que encontramos en Fubiz.
La D, según Gevigney, es de duda (dubitatif), y también son unas cejas encorvadas y unos labios volteando en sentido opuesto. La L es de lloroso (larmoyant), y requiere una boca fina y plana forzosamente cerrada, para darle su arista vertical a la letra. La R es de Rageur (enfado en francés), y los pliegues que brotan alrededor de una nariz enojada simbolizan perfectamente la parte inferior de ese símbolo alfabético. Las curvas de la S de sorpresa (surpris) giran en un rostro por sí mismas.

La autora, según describe en su presentación, tomó las esquinadas formas de la tipografía Helvetica como abono y comenzó a darle un sentido humano a ese abecedario digital.
Una persona tras otra, hasta 26, fue transformando las expresiones faciales de sus modelos en símbolos alfabéticos. Primero debía pintar meticulosamente los rostros para que no quedara ni una T sin sus vértices ni una O sin sus curvas. Lo siguiente era convencer a la personificación de su tipografía de adquirir el gesto que simbolizaba su dibujo. Por último, había que escoger la foto que hubiera cazado la letra perfecta dentro de la cara perfecta. De ahí brotaría la estructura del símbolo en sí. «Se llama Tipografía Humana (Human Type)», da por explicado el por qué Gevigney.
«Cada letra corresponde a un sentimiento», indica. «Cuando el sujeto cobra vida, la letra se pliega a la expresión de su rostro». Cuando le piden que defina las características de su nueva tipografía las medidas que ofrece son «emocional y humana».
BEAX_HUMANTYPE_A_996
BEAX_HUMANTYPE_B_996
BEAX_HUMANTYPE_C_996
BEAX_HUMANTYPE_D_996
BEAX_HUMANTYPE_E_996
BEAX_HUMANTYPE_F_996
BEAX_HUMANTYPE_G_996
BEAX_HUMANTYPE_H_996
BEAX_HUMANTYPE_I_996
BEAX_HUMANTYPE_J_996
BEAX_HUMANTYPE_K_996
BEAX_HUMANTYPE_L_996
BEAX_HUMANTYPE_M_996
BEAX_HUMANTYPE_N_996
BEAX_HUMANTYPE_O_996
BEAX_HUMANTYPE_P_996_996
BEAX_HUMANTYPE_Q_996
BEAX_HUMANTYPE_R_996
BEAX_HUMANTYPE_S_996
BEAX_HUMANTYPE_T_996
BEAX_HUMANTYPE_U_996
BEAX_HUMANTYPE_V_996
BEAX_HUMANTYPE_W_996
BEAX_HUMANTYPE_X_996
BEAX_HUMANTYPE_Y_996
BEAX_HUMANTYPE_Z_996
BEAX_HUMANTYPE_Planche_996

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

«La forma es la parte inferior que se eleva a la superficie». Lo dijo Víctor Hugo y la creativa francesa Beatrix Gevigney lo ha tomado como base para su nuevo proyecto tipográfico. Las letras que ella ha diseñado están inspiradas en emociones humanas verdaderas. Un abecedario como salido de dentro de los rostros que encontramos en Fubiz.
La D, según Gevigney, es de duda (dubitatif), y también son unas cejas encorvadas y unos labios volteando en sentido opuesto. La L es de lloroso (larmoyant), y requiere una boca fina y plana forzosamente cerrada, para darle su arista vertical a la letra. La R es de Rageur (enfado en francés), y los pliegues que brotan alrededor de una nariz enojada simbolizan perfectamente la parte inferior de ese símbolo alfabético. Las curvas de la S de sorpresa (surpris) giran en un rostro por sí mismas.

La autora, según describe en su presentación, tomó las esquinadas formas de la tipografía Helvetica como abono y comenzó a darle un sentido humano a ese abecedario digital.
Una persona tras otra, hasta 26, fue transformando las expresiones faciales de sus modelos en símbolos alfabéticos. Primero debía pintar meticulosamente los rostros para que no quedara ni una T sin sus vértices ni una O sin sus curvas. Lo siguiente era convencer a la personificación de su tipografía de adquirir el gesto que simbolizaba su dibujo. Por último, había que escoger la foto que hubiera cazado la letra perfecta dentro de la cara perfecta. De ahí brotaría la estructura del símbolo en sí. «Se llama Tipografía Humana (Human Type)», da por explicado el por qué Gevigney.
«Cada letra corresponde a un sentimiento», indica. «Cuando el sujeto cobra vida, la letra se pliega a la expresión de su rostro». Cuando le piden que defina las características de su nueva tipografía las medidas que ofrece son «emocional y humana».
BEAX_HUMANTYPE_A_996
BEAX_HUMANTYPE_B_996
BEAX_HUMANTYPE_C_996
BEAX_HUMANTYPE_D_996
BEAX_HUMANTYPE_E_996
BEAX_HUMANTYPE_F_996
BEAX_HUMANTYPE_G_996
BEAX_HUMANTYPE_H_996
BEAX_HUMANTYPE_I_996
BEAX_HUMANTYPE_J_996
BEAX_HUMANTYPE_K_996
BEAX_HUMANTYPE_L_996
BEAX_HUMANTYPE_M_996
BEAX_HUMANTYPE_N_996
BEAX_HUMANTYPE_O_996
BEAX_HUMANTYPE_P_996_996
BEAX_HUMANTYPE_Q_996
BEAX_HUMANTYPE_R_996
BEAX_HUMANTYPE_S_996
BEAX_HUMANTYPE_T_996
BEAX_HUMANTYPE_U_996
BEAX_HUMANTYPE_V_996
BEAX_HUMANTYPE_W_996
BEAX_HUMANTYPE_X_996
BEAX_HUMANTYPE_Y_996
BEAX_HUMANTYPE_Z_996
BEAX_HUMANTYPE_Planche_996

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los 5 posts más vistos de la semana
Algunas palomas son más iguales que otras
Alisios: agua de niebla para beber
Buen rollo ilustrado en 'Forgotten Colors'
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies