30 de septiembre 2016    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Tips para seres creativos que se pueden extraer de la crisis del PSOE

30 de septiembre 2016    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El Campeonato del Mundo de Autodestrucción en Tiempos Tranquilos tenía un número 1 Honoris Causa desde hace, como mínimo, una década: el F.C. Barcelona. La capacidad del club catalán de montar el quilombo cuando su situación era calma como una balsa de aceite es un fenómeno que siempre ha sido difícil de explicar.

Si los mensajes que contenían los encargos en la serie y la saga de Misión Imposible eran sorprendentes por la manera que tenían de pulverizarse tras ser leídos, lo del Barça dejó de resultar epatante por frecuente. Si el equipo blaugrana ganaba un triplete, se sabía que el desastre –ya sea en forma de cisma en la directiva, de jolgorio judicial o de salida abrupta de una estrella– era inminente. Hay un nuevo contendiente en el ring supremo de la autodestrucción cainita.

El PSOE estaba harto de que los reveses electorales le golpeasen en la cara. Dicha circunstancia, por cierto, ocurría desde bastante antes de la llegada Pedro Sánchez a la secretaría general del partido.

Sopapo electoral
Sopapo electoral

El líder del PSOE consideró adecuado convocar al Comité Federal del partido para reafirmarse en ese liderazgo. Muchas voces críticas señalaron la inconveniencia de celebrar ese encuentro en un momento político tan singular e inestable como el que vive España. Decían algo así como que era mucho lío ponerse con esas cosas cuando lo que había que hacer era formar un gobierno para España.

Sin embargo, no les pareció mucho lío ejecutar un bombardeo sobre su propio partido para descabezarlo. ¿A quién no le ocurre eso cualquier mañana tonta? ¿Hay alguien que no sepa manejar un sabotaje estructural justo después del café? Lo de formar gobierno, se queda para otro día.

De esta gran y épica juerga, como de todo en la vida, se pueden sacar enseñanzas muy valiosas. Por eso, en nuestra entrega otoñal de Coaching De Todo a Cien, os ofrecemos unos truquiconsejos  para creativos que hemos aprendido viendo cómo los cargos del PSOE se apuñalan por la espalda.

Trabajar solo es mejor

Mantener una continua vigilancia no es una tarea sencilla. Sabes que, aunque todo sean sonrisas y buenas palabras, hay algo oscuro dentro de quien te halaga. Ocurre una cosa peor: todo el mundo se da cuenta de que algo no funciona. Todos menos tú. No te fíes de las buenas palabras de los que están en tu bando. Trabaja solo porque sólo existe una certeza en la vida: tú no te harías a ti mismo una putada como la que te podría hacer Susana Díaz o el director de cuentas cabrón que te ha vendido para quedar bien con el cliente.

 

Atrincherarse es una opción

En muchas ocasiones, uno está tan seguro de la decisión que ha tomado que ni los antidisturbios le hacen eliminar esa capa de Photoshop que otorga esa textura tan resultona a la gráfica. Existen trucos como el del brazo peludo, que no es más que una artimaña para que los demás decidan por tu opción favorita pero, qué demonios, lo verdaderamente rotundo es dejar claro que el trabajo se cambia sólo si pasan por encima de tu cadáver.

El paradigma de esa teoría es el actual presidente del gobierno en funciones. Mariano Rajoy ha construido toda una trayectoria a base de echar el cerrojo y mirar cómo transcurren las estaciones al otro lado de la ventana. Si se producen circunstancias que requieren atención e intervención, el plan C es dejar que se evaporen, ya sea por caducidad o por el propio agotamiento de la situación y sus protagonista. Rajoy es el novio del olvido.

Todo pasa, esa es la enseñanza más importante del presidente en funciones. Sánchez la está cumpliendo a rajatabla y eso ha generado un circo de tal magnitud que algunos de los críticos están empezando a pensar si no se les ha ido la broma de las manos.

A veces es conveniente llevar navaja. Otras, es mejor tener un edredón bajo el que meter la cabeza. Siempre escampa.

giphy-1

La democracia es mala

Si hay una regla de oro en el mundo creativo es la siguiente: «Cuantas más personas opinen, peor».

No nos engañemos. Estas cosas ocurren porque el pueblo tiene derecho a expresarse y a opinar libremente.Un buen puñado de militantes socialistas han ejercido su derecho a no estar de acuerdo y a demoler el PSOE tal y como existía. Es la libertad, amigos.

En otros partidos no sabemos si pasan cosas, pero nos lo imaginamos. Imaginamos que Esperanza Aguirre envía cabezas de caballo muerto a Mariano Rajoy mientras que perfora con un punzón un muñeco con barba que encargó a un haitiano muy simpático de su barrio, de Malasaña. No lo sabemos con certeza, pero nos lo imaginamos. Y ahí queda la cosa: en la nebulosa de lo supuesto por obra y gracia de la falta de transparencia y de la democracia entendida a la manera popular.

Muévete con prudencia

– ¡En este momento, la única autoridad en el PSOE soy yo! – gritaba sola a las puertas de la sede de Ferraz.
– ¿Y usted es?
– ¡Soy Verónica Pérez, presidenta del Comité Federal del PSOE!
– ¿¿Quién??

¡No pasarás!
¡No pasarás!

A ver cómo explicamos esto. Supongamos que tu agencia se va a pique. Tus compañeros no saben si tienen que meter la foto de la novia y el ficus en la caja de cartón e ir dando de alta el perfil de Infojobs. Todo el mundo capta el momento, la vibración, el estado de ánimo. Menos tú. Nunca es buen momento para enarbolar un funesto «¿pero es que no sabe usted con quién está hablando?». Pero el peor, sin duda, es cuando tu Titanic personal chocó contra el iceberg hace horas Y, sobre todo, cuando casi nadie sabe con quién está hablando. ¿Verónica qué?

Relativiza los problemas

Cuando tengas problemas en el trabajo, cuando el viento sople en contra, cuando todo vaya mal, piensa en Santa Úrsula. La santa y mártir del siglo V prometió guardar su virginidad cuando se convirtió al cristianismo, pero las cosas no salieron como debían.

Tras ser recibida y bendecida en Roma por el papa Siricio (¿qué puñetero nombre es Siricio?), Úrsula emprendió camino a casa con tan mala suerte que se topó con Atila y sus hunos, hombres de escasa ética y nulo respeto por el género contrario.

Según cuenta Wikipedia, «Atila, rey de este pueblo, se enamoró de ella. La joven se resistió y, junto a otras doncellas que se negaron a entregarse a los apetitos sexuales de los bárbaros, fue martirizada». Pues bien, ¿sabéis en quién pensaba Santa Úrsula para consolarse ante tan magna desgracia? Exacto, en Pedro Sánchez.

Mantén la moral alta. Aunque las cosas te vayan muy mal, siempre hay alguien a quien le va peor.

Captura de pantalla 2016-09-30 a las 23.28.46

Relativiza los triunfos

Susana Díaz ha acariciado esta semana a su gato sentada en su sillón ejecutivo más que en el resto de las siete vidas previas del felino. La enseñanza que podemos sacar de eso es que la siguiente: por muchas palmaditas en la espalda, por muchos Oro Laus que te lleves a casa, por muchos aplausos que te dediquen, siempre hay alguien a quien le va mejor que a ti.

pYMXJ1

El Campeonato del Mundo de Autodestrucción en Tiempos Tranquilos tenía un número 1 Honoris Causa desde hace, como mínimo, una década: el F.C. Barcelona. La capacidad del club catalán de montar el quilombo cuando su situación era calma como una balsa de aceite es un fenómeno que siempre ha sido difícil de explicar.

Si los mensajes que contenían los encargos en la serie y la saga de Misión Imposible eran sorprendentes por la manera que tenían de pulverizarse tras ser leídos, lo del Barça dejó de resultar epatante por frecuente. Si el equipo blaugrana ganaba un triplete, se sabía que el desastre –ya sea en forma de cisma en la directiva, de jolgorio judicial o de salida abrupta de una estrella– era inminente. Hay un nuevo contendiente en el ring supremo de la autodestrucción cainita.

El PSOE estaba harto de que los reveses electorales le golpeasen en la cara. Dicha circunstancia, por cierto, ocurría desde bastante antes de la llegada Pedro Sánchez a la secretaría general del partido.

Sopapo electoral
Sopapo electoral

El líder del PSOE consideró adecuado convocar al Comité Federal del partido para reafirmarse en ese liderazgo. Muchas voces críticas señalaron la inconveniencia de celebrar ese encuentro en un momento político tan singular e inestable como el que vive España. Decían algo así como que era mucho lío ponerse con esas cosas cuando lo que había que hacer era formar un gobierno para España.

Sin embargo, no les pareció mucho lío ejecutar un bombardeo sobre su propio partido para descabezarlo. ¿A quién no le ocurre eso cualquier mañana tonta? ¿Hay alguien que no sepa manejar un sabotaje estructural justo después del café? Lo de formar gobierno, se queda para otro día.

De esta gran y épica juerga, como de todo en la vida, se pueden sacar enseñanzas muy valiosas. Por eso, en nuestra entrega otoñal de Coaching De Todo a Cien, os ofrecemos unos truquiconsejos  para creativos que hemos aprendido viendo cómo los cargos del PSOE se apuñalan por la espalda.

Trabajar solo es mejor

Mantener una continua vigilancia no es una tarea sencilla. Sabes que, aunque todo sean sonrisas y buenas palabras, hay algo oscuro dentro de quien te halaga. Ocurre una cosa peor: todo el mundo se da cuenta de que algo no funciona. Todos menos tú. No te fíes de las buenas palabras de los que están en tu bando. Trabaja solo porque sólo existe una certeza en la vida: tú no te harías a ti mismo una putada como la que te podría hacer Susana Díaz o el director de cuentas cabrón que te ha vendido para quedar bien con el cliente.

 

Atrincherarse es una opción

En muchas ocasiones, uno está tan seguro de la decisión que ha tomado que ni los antidisturbios le hacen eliminar esa capa de Photoshop que otorga esa textura tan resultona a la gráfica. Existen trucos como el del brazo peludo, que no es más que una artimaña para que los demás decidan por tu opción favorita pero, qué demonios, lo verdaderamente rotundo es dejar claro que el trabajo se cambia sólo si pasan por encima de tu cadáver.

El paradigma de esa teoría es el actual presidente del gobierno en funciones. Mariano Rajoy ha construido toda una trayectoria a base de echar el cerrojo y mirar cómo transcurren las estaciones al otro lado de la ventana. Si se producen circunstancias que requieren atención e intervención, el plan C es dejar que se evaporen, ya sea por caducidad o por el propio agotamiento de la situación y sus protagonista. Rajoy es el novio del olvido.

Todo pasa, esa es la enseñanza más importante del presidente en funciones. Sánchez la está cumpliendo a rajatabla y eso ha generado un circo de tal magnitud que algunos de los críticos están empezando a pensar si no se les ha ido la broma de las manos.

A veces es conveniente llevar navaja. Otras, es mejor tener un edredón bajo el que meter la cabeza. Siempre escampa.

giphy-1

La democracia es mala

Si hay una regla de oro en el mundo creativo es la siguiente: «Cuantas más personas opinen, peor».

No nos engañemos. Estas cosas ocurren porque el pueblo tiene derecho a expresarse y a opinar libremente.Un buen puñado de militantes socialistas han ejercido su derecho a no estar de acuerdo y a demoler el PSOE tal y como existía. Es la libertad, amigos.

En otros partidos no sabemos si pasan cosas, pero nos lo imaginamos. Imaginamos que Esperanza Aguirre envía cabezas de caballo muerto a Mariano Rajoy mientras que perfora con un punzón un muñeco con barba que encargó a un haitiano muy simpático de su barrio, de Malasaña. No lo sabemos con certeza, pero nos lo imaginamos. Y ahí queda la cosa: en la nebulosa de lo supuesto por obra y gracia de la falta de transparencia y de la democracia entendida a la manera popular.

Muévete con prudencia

– ¡En este momento, la única autoridad en el PSOE soy yo! – gritaba sola a las puertas de la sede de Ferraz.
– ¿Y usted es?
– ¡Soy Verónica Pérez, presidenta del Comité Federal del PSOE!
– ¿¿Quién??

¡No pasarás!
¡No pasarás!

A ver cómo explicamos esto. Supongamos que tu agencia se va a pique. Tus compañeros no saben si tienen que meter la foto de la novia y el ficus en la caja de cartón e ir dando de alta el perfil de Infojobs. Todo el mundo capta el momento, la vibración, el estado de ánimo. Menos tú. Nunca es buen momento para enarbolar un funesto «¿pero es que no sabe usted con quién está hablando?». Pero el peor, sin duda, es cuando tu Titanic personal chocó contra el iceberg hace horas Y, sobre todo, cuando casi nadie sabe con quién está hablando. ¿Verónica qué?

Relativiza los problemas

Cuando tengas problemas en el trabajo, cuando el viento sople en contra, cuando todo vaya mal, piensa en Santa Úrsula. La santa y mártir del siglo V prometió guardar su virginidad cuando se convirtió al cristianismo, pero las cosas no salieron como debían.

Tras ser recibida y bendecida en Roma por el papa Siricio (¿qué puñetero nombre es Siricio?), Úrsula emprendió camino a casa con tan mala suerte que se topó con Atila y sus hunos, hombres de escasa ética y nulo respeto por el género contrario.

Según cuenta Wikipedia, «Atila, rey de este pueblo, se enamoró de ella. La joven se resistió y, junto a otras doncellas que se negaron a entregarse a los apetitos sexuales de los bárbaros, fue martirizada». Pues bien, ¿sabéis en quién pensaba Santa Úrsula para consolarse ante tan magna desgracia? Exacto, en Pedro Sánchez.

Mantén la moral alta. Aunque las cosas te vayan muy mal, siempre hay alguien a quien le va peor.

Captura de pantalla 2016-09-30 a las 23.28.46

Relativiza los triunfos

Susana Díaz ha acariciado esta semana a su gato sentada en su sillón ejecutivo más que en el resto de las siete vidas previas del felino. La enseñanza que podemos sacar de eso es que la siguiente: por muchas palmaditas en la espalda, por muchos Oro Laus que te lleves a casa, por muchos aplausos que te dediquen, siempre hay alguien a quien le va mejor que a ti.

pYMXJ1

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un chino roba dos mil sujetadores a sus vecinas durante un año
Rock ‘n’ Draw|PJ Harvey como instalación artística
123RF, un horizonte de 12 millones de imágenes
‘El laberinto mágico’: fotos que muestran la Guerra Civil en un lenguaje fotográfico actual
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad