buscar
14 de abril 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Tirar la basura no es tan deleznable: aumenta la creatividad

14 de abril 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Es extraño que haya miles de estudios sobre el amor (así, a ojo), pero ninguno sobre tirar la basura. Extraño porque tirar la basura (sin quejarse) es más un acto de amor que un acto de higiene. Tirar la basura de tirón (que no es lo mismo que tirarla al ojo patio) evita la fermentación de mal humor y con ello se aleja discusiones con la familia y la pareja. Tirar la basura incluso contribuye a la creatividad.

El principio de Pareto

El principio de Pareto ilustra sobre la conveniencia de tirar la basura en cuanto aparece la alerta azul o naranja (cuando los restos están a la altura de las asas anunciando desbordamiento). Pero, ¿quién es Pareto? Un sociólogo, economista y filósofo italiano, dice Wikipedia. ¿Y qué dijo? Formuló el principio que lleva su nombre también conocido como regla 80/20 y que originalmente dice:

El 20% del esfuerzo genera el 80% de los resultados

¿Qué significa? Un ejemplo: si uno tiene 100 minutos por delante para realizar una tarea, es probable que entre el cafelito, el WhatsApp, los estados de Twitter y Facebook, concluya la tarea en 20 minutos. (Posiblemente, los últimos 20 minutos).

¿Qué tiene que ver Pareto con tirar la basura?

La siguiente infografía hecha a mano intenta aclararlo:

Tirar la basura y Pareto

¿No sería lógico coger la bolsa y tirarla al contenedor sin pensarlo dos veces en vez de emplear media hora o más negándose a la tarea? Ese «siempre me toca a mí», «¿Ahora? Espera al intermedio de la peli»… Sí, sería lo lógico, pero los humanos no somos por lo general lógicos (los programas de televisión de trocitos tipo «lo mejor de la semana» reflejan un preocupante aumento de la idiotez).

Hagamos que tirar la basura sea sexy

Puede que la negativa se deba a la aversión por los olores que desprenden los restos de comida. Tampoco favorece que las ordenanzas municipales (al menos en Sevilla) obliguen a tirar la basura de noche, llueva o haga frío. Malpensando, quien va a tirar la basura sin una queja algo oculta: fuma un pitillo a escondidas o espera charlotear con la vecinita del perrito cuyo nombre desconoce, pero sabe el del perro, cuándo hace caca y cuándo le toca veterinario. Ciertamente, tirar la basura es desagradable incluso en el mundo virtual. No es raro que todo jugador de los Sims, en cuanto puede, se compra un robot para que se deshaga de la basura.

Tirar la basura no entra dentro de las parafilias. Al parecer, una patada en los testículos con una bota militar es, para muchos, más placentero que deshacerse de una bolsa. (Aseguran quienes lo han probado). Por el contrario, hay personas que declaran sentir vergüenza o reparo al ir a tirar la basura.

Para que tirar la basura resulte sexy o cuanto menos una actividad digna de mención quizá necesita una coletilla. Aquí uno recuerda la tortilla francesa de Ana Molinos:

«Mi teoría es que en un principio se llamaba solo tortilla, pero [alguien] vio que así pasaba desapercibida y como era un snob dijo: “Me voy a poner algo molón, algo chic, ya lo tengo: tortilla francesa”».

Quizá si una celebrity apareciera en el Hola tirando la basura, tal vez se pusiera de moda como en su momento las botas de campo en las fiestas de las embajadas. La imagen de Courtney Cox en Cougar Town no sirve como referente (bajo estas líneas).

Tirar la basura en Cougar Town

Basura y creatividad

Sea como sea, tirar la basura sin quejarse dos veces tiene consecuencias positivas para la creatividad (es el momento de justificar el título del artículo). Si uno no malgasta el tiempo en quejas o con negativas mentales, puede emplearlo en un acto creativo o como público atento. (¿Quién escribe o lee tranquilo pensando en «luego tiro la maldita basura»). Así que el primer beneficio es la concentración.

Otro beneficio es que tirar la basura contribuye al pensamiento lateral (el que crea asociaciones) que tiene la manía de aparecer cuando uno se aparta de la actividad que está haciendo. ¿Quién no ha tenido una idea feliz sobre un asunto mientras estaba enfrascado limpiando la encimera, echando gasolina u ordenando trastos?

Finalmente, tirar la basura puede alimentar la imaginación. Es la base del trash art.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Es extraño que haya miles de estudios sobre el amor (así, a ojo), pero ninguno sobre tirar la basura. Extraño porque tirar la basura (sin quejarse) es más un acto de amor que un acto de higiene. Tirar la basura de tirón (que no es lo mismo que tirarla al ojo patio) evita la fermentación de mal humor y con ello se aleja discusiones con la familia y la pareja. Tirar la basura incluso contribuye a la creatividad.

El principio de Pareto

El principio de Pareto ilustra sobre la conveniencia de tirar la basura en cuanto aparece la alerta azul o naranja (cuando los restos están a la altura de las asas anunciando desbordamiento). Pero, ¿quién es Pareto? Un sociólogo, economista y filósofo italiano, dice Wikipedia. ¿Y qué dijo? Formuló el principio que lleva su nombre también conocido como regla 80/20 y que originalmente dice:

El 20% del esfuerzo genera el 80% de los resultados

¿Qué significa? Un ejemplo: si uno tiene 100 minutos por delante para realizar una tarea, es probable que entre el cafelito, el WhatsApp, los estados de Twitter y Facebook, concluya la tarea en 20 minutos. (Posiblemente, los últimos 20 minutos).

¿Qué tiene que ver Pareto con tirar la basura?

La siguiente infografía hecha a mano intenta aclararlo:

Tirar la basura y Pareto

¿No sería lógico coger la bolsa y tirarla al contenedor sin pensarlo dos veces en vez de emplear media hora o más negándose a la tarea? Ese «siempre me toca a mí», «¿Ahora? Espera al intermedio de la peli»… Sí, sería lo lógico, pero los humanos no somos por lo general lógicos (los programas de televisión de trocitos tipo «lo mejor de la semana» reflejan un preocupante aumento de la idiotez).

Hagamos que tirar la basura sea sexy

Puede que la negativa se deba a la aversión por los olores que desprenden los restos de comida. Tampoco favorece que las ordenanzas municipales (al menos en Sevilla) obliguen a tirar la basura de noche, llueva o haga frío. Malpensando, quien va a tirar la basura sin una queja algo oculta: fuma un pitillo a escondidas o espera charlotear con la vecinita del perrito cuyo nombre desconoce, pero sabe el del perro, cuándo hace caca y cuándo le toca veterinario. Ciertamente, tirar la basura es desagradable incluso en el mundo virtual. No es raro que todo jugador de los Sims, en cuanto puede, se compra un robot para que se deshaga de la basura.

Tirar la basura no entra dentro de las parafilias. Al parecer, una patada en los testículos con una bota militar es, para muchos, más placentero que deshacerse de una bolsa. (Aseguran quienes lo han probado). Por el contrario, hay personas que declaran sentir vergüenza o reparo al ir a tirar la basura.

Para que tirar la basura resulte sexy o cuanto menos una actividad digna de mención quizá necesita una coletilla. Aquí uno recuerda la tortilla francesa de Ana Molinos:

«Mi teoría es que en un principio se llamaba solo tortilla, pero [alguien] vio que así pasaba desapercibida y como era un snob dijo: “Me voy a poner algo molón, algo chic, ya lo tengo: tortilla francesa”».

Quizá si una celebrity apareciera en el Hola tirando la basura, tal vez se pusiera de moda como en su momento las botas de campo en las fiestas de las embajadas. La imagen de Courtney Cox en Cougar Town no sirve como referente (bajo estas líneas).

Tirar la basura en Cougar Town

Basura y creatividad

Sea como sea, tirar la basura sin quejarse dos veces tiene consecuencias positivas para la creatividad (es el momento de justificar el título del artículo). Si uno no malgasta el tiempo en quejas o con negativas mentales, puede emplearlo en un acto creativo o como público atento. (¿Quién escribe o lee tranquilo pensando en «luego tiro la maldita basura»). Así que el primer beneficio es la concentración.

Otro beneficio es que tirar la basura contribuye al pensamiento lateral (el que crea asociaciones) que tiene la manía de aparecer cuando uno se aparta de la actividad que está haciendo. ¿Quién no ha tenido una idea feliz sobre un asunto mientras estaba enfrascado limpiando la encimera, echando gasolina u ordenando trastos?

Finalmente, tirar la basura puede alimentar la imaginación. Es la base del trash art.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Has ido alguna vez a una fiesta en una ferretería?
El viñetismo mutante de LeRaúl
Los 5 posts más vistos de la semana
El poder de la creatividad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 12
    • Ayer ví la entrevista en CNN+ a Jauregui y creo que lo que tiene que hacer el gobierno es moverse hacia delante, y no dejarse influir por el acoso a que le va a someter el PP, en este concreto sentido. Creo que hay que hacer todo lo posible para acelerar ese final. Todo.Un beso

  • Hace tiempo hicimos un cortometraje sobre este tema de tirar la basura en el que se confirma la conjetura: tirar la basura aumenta la creatividad.

    Que lo disfruten señoras y señores, y ya saben, mejor que discutir, tiren la basura… aunque sea por la ventana!!

  • Hace tiempo hicimos un cortometraje sobre este tema de tirar la basura en el que se confirma la conjetura: tirar la basura aumenta la creatividad.

    https://youtu.be/eB2zTcmWoRY

    Que lo disfruten señoras y señores, y ya saben, mejor que discutir, tiren la basura… aunque sea por la ventana!!

  • ¿Qué sería más vergonzoso, salir a tirar desnudo a tirar una bolsa de basura opaca o ir elegantemente vestido con una bolsa de basura transparente colgando de la mano?

  • Comentarios cerrados.

    f