fbpx
26 de febrero 2015    /   CINE/TV
por
 

Series con títulos de crédito minimalistas

26 de febrero 2015    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Unos buenos títulos de crédito deben introducir el género o argumento, seducir y convertirse en seña de identidad.

Mi sobrina de siete años lee en voz alta una página de Conocimiento del Medio (aún ignoro qué es) y suspira. «Ahora tengo que hacer un resumen del resumen», dice. La entiendo; ¿qué quitar y qué dejar cuando apenas hay palabras?. «Quita adjetivos», digo (mi respuesta favorita). En ocasiones, resumir es una proeza y en el caso de los títulos de crédito de una serie, un arte: concentra un universo en unos segundos.
Los títulos de crédito deben tener un propósito. (Ya vimos que el paisaje urbano puede ser evocado con distintas intenciones). Unos buenos créditos deben introducir el género o argumento, seducir y convertirse en seña de identidad. Por esto, cuanto menos tiempo en pantalla, más complejo crearlos. Así que me quitaría el sombrero (si lo tuviera) ante créditos como los de Breaking Bad o Frasier. Cumplen con los objetivos con absoluta simplicidad. Hablaremos de estos y otros crédito minimalistas.
Para hacer el listado tiro de memoria y la ayuda de algunas personas. Así que no están todos, pero los que están, lo merecen.
FRASIER
En el vídeo, las distintas pantallas de apertura de Frasier a lo largo de las once temporadas. Hay que prestar atención a los pequeños detalles.

Aún hoy, la mayoría de los títulos de crédito de las comedias de situación se parecen. Hay dos modelos: 1) fragmentos de los personajes haciendo «cosas graciosas» (Los problemas crecen, Seinfeld, etc.) y 2) imitaciones de videoclips (El príncipe de Bel Air, Friends, etc.)
Frasier es la primera comedia de situación moderna. Aquí no están los tres payasos (el listo, el que se cree listo y el que parece tonto) presentes en cientos de comedias de situación. En Frasier, todos los payasos son listos, todos son gruñones y todos hacen cosas que empañan su inteligencia.
Un argumento moderno requiere una presentación moderna. Parece diseñada por el propio Dr. Frasier Crane: elegante y directo, con los primeros compases de una orquesta de cool jazz. La silueta de Seattle esbozada con un trazo sobre fondo negro. Pequeñas animaciones acompañan a la ciudad. Cada temporada, distintas. También hay animaciones alusivas a tramas concretas (Navidades, un diluvio…). Y debajo de la ciudad: FRASIER, con una fuente estilizada, en MAYÚSCULAS: el ego del psiquiatra.
Ahí está todo dicho: Seattle agobia a Frasier: la ciudad es un purgatorio por los errores del pasado.
LOST
El crédito de apertura de Lost fue compuesto por J.J. Abrams con su portátil. Parece hecho a la ligera, y sin embargo, resume la serie del primero al último capítulo.

Sobre negro, aparece la palabra LOST. Parece creada con el diseñador de salvapantallas de Windows. Esto, que parece aficionado, está relacionado con la tecnología obsoleta que oculta la isla.
La palabra LOST avanza lento e inevitable como un peligro natural. A medida que avanza, sube el volumen del sonido inarmónico. Finalmente, la palabra LOST desaparece, dejando como sensación que nos sobrevuela. Nos queda la incertidumbre.
BREAKING BAD
Los minimalistas créditos de Breaking Bad aparecen en las listas más recientes de mejores créditos de series. Podríamos decir que quizá se deba al influjo de la historia de Vince Gilligan. En cualquier caso, los créditos de Breaking Bad son perfectos. En ellos está Walter White y Heisenberg.

Walter White: los símbolos químicos cayendo a un fondo verde cenagoso, un color feo. Cuando el plano se abre nos encontramos ante la tabla periódica. Representa la vida ordenada de Walter White. Una vida que él mismo define como mediocre.
Los símbolos [Br] y la [Ba] se apartan de la tabla. Esto sugiere cómo Walter White se aparta de su vida corriente. Las palabras que completan [Br]eaking [Ba]d muestran un aspecto sucio, gastado: es el cáncer.
Breaking Bad créditos
Finalmente, el humo que aparece por la derecha representa la cocina de la meta. Atención: humo amarillo; amarillo como los trajes NBQ que utilizan White y Pinkman para fabricar meta.
El tema musical que entra seguro y se hace por un momento apoteósico, concluye con un decaimiento, hasta la extinción. Esa era la intención de Dave Porter, el creador del tema, como relata en una amplia entrevista al Wall Street Journal.
THE GOOD WIFE
La vida de Alicia Florrick en cuatro o cinco planos. Hay que estar atentos a cómo es mostrada Florrick en los créditos de la primera temporada y los de la última.

El título aparece cortado:
The en primer lugar, (la T mayúscula y el resto, minúscula) sobre las manos entrelazadas de un hombre y una mujer,
WIFE viene después,
GOOD, en mayúsculas, aparece como una corrección. No es es «la esposa», es «la BUENA esposa». Esto es importante destacarlo: The GOOD no acompaña a WIFE en la misma línea.

The GOOD sobre
WIFE.

GOOD es una apostilla como una losa.

Las imágenes de Alicia Florrick cambian de una temporada a otra.
En la primera temporada, aparece en primer lugar Florrick dolida, con los ojos entrecerrados, la cabeza baja.
La segunda imagen de Florrick es la de la mujer que mira atrás. Ahí está la protagonista, avanzando, pero con asuntos pendientes.
The_Good_Wife
TGW La mujer que mira atrás
En la segunda temporada cambia la segunda imagen: Florrick mira de frente. Aquí va quedando el miedo atrás. Sin embargo, WIFE le marca la cara. ¿Qué quiere decir esto? Aún no es libre.
TGW cara marcada
TGW La mujer que combate sus miedos
A partir de la tercera temporada, la primera imagen muestra a Florrick de perfil, mirando al frente. Sigue el plano detalle de los ojos, luminosos, serenos, propios de una mujer que está aprendiendo a mantener su vida bajo control. Y cierra un plano de la abogada mirando al espectador, con un esbozo de sonrisa. Aquí también, acorde con la evolución del personaje, la música se acelera.
TGW Mirando sin miedo
TGW La abogada segura
Los títulos de crédito de cada temporada de The good wife son un ejemplo de amor al detalle.
BETTER CALL SAUL
El spin-off de Breaking Bad también tiene a Dave Porter como creador musical. Un tono que recuerda a la música de la la frontera con México que reconocemos por otras películas. Música desenfadada para una propuesta menos oscura que Breaking Bad.
En un único plano, la vida de Saul Goodman; la vida y el negocio.
La Estatua de la Libertad (el símbolo más reconocible de los Estados Unidos) como muñeco de aire inflado representa al negocio de Saul. Un negocio que trata de parecer cercano a los clientes que no pisarían despachos enmoquetados. (En las películas y series estadounidenses, los vendedores de coches usados y de seguros de vida tienen globos en sus despachos). El tipo de letra es el lema de Saul Goodman, diseñado con desenfado. Saul sabe que las letras clásicas y doradas espantan a sus potenciales clientes. La Justicia para Saul es un negocio.
La Estatua también representa a los gángsters que son clientes de Saul Goodman y cómo tratan las leyes. La Estatua se mece con el viento, es blanda, amoldable, puede pincharse…

 

Unos buenos títulos de crédito deben introducir el género o argumento, seducir y convertirse en seña de identidad.

Mi sobrina de siete años lee en voz alta una página de Conocimiento del Medio (aún ignoro qué es) y suspira. «Ahora tengo que hacer un resumen del resumen», dice. La entiendo; ¿qué quitar y qué dejar cuando apenas hay palabras?. «Quita adjetivos», digo (mi respuesta favorita). En ocasiones, resumir es una proeza y en el caso de los títulos de crédito de una serie, un arte: concentra un universo en unos segundos.
Los títulos de crédito deben tener un propósito. (Ya vimos que el paisaje urbano puede ser evocado con distintas intenciones). Unos buenos créditos deben introducir el género o argumento, seducir y convertirse en seña de identidad. Por esto, cuanto menos tiempo en pantalla, más complejo crearlos. Así que me quitaría el sombrero (si lo tuviera) ante créditos como los de Breaking Bad o Frasier. Cumplen con los objetivos con absoluta simplicidad. Hablaremos de estos y otros crédito minimalistas.
Para hacer el listado tiro de memoria y la ayuda de algunas personas. Así que no están todos, pero los que están, lo merecen.
FRASIER
En el vídeo, las distintas pantallas de apertura de Frasier a lo largo de las once temporadas. Hay que prestar atención a los pequeños detalles.

Aún hoy, la mayoría de los títulos de crédito de las comedias de situación se parecen. Hay dos modelos: 1) fragmentos de los personajes haciendo «cosas graciosas» (Los problemas crecen, Seinfeld, etc.) y 2) imitaciones de videoclips (El príncipe de Bel Air, Friends, etc.)
Frasier es la primera comedia de situación moderna. Aquí no están los tres payasos (el listo, el que se cree listo y el que parece tonto) presentes en cientos de comedias de situación. En Frasier, todos los payasos son listos, todos son gruñones y todos hacen cosas que empañan su inteligencia.
Un argumento moderno requiere una presentación moderna. Parece diseñada por el propio Dr. Frasier Crane: elegante y directo, con los primeros compases de una orquesta de cool jazz. La silueta de Seattle esbozada con un trazo sobre fondo negro. Pequeñas animaciones acompañan a la ciudad. Cada temporada, distintas. También hay animaciones alusivas a tramas concretas (Navidades, un diluvio…). Y debajo de la ciudad: FRASIER, con una fuente estilizada, en MAYÚSCULAS: el ego del psiquiatra.
Ahí está todo dicho: Seattle agobia a Frasier: la ciudad es un purgatorio por los errores del pasado.
LOST
El crédito de apertura de Lost fue compuesto por J.J. Abrams con su portátil. Parece hecho a la ligera, y sin embargo, resume la serie del primero al último capítulo.

Sobre negro, aparece la palabra LOST. Parece creada con el diseñador de salvapantallas de Windows. Esto, que parece aficionado, está relacionado con la tecnología obsoleta que oculta la isla.
La palabra LOST avanza lento e inevitable como un peligro natural. A medida que avanza, sube el volumen del sonido inarmónico. Finalmente, la palabra LOST desaparece, dejando como sensación que nos sobrevuela. Nos queda la incertidumbre.
BREAKING BAD
Los minimalistas créditos de Breaking Bad aparecen en las listas más recientes de mejores créditos de series. Podríamos decir que quizá se deba al influjo de la historia de Vince Gilligan. En cualquier caso, los créditos de Breaking Bad son perfectos. En ellos está Walter White y Heisenberg.

Walter White: los símbolos químicos cayendo a un fondo verde cenagoso, un color feo. Cuando el plano se abre nos encontramos ante la tabla periódica. Representa la vida ordenada de Walter White. Una vida que él mismo define como mediocre.
Los símbolos [Br] y la [Ba] se apartan de la tabla. Esto sugiere cómo Walter White se aparta de su vida corriente. Las palabras que completan [Br]eaking [Ba]d muestran un aspecto sucio, gastado: es el cáncer.
Breaking Bad créditos
Finalmente, el humo que aparece por la derecha representa la cocina de la meta. Atención: humo amarillo; amarillo como los trajes NBQ que utilizan White y Pinkman para fabricar meta.
El tema musical que entra seguro y se hace por un momento apoteósico, concluye con un decaimiento, hasta la extinción. Esa era la intención de Dave Porter, el creador del tema, como relata en una amplia entrevista al Wall Street Journal.
THE GOOD WIFE
La vida de Alicia Florrick en cuatro o cinco planos. Hay que estar atentos a cómo es mostrada Florrick en los créditos de la primera temporada y los de la última.

El título aparece cortado:
The en primer lugar, (la T mayúscula y el resto, minúscula) sobre las manos entrelazadas de un hombre y una mujer,
WIFE viene después,
GOOD, en mayúsculas, aparece como una corrección. No es es «la esposa», es «la BUENA esposa». Esto es importante destacarlo: The GOOD no acompaña a WIFE en la misma línea.

The GOOD sobre
WIFE.

GOOD es una apostilla como una losa.

Las imágenes de Alicia Florrick cambian de una temporada a otra.
En la primera temporada, aparece en primer lugar Florrick dolida, con los ojos entrecerrados, la cabeza baja.
La segunda imagen de Florrick es la de la mujer que mira atrás. Ahí está la protagonista, avanzando, pero con asuntos pendientes.
The_Good_Wife
TGW La mujer que mira atrás
En la segunda temporada cambia la segunda imagen: Florrick mira de frente. Aquí va quedando el miedo atrás. Sin embargo, WIFE le marca la cara. ¿Qué quiere decir esto? Aún no es libre.
TGW cara marcada
TGW La mujer que combate sus miedos
A partir de la tercera temporada, la primera imagen muestra a Florrick de perfil, mirando al frente. Sigue el plano detalle de los ojos, luminosos, serenos, propios de una mujer que está aprendiendo a mantener su vida bajo control. Y cierra un plano de la abogada mirando al espectador, con un esbozo de sonrisa. Aquí también, acorde con la evolución del personaje, la música se acelera.
TGW Mirando sin miedo
TGW La abogada segura
Los títulos de crédito de cada temporada de The good wife son un ejemplo de amor al detalle.
BETTER CALL SAUL
El spin-off de Breaking Bad también tiene a Dave Porter como creador musical. Un tono que recuerda a la música de la la frontera con México que reconocemos por otras películas. Música desenfadada para una propuesta menos oscura que Breaking Bad.
En un único plano, la vida de Saul Goodman; la vida y el negocio.
La Estatua de la Libertad (el símbolo más reconocible de los Estados Unidos) como muñeco de aire inflado representa al negocio de Saul. Un negocio que trata de parecer cercano a los clientes que no pisarían despachos enmoquetados. (En las películas y series estadounidenses, los vendedores de coches usados y de seguros de vida tienen globos en sus despachos). El tipo de letra es el lema de Saul Goodman, diseñado con desenfado. Saul sabe que las letras clásicas y doradas espantan a sus potenciales clientes. La Justicia para Saul es un negocio.
La Estatua también representa a los gángsters que son clientes de Saul Goodman y cómo tratan las leyes. La Estatua se mece con el viento, es blanda, amoldable, puede pincharse…

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Kubrick recreó en ‘El resplandor’ planos de las películas que le gustaban
Historia y derroche: grandes construcciones abandonadas en Berlín
El abogado que se tiró de la planta 24 y Downton Abbey
Iron Sky 2: los fans como productores de cine
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *