BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
26 de septiembre 2014    /   BRANDED CONTENT
 

Todos somos viajeros del tiempo

26 de septiembre 2014    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

Partamos de la base de que todos somos viajeros del tiempo, pero la cuarta dimensión es una medida humana que solo corre hacia delante, nunca atrás. Es imposible volver a nuestros años mozos, la única forma de movernos es ir a la senectud. Dicho esto, nuestra mente es capaz de cosas maravillosas. Aunque no sea cierto eso de que solo usamos el 10% de nuestra capacidad cerebral, la verdad es que es capaz tanto de retraernos al pasado como de mandarnos al futuro. Y aquí entra la hipnosis e Ikea.

Como ya os contamos, la cadena de muebles sueca ha contratado al hipnotista Justin Tranz para hacer lo suyo a parejas que andaban de compras por una de las tiendas Ikea. Y los agraciados fueron Jeff y Beth, a los que envía de regreso al futuro. Una suerte de Michael J. Fox con una cama llamada Fjellse en lugar de un Delorean.
Para ello les induce un estado sonámbulo y les indica más o menos lo que tienen que hacer. Con un chasquido de dedos, Jeff se levanta de la cama y le pide a Beth, de una forma relativamente poco romántica, si quiere casarse con él. Luego le ponen un chaval actor en un lecho, al que Jeff tiene que arropar y contar cómo se hacen los bebés, para luego transformarlo en un adolescente cabreado con una insufrible guitarra eléctrica.
Beth acaba el vídeo con la reflexión de que esta experiencia les puede dar una idea de cómo será su vida en el futuro. Jeff asegura que será un buen padre. Como la única forma de movernos en el tiempo es hacia la senectud, es muy probable que esta pareja compruebe si sus sensaciones son ciertas, pero lo único que es seguro es que podrán comer unas albóndigas suecas en su Ikea más cercano.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

Partamos de la base de que todos somos viajeros del tiempo, pero la cuarta dimensión es una medida humana que solo corre hacia delante, nunca atrás. Es imposible volver a nuestros años mozos, la única forma de movernos es ir a la senectud. Dicho esto, nuestra mente es capaz de cosas maravillosas. Aunque no sea cierto eso de que solo usamos el 10% de nuestra capacidad cerebral, la verdad es que es capaz tanto de retraernos al pasado como de mandarnos al futuro. Y aquí entra la hipnosis e Ikea.

Como ya os contamos, la cadena de muebles sueca ha contratado al hipnotista Justin Tranz para hacer lo suyo a parejas que andaban de compras por una de las tiendas Ikea. Y los agraciados fueron Jeff y Beth, a los que envía de regreso al futuro. Una suerte de Michael J. Fox con una cama llamada Fjellse en lugar de un Delorean.
Para ello les induce un estado sonámbulo y les indica más o menos lo que tienen que hacer. Con un chasquido de dedos, Jeff se levanta de la cama y le pide a Beth, de una forma relativamente poco romántica, si quiere casarse con él. Luego le ponen un chaval actor en un lecho, al que Jeff tiene que arropar y contar cómo se hacen los bebés, para luego transformarlo en un adolescente cabreado con una insufrible guitarra eléctrica.
Beth acaba el vídeo con la reflexión de que esta experiencia les puede dar una idea de cómo será su vida en el futuro. Jeff asegura que será un buen padre. Como la única forma de movernos en el tiempo es hacia la senectud, es muy probable que esta pareja compruebe si sus sensaciones son ciertas, pero lo único que es seguro es que podrán comer unas albóndigas suecas en su Ikea más cercano.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Muji, la no-marca que quiere inyectar belleza en el día a día de las personas
Aquí lo tenéis, malditos
Kodo Nishimura, el monje budista, maquillador y que usa tacones
Minecraft y los límites de la imaginación
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp