fbpx
24 de enero 2017    /   BUSINESS
por
 

El origen extremeño de la tortilla de patatas

24 de enero 2017    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Se la conoce como tortilla española aunque la patata, su principal ingrediente junto al huevo, no llegó hasta a nuestro país hasta el siglo XVI. Hasta hace poco se pensaba que la receta surgió durante las guerras carlistas, pero el estudio de un científico del CSIC revela que fue en Villanueva de la Serena (Badajoz) donde se cocinó la primera tortilla de patatas a finales del XVIII.

Hace unos años, y fruto de sus investigaciones, el profesor titular del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC Javier López Linage publicaba el libro La patata en España. Historia y Agroecología del Tubérculo Andino, en una edición del Ministerio de Medio Ambiente, Marino y Rural.

«En él incluye el documento que relaciona el origen de lo que hoy es la tortilla de patatas con el villanovense D. José Tena Godoy y Malfeito, abogado y fisiócrata». Según Antonio Barrantes, maestro jubilado y recientemente nombrado cronista oficial de la ciudad por el Ayuntamiento de Villanueva, Tena Godoy publica en el Seminario de Agricultura y Arte (Tomo IV, número 85, páginas 111-12), «una experiencia llevada a cabo en La Serena en 1798 que, con el fin de ahorrar harina de trigo, muy escasa y cara en aquel momento, consistía en mezclar agua, harina y levadura con patata. Su objetivo, elaborar pan de patata».

carta-sobre-el-pan-de-patata

portada-revista

Una vez hechas tortitas con la masa, estas se pasaban por la sartén en lugar de hornearlas. La reacción de los que lo probaron la contaba así el propio Tena Godoy:

Yo no puedo ponderar a vuesas mercedes la admiración que causó a todos los que estaban presentes haber visto lo que crecía la masa en la sartén y el gusto y delicadeza que sacó después de frita. Todas las señoras votaron que de esta masa, particularmente si se mezclaba con huevo, se haría la más excelente fruta de sartén [ ]

El documento se convierte así en el primero en hablar de una receta similar a la típica tortilla de patatas. Con él, el origen del popular plato se trasladaba a la localidad pacense desde tierras navarras. «Tradicionalmente se ha venido afirmando que fue Tomás de Zumalacárregui el que dio pie a la invención de plato. Ante la problemática de alimentar a su numerosa tropa acantonada en Navarra, el general carlista buscó la solución en introducir la patata en la alimentación de sus soldados, cocinadas de diversas maneras, e incluso revuelta con huevos».

Aunque antes de Zumalacárregui, otros navarros ya habían probado una suerte de tortilla de patatas: «En el año 1956, D. José María Iribarren publica en la revista Príncipe de Viana, un artículo titulado El comer, el vestir y la vida de los navarros de 1817, a través de un memorial de La Ratonera». Barrantes hace referencia al cuaderno que recogía las peticiones que los habitantes de la zona realizaban a las Cortes navarras, escribiéndolas en un papel que seguidamente se introducía por la rendija de la puerta del local donde aquellas se reunían. Entre las quejas por las pésimas condiciones en las que vivían los labradores de aquellos lares, el citado memorial incluía una receta en la que los huevos se mezclaban con atapurres (pan) y patatas.

En todo caso, tanto la tortilla de aquellos labradores navarros como la de Zumalacárregui serían posteriores a la que se realizó en Villanueva de la Serena a finales del XVIII. Desde la publicación del estudio de López Linage, el pueblo extremeño no ha desaprovechado la oportunidad de dar a conocer su relación con el origen de uno de los platos más tradicionales de la cocina española: «Se trataba de un hecho relevante para nuestra ciudad y más después de que ha sido confirmado por fuentes de toda solvencia», comentaba el alcalde, Miguel Ángel Gallardo, en el acto de presentación del libro del científicoDe ahí que cada primavera se celebre la denominada Feria de la Tortilla que consiste en diversos actos festivos, culturales y, por supuesto, culinarios en torno a la tortilla de patatas.

Barrantes, sin embargo, rehúsa calificar al plato como típico de la restauración villanovense: «No podemos considerarla como plato típico o único de nuestra gastronomía por ser un plato universal y que se puede degustar en cualquier rincón de España. La tortilla, como los grandes descubrimientos, se debe a una intuición, una casualidad, que afortunadamente, tuvo lugar en Villanueva de la Serena», concluye.

Se la conoce como tortilla española aunque la patata, su principal ingrediente junto al huevo, no llegó hasta a nuestro país hasta el siglo XVI. Hasta hace poco se pensaba que la receta surgió durante las guerras carlistas, pero el estudio de un científico del CSIC revela que fue en Villanueva de la Serena (Badajoz) donde se cocinó la primera tortilla de patatas a finales del XVIII.

Hace unos años, y fruto de sus investigaciones, el profesor titular del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC Javier López Linage publicaba el libro La patata en España. Historia y Agroecología del Tubérculo Andino, en una edición del Ministerio de Medio Ambiente, Marino y Rural.

«En él incluye el documento que relaciona el origen de lo que hoy es la tortilla de patatas con el villanovense D. José Tena Godoy y Malfeito, abogado y fisiócrata». Según Antonio Barrantes, maestro jubilado y recientemente nombrado cronista oficial de la ciudad por el Ayuntamiento de Villanueva, Tena Godoy publica en el Seminario de Agricultura y Arte (Tomo IV, número 85, páginas 111-12), «una experiencia llevada a cabo en La Serena en 1798 que, con el fin de ahorrar harina de trigo, muy escasa y cara en aquel momento, consistía en mezclar agua, harina y levadura con patata. Su objetivo, elaborar pan de patata».

carta-sobre-el-pan-de-patata

portada-revista

Una vez hechas tortitas con la masa, estas se pasaban por la sartén en lugar de hornearlas. La reacción de los que lo probaron la contaba así el propio Tena Godoy:

Yo no puedo ponderar a vuesas mercedes la admiración que causó a todos los que estaban presentes haber visto lo que crecía la masa en la sartén y el gusto y delicadeza que sacó después de frita. Todas las señoras votaron que de esta masa, particularmente si se mezclaba con huevo, se haría la más excelente fruta de sartén [ ]

El documento se convierte así en el primero en hablar de una receta similar a la típica tortilla de patatas. Con él, el origen del popular plato se trasladaba a la localidad pacense desde tierras navarras. «Tradicionalmente se ha venido afirmando que fue Tomás de Zumalacárregui el que dio pie a la invención de plato. Ante la problemática de alimentar a su numerosa tropa acantonada en Navarra, el general carlista buscó la solución en introducir la patata en la alimentación de sus soldados, cocinadas de diversas maneras, e incluso revuelta con huevos».

Aunque antes de Zumalacárregui, otros navarros ya habían probado una suerte de tortilla de patatas: «En el año 1956, D. José María Iribarren publica en la revista Príncipe de Viana, un artículo titulado El comer, el vestir y la vida de los navarros de 1817, a través de un memorial de La Ratonera». Barrantes hace referencia al cuaderno que recogía las peticiones que los habitantes de la zona realizaban a las Cortes navarras, escribiéndolas en un papel que seguidamente se introducía por la rendija de la puerta del local donde aquellas se reunían. Entre las quejas por las pésimas condiciones en las que vivían los labradores de aquellos lares, el citado memorial incluía una receta en la que los huevos se mezclaban con atapurres (pan) y patatas.

En todo caso, tanto la tortilla de aquellos labradores navarros como la de Zumalacárregui serían posteriores a la que se realizó en Villanueva de la Serena a finales del XVIII. Desde la publicación del estudio de López Linage, el pueblo extremeño no ha desaprovechado la oportunidad de dar a conocer su relación con el origen de uno de los platos más tradicionales de la cocina española: «Se trataba de un hecho relevante para nuestra ciudad y más después de que ha sido confirmado por fuentes de toda solvencia», comentaba el alcalde, Miguel Ángel Gallardo, en el acto de presentación del libro del científicoDe ahí que cada primavera se celebre la denominada Feria de la Tortilla que consiste en diversos actos festivos, culturales y, por supuesto, culinarios en torno a la tortilla de patatas.

Barrantes, sin embargo, rehúsa calificar al plato como típico de la restauración villanovense: «No podemos considerarla como plato típico o único de nuestra gastronomía por ser un plato universal y que se puede degustar en cualquier rincón de España. La tortilla, como los grandes descubrimientos, se debe a una intuición, una casualidad, que afortunadamente, tuvo lugar en Villanueva de la Serena», concluye.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Carcaboso: el municipio extremeño que renunció a ser un pueblo más
Carisma: no se nace, se hace (y cómo lo aprendió Steve Jobs)
¿Progresista? ¿Conservador? Depende de cómo tu cerebro gestione el miedo y la incertidumbre
Salvador Dalí: la relación con los periodistas del artista más entrevistado de la historia
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *