Publicado: 22 de diciembre 2023 10:57  /   Logo School
por
Ilustración  Rocío Cañero

Traductor simultáneo: Palabra (caló) de Lola Flores

Logo School

Publicado: 22 de diciembre 2023 10:57  /   Logo School     por        Ilustración  Rocío Cañero
Compártelo twitter facebook whatsapp
palabras calo lola flores

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.

Lola no era gitana, pero defendió a esta raza con todo el poderío que le corría por las venas, y eso, hablando de la Faraona, es mucho aje y mucho lerele.

Normal que en sus coplas se colaran palabras del caló, que es la lengua que hablan los gitanos en España, Francia y Portugal. Quienes pintamos canas conocemos muchas de ellas y damos por hecho que las generaciones posteriores también. Pero haced la prueba y preguntad a vuestros chiquillos de 15 años, por ejemplo, qué es un churumbel. Que os vais a reír lo tengo claro, pero no hagáis sangre. Recordad por qué razón existe este traductor, queridos boomer (entre los que me hallo).

Poneos la bata de cola y el bordado mantón, que vamos a hacer un repaso por tres de las canciones más conocidas de Lola Flores. Porque aquí van cuatro palabrejas que demuestran que boomers y Z pueden ser igual de ignorantes cuando hablamos de la lengua romaní. ¡Al lío!

Artículo relacionado

palabras calo lola flores

Parné: «¡Mardito parné, que por su curpita dejaste al gitano que fue tu querer», se lamentaba María de la O en boca de Lola Flores. Y es que el dinero, que eso es lo que es el parné, no da la felicidad (pero ayuda, todo hay que decirlo).

Clisos: Y ya que estamos con María de la O, ¿qué es lo que más recordaba del gitano que fue su querer? Lo mismo en lo que nos fijamos muchas al mirar al churri por primera vez: los ojos.

Undivé: Esta os suena, jóvenes padawans, que ya se ha encargado la Rosalía de ponerla en vuestras boquitas con el Malamente («Aunque no esté bonita la noche, Undivé, voy a salir pa la calle»). Era su guiño a la Faraona, que ya cantó en su famoso Lerele eso de «Vengo del templo de Salomón, traigo las leyes del faraón, me manda Undivé»: Undivé es como los gitanos llaman a Dios. ¡Ay, Undivé!, qué cosas.

Ducas: «Y yo pasándolas ducas si no viene a mi ventana», cantaba la Faraona en Dolores, ay mi Dolores. «Y por más ducas, por más duquelas, de esta pena mía remedio no encuentro», hacía lo propio Rosalía en Reniego. La cosa es sufrir, porque eso son las ducas: las penas, las tribulaciones y los trabajos.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.

Lola no era gitana, pero defendió a esta raza con todo el poderío que le corría por las venas, y eso, hablando de la Faraona, es mucho aje y mucho lerele.

Normal que en sus coplas se colaran palabras del caló, que es la lengua que hablan los gitanos en España, Francia y Portugal. Quienes pintamos canas conocemos muchas de ellas y damos por hecho que las generaciones posteriores también. Pero haced la prueba y preguntad a vuestros chiquillos de 15 años, por ejemplo, qué es un churumbel. Que os vais a reír lo tengo claro, pero no hagáis sangre. Recordad por qué razón existe este traductor, queridos boomer (entre los que me hallo).

Poneos la bata de cola y el bordado mantón, que vamos a hacer un repaso por tres de las canciones más conocidas de Lola Flores. Porque aquí van cuatro palabrejas que demuestran que boomers y Z pueden ser igual de ignorantes cuando hablamos de la lengua romaní. ¡Al lío!

palabras calo lola flores

Parné: «¡Mardito parné, que por su curpita dejaste al gitano que fue tu querer», se lamentaba María de la O en boca de Lola Flores. Y es que el dinero, que eso es lo que es el parné, no da la felicidad (pero ayuda, todo hay que decirlo).

Artículo relacionado

Clisos: Y ya que estamos con María de la O, ¿qué es lo que más recordaba del gitano que fue su querer? Lo mismo en lo que nos fijamos muchas al mirar al churri por primera vez: los ojos.

Undivé: Esta os suena, jóvenes padawans, que ya se ha encargado la Rosalía de ponerla en vuestras boquitas con el Malamente («Aunque no esté bonita la noche, Undivé, voy a salir pa la calle»). Era su guiño a la Faraona, que ya cantó en su famoso Lerele eso de «Vengo del templo de Salomón, traigo las leyes del faraón, me manda Undivé»: Undivé es como los gitanos llaman a Dios. ¡Ay, Undivé!, qué cosas.

Ducas: «Y yo pasándolas ducas si no viene a mi ventana», cantaba la Faraona en Dolores, ay mi Dolores. «Y por más ducas, por más duquelas, de esta pena mía remedio no encuentro», hacía lo propio Rosalía en Reniego. La cosa es sufrir, porque eso son las ducas: las penas, las tribulaciones y los trabajos.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El matrimonio que vive hoy en la época victoriana
¿Qué pasaría en la vida real si te comportases como Clint Eastwood en un wéstern?
El menú de la última cena
Lady Gaga visto por los ojos de Seth Godin
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp