fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
18 de enero 2017    /   BRANDED CONTENT
 

TreeWifi: wifi gratis para los ciudadanos que mantienen limpio el aire

18 de enero 2017    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Las grandes ciudades están dejando de respirar. El proceso es reversible y sólo requiere cambiar un buen número de hábitos de movilidad y consumo de los ciudadanos. Nada más y nada menos. Joris Lam tiene un plan para hacerlo posible. Este holandés ha creado TreeWifi, un proyecto tecnológico que trata de conseguir que los ciudadanos cuiden el aire que respiran a cambio de wifi gratis.

TreeWifi ofrece conexión inalámbrica gratuita a los ciudadanos siempre que los niveles de contaminación atmosférica sean bajos. La idea se materializa en un dispositivo que se asemeja estéticamente a una casa para pájaros y que, mediante sensores, es capaz de medir la cantidad de gases contaminantes en la atmósfera. Aunque aún no admiten que los pájaros residan en ellas.

Los sensores convencionales son enormes armatostes que, a un precio mucho más alto que estas cajas, ofrecen resultados algo más precisos que TreeWifi. Lo que propone la invención de Joris Lam es la proliferación de pequeñas estaciones medidoras, casi tan precisas como las actuales y a un precio aproximado de 200 euros, ya que los componentes electrónicos de la máquina son de bajo coste.

Además, el incentivo de la conexión gratuita puede ser un impulso para la rápida distribución de los dispositivos, sobre todo por zonas de mucha afluencia de personas.

«Podemos medir la calidad del aire en muchos lugares de la ciudad y los datos estarían disponibles públicamente», explica Joris Lam. El propósito pasa también por que la disponibilidad de esta información sirva como elemento para concienciar a los ciudadanos que, gracias al color de las pajareras, podrían saber si el aire que respiran se mantiene a niveles aceptables. Además, «cuando te conectas, el TreeWifi te da información sobre la calidad del aire en tu calle y consejos acerca de cómo mejorarla».

1024x512-02

TreeWifi, que se ha instalado como experiencia piloto en algunos puntos de Amsterdam, mide por defecto sólo el nivel de dióxido de nitrógeno en la atmósfera. «Creemos que ese es un buen indicador de los contaminantes perjudiciales para la salud». Sin embargo, el sistema es abierto y permite que se le añadan nuevos sensores para medir otro tipo específico de sustancias.

Joris Lam destaca que ya se están tomando medidas contra la contaminación en ciudades como París o Madrid. Sin embargo, la adopción de esas medidas y su comunicación suele venir acompañada de frustración o enfado por parte de los ciudadanos. «El problema es que el gobierno es el que mide la contaminación y luego dice a los ciudadanos que no conduzcan. Pensamos que si creas herramientas para que todo el mundo pueda ver la contaminación con sus propios ojos, es posible que no sean necesarias estas medidas».

1024x512-03

1024x512-05

Las grandes ciudades están dejando de respirar. El proceso es reversible y sólo requiere cambiar un buen número de hábitos de movilidad y consumo de los ciudadanos. Nada más y nada menos. Joris Lam tiene un plan para hacerlo posible. Este holandés ha creado TreeWifi, un proyecto tecnológico que trata de conseguir que los ciudadanos cuiden el aire que respiran a cambio de wifi gratis.

TreeWifi ofrece conexión inalámbrica gratuita a los ciudadanos siempre que los niveles de contaminación atmosférica sean bajos. La idea se materializa en un dispositivo que se asemeja estéticamente a una casa para pájaros y que, mediante sensores, es capaz de medir la cantidad de gases contaminantes en la atmósfera. Aunque aún no admiten que los pájaros residan en ellas.

Los sensores convencionales son enormes armatostes que, a un precio mucho más alto que estas cajas, ofrecen resultados algo más precisos que TreeWifi. Lo que propone la invención de Joris Lam es la proliferación de pequeñas estaciones medidoras, casi tan precisas como las actuales y a un precio aproximado de 200 euros, ya que los componentes electrónicos de la máquina son de bajo coste.

Además, el incentivo de la conexión gratuita puede ser un impulso para la rápida distribución de los dispositivos, sobre todo por zonas de mucha afluencia de personas.

«Podemos medir la calidad del aire en muchos lugares de la ciudad y los datos estarían disponibles públicamente», explica Joris Lam. El propósito pasa también por que la disponibilidad de esta información sirva como elemento para concienciar a los ciudadanos que, gracias al color de las pajareras, podrían saber si el aire que respiran se mantiene a niveles aceptables. Además, «cuando te conectas, el TreeWifi te da información sobre la calidad del aire en tu calle y consejos acerca de cómo mejorarla».

1024x512-02

TreeWifi, que se ha instalado como experiencia piloto en algunos puntos de Amsterdam, mide por defecto sólo el nivel de dióxido de nitrógeno en la atmósfera. «Creemos que ese es un buen indicador de los contaminantes perjudiciales para la salud». Sin embargo, el sistema es abierto y permite que se le añadan nuevos sensores para medir otro tipo específico de sustancias.

Joris Lam destaca que ya se están tomando medidas contra la contaminación en ciudades como París o Madrid. Sin embargo, la adopción de esas medidas y su comunicación suele venir acompañada de frustración o enfado por parte de los ciudadanos. «El problema es que el gobierno es el que mide la contaminación y luego dice a los ciudadanos que no conduzcan. Pensamos que si creas herramientas para que todo el mundo pueda ver la contaminación con sus propios ojos, es posible que no sean necesarias estas medidas».

1024x512-03

1024x512-05

Compártelo twitter facebook whatsapp
Sacad vuestras tetas, entramos al cine
El origen de los dichos: Estar en Babia
Un jardín encima del autobús
A los blogs les sobra paja
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *