10 de octubre 2023    /   BRANDED CONTENT
 

10 de octubre 2023    /   BRANDED CONTENT              
twitter facebook whatsapp

En estas últimas tres décadas, Renault Clio ha sido y es un referente para los conductores. Por eso es tan fácil encontrar conductores de Clio de cualquier generación: desde boomers hasta zetas, pasando por los milenials. Pero ¿cuál es la experiencia de cada uno de ellos con Clio?

Lucía Cervera, 21 años, estudiante de Odontología

Tres generaciones Clio

Dicen que a los de su generación no les gusta tanto conducir como a los miembros de las anteriores, pero ese no es el caso de Lucía. A ella le encanta ponerse al volante y por eso, en cuanto cumplió los 18, se apuntó a la autoescuela para sacarse el carné.

Y ahora que, por fin, está a punto de comprarse su primer coche lo tiene claro: en breve estrenará su Renault Clio E-tech full hybrid. En su elección ha contribuido el componente nostálgico: fueron muchos los viajes en el Renault Clio de sus padres cuando era pequeña.

Pero también ha habido otras razones mucho más pragmáticas y que demuestran el compromiso de jóvenes como Lucía. Entre ellas, el saber que su próximo coche emite apenas 93 g/Km de CO2, un nivel excelente dentro de su categoría.

Elena Blázquez, 40 años, profesora de español 

Tres generaciones Clio

Elena fue la primera que tuvo coche en su pandilla: un Clio, por supuesto. Las primeras salidas de su grupo de amigos fueron a bordo de Guindilla, mote que su dueña le endosó desde el primer momento, nada más ver su flamante carrocería roja en el concesionario.

Ahora Elena vive en China, donde da clases de español, pero, pese a sus más de 20 años, Guindilla sigue en activo en casa de sus padres, en Castellón: «Lo utiliza mi hermano, de vez en cuando, para pequeños trayectos».

Tomás López, 60 años, profesor de universidad 

Tres generaciones Clio

Cuenta Tomás que el viejo Supercinco que le legó su hermano mayor le dio mucho juego. Así que cuando le llegó la hora de pensar en renovar el coche, lo tuvo claro: su elección no podía ser otra que el recién lanzado Renault Clio, «el heredero» de aquel mítico vehículo.

Para él, confiesa, aquel cambio supuso dar «el gran salto». «Brillante, con olor a coche nuevo, con el climatizador incorporado y la palanca pequeña que lo hacía mucho más deportivo…¡Ahora era el chófer más molón de mi grupo de amigos!».

Entre sus recuerdos no puede faltar la radio extraíble «sonando a todo trapo por la carretera de Barcelona». Ni, por supuesto, el techo solar: «Era ir con un descapotable cuando íbamos por la Castellana!».

twitter facebook

En estas últimas tres décadas, Renault Clio ha sido y es un referente para los conductores. Por eso es tan fácil encontrar conductores de Clio de cualquier generación: desde boomers hasta zetas, pasando por los milenials. Pero ¿cuál es la experiencia de cada uno de ellos con Clio?

Lucía Cervera, 21 años, estudiante de Odontología

Tres generaciones Clio

Dicen que a los de su generación no les gusta tanto conducir como a los miembros de las anteriores, pero ese no es el caso de Lucía. A ella le encanta ponerse al volante y por eso, en cuanto cumplió los 18, se apuntó a la autoescuela para sacarse el carné.

Y ahora que, por fin, está a punto de comprarse su primer coche lo tiene claro: en breve estrenará su Renault Clio E-tech full hybrid. En su elección ha contribuido el componente nostálgico: fueron muchos los viajes en el Renault Clio de sus padres cuando era pequeña.

Pero también ha habido otras razones mucho más pragmáticas y que demuestran el compromiso de jóvenes como Lucía. Entre ellas, el saber que su próximo coche emite apenas 93 g/Km de CO2, un nivel excelente dentro de su categoría.

Elena Blázquez, 40 años, profesora de español 

Tres generaciones Clio

Elena fue la primera que tuvo coche en su pandilla: un Clio, por supuesto. Las primeras salidas de su grupo de amigos fueron a bordo de Guindilla, mote que su dueña le endosó desde el primer momento, nada más ver su flamante carrocería roja en el concesionario.

Ahora Elena vive en China, donde da clases de español, pero, pese a sus más de 20 años, Guindilla sigue en activo en casa de sus padres, en Castellón: «Lo utiliza mi hermano, de vez en cuando, para pequeños trayectos».

Tomás López, 60 años, profesor de universidad 

Tres generaciones Clio

Cuenta Tomás que el viejo Supercinco que le legó su hermano mayor le dio mucho juego. Así que cuando le llegó la hora de pensar en renovar el coche, lo tuvo claro: su elección no podía ser otra que el recién lanzado Renault Clio, «el heredero» de aquel mítico vehículo.

Para él, confiesa, aquel cambio supuso dar «el gran salto». «Brillante, con olor a coche nuevo, con el climatizador incorporado y la palanca pequeña que lo hacía mucho más deportivo…¡Ahora era el chófer más molón de mi grupo de amigos!».

Entre sus recuerdos no puede faltar la radio extraíble «sonando a todo trapo por la carretera de Barcelona». Ni, por supuesto, el techo solar: «Era ir con un descapotable cuando íbamos por la Castellana!».

Hay unos chalados que te pagan por hacer ejercicio
Bram Vanhaeren: Cómo retratar la energía pura
Creatividad sin esperanza ni desesperación
La portada de puzzle de Yorokobu
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp