26 de septiembre 2012    /   CINE/TV
por
 

Troma, casi 40 años de cine independiente ahora en YouTube

26 de septiembre 2012    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¿Recordáis aquél capítulo de Los Simpson en el que Homer tiene una idea para un guión? Trata sobre un robot que es profesor de autoescuela y viaja a través del tiempo. Su mejor amigo es una tarta parlante. El guión de Homer podría perfectamente formar parte del catálogo de Troma Entertainment, la factoría de cine de serie B famosa por sus películas llenas de sexo, violencia, humor negro, actuaciones muy forzadas y líquidos viscosos multicolores salpicando por todas partes. Comprobémoslo echando un vistazo a los argumentos de algunas de sus películas más célebres:

“Un terremoto deja en ruinas la costa de California, las playas se ven sumidas en un absoluto caos. Un grupo de surfistas neonazis lucha contra otras bandas de surfistas para controlar las playas, matando durante sus fechorías a un chico que está corriendo por la playa sin meterse con nadie. Su madre al enterarse jura venganza, se escapa del asilo donde está internada y, cargada de armas y a lomos de una Harley-Davidson, se enfrenta a los nazis en una orgía de sangre” (Los surfistas nazis deben morir).

“La mafia asesina a los actores de una compañía de teatro japonés Kabuki que están actuando en Nueva York. Un policía que está presente, recibe un beso por parte de uno de los actores que le confiere los poderes del Kabuki (sí, del Kabuki). El policía se convierte a partir de entonces en Sargento Kabukiman, una especie de superhéroe del país del sol naciente que tendrá que luchar, utilizando armas inverosímiles como palillos termoguiados o sombrillas lanzagranadas, contra un supervillano que quiere esclavizar a la humanidad” (Sgt. Kabukiman, N.Y.P.D.).

“Un establecimiento de pollo frito propiedad de una cadena de comida rápida construido sobre un cementerio indio es aterrorizado por los zombis de los millones de pollos que han pasado por sus mataderos ayudados por los espíritus cabreados de los indios. Un tío medio retrasado, su exnovia lesbiana y una cocinera que lleva burka intentarán frenar su sanguinolenta y viscosa venganza” (Poultrygeist: Night of the Chicken Dead).

Por increíble que pueda parecer tras leer esto y tras haber superado problemas económicos casi crónicos, en 2014 Troma cumplirá 40 años en el negocio. La productora fue fundada en 1974 por Lloyd Kaufman y Michael Herz, que en aquel año comenzaron a producir, dirigir y distribuir comedias con un cierto toque sexy y sobre todo muy baratas. Convirtieron en algo normal, por ejemplo, reutilizar los decorados, los actores y hasta algunas escenas, inicialmente para ahorrar dinero, pero con el tiempo el hacerlo se ha convertido en una especie de sello personal. Por ejemplo, es muy posible que en una película de Troma aparezca una pierna cortada, un monstruo pene o un coche azul explotando, siempre los mismos. En el caso del coche, se trata de una escena filmada para la película Sgt. Kabukiman, NYPD que hasta la fecha se ha utilizado en las películas Tromeo and Juliet, Terror Firmer, Citizen Toxie: The Toxic Avenger IV y Poultrygeist, siempre que es necesario que un coche explote (a partir del minuto 1:00).

Todos los trucos de Troma para realizar y distribuir películas, aparte de una buena cantidad de situaciones completamente inventadas, se pueden encontrar en el libro que Kaufman publicó en 1998 “All I Need to Know about Filmmaking I Learned from the Toxic Avenger” que  está inédito en castellano. Una lectura absolutamente obligada para cualquier fan de Troma, de las pelis de terror, o friki en general.

Troma tuvo su edad de oro a mediados de los 80. Su primer éxito llegó en 1985, cuando se estrenó su película ‘El vengador tóxico’, film que se convertiría en el más famoso de su catálogo y que posteriormente ha tenido tres secuelas cinematográficas, otra en forma de musical para teatros con música de David Bryan, el teclista rubiales de Bon Jovi, e incluso una serie de dibujos animados para un público más infantil (Toxic Crusaders). Los éxitos prosiguieron con ‘Class of Nuke ‘Em High’ (en español, Mutantes en la universidad) y sus dos secuelas.

Pero la abundancia duró poco, su siguiente estreno ‘Troma’s war’ (1988) la película más cara que han rodado en su historia con un presupuesto de 17 millones de dólares y que se suponía que era una crítica a la administración Reagan fue un completo fracaso comercial.

Este fracaso precipitó la salida de las películas de Troma del circuito de distribución mainstream. A partir de ese momento, sus nuevos proyectos se estrenaron directamente en VHS o DVD, con proyecciones puntuales en festivales, universidades o cines con programación independiente. Se vieron obligados a volver a ser una productora de culto.

En diversas ocasiones, Kaufman ha declarado que aunque las descargas ilegales de internet no les han dado ni un céntimo, han contribuido de manera decisiva a que las películas de Troma hayan llegado a toda una nueva generación de espectadores más jóvenes que no tuvieron oportunidad de verlas en el cine, ni siquiera en VHS, inspirándoles de una forma tan sutil que a algunos les podría incluso parecer todo lo contrario.

Ahora toda esta nueva generación y cualquier otra persona con ojos, tiene la posibilidad de ver por primera vez o volver a estremecerse con una parte importante del catálogo de Troma, ya que la compañía desde hace unos meses ha colgado en uno de sus canales de YouTube más de 150 películas de su catálogo.

Hoy en día Troma sigue en plena forma y es posible que pronto volvamos a ver sus historias en los cines. En los últimos tiempos, los estudios de Hollywood, antes la factoría de sueños y ahora casi una factoría de remakes, van detrás de varias películas de Troma, lo que seguramente hará a Herz y a Kaufman inmensamente ricos. No tengo ninguna duda de que la mayor parte de esa pasta irá destinada a hacer más películas. Las fábricas de sangre falsa ya están haciendo horas extra.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¿Recordáis aquél capítulo de Los Simpson en el que Homer tiene una idea para un guión? Trata sobre un robot que es profesor de autoescuela y viaja a través del tiempo. Su mejor amigo es una tarta parlante. El guión de Homer podría perfectamente formar parte del catálogo de Troma Entertainment, la factoría de cine de serie B famosa por sus películas llenas de sexo, violencia, humor negro, actuaciones muy forzadas y líquidos viscosos multicolores salpicando por todas partes. Comprobémoslo echando un vistazo a los argumentos de algunas de sus películas más célebres:

“Un terremoto deja en ruinas la costa de California, las playas se ven sumidas en un absoluto caos. Un grupo de surfistas neonazis lucha contra otras bandas de surfistas para controlar las playas, matando durante sus fechorías a un chico que está corriendo por la playa sin meterse con nadie. Su madre al enterarse jura venganza, se escapa del asilo donde está internada y, cargada de armas y a lomos de una Harley-Davidson, se enfrenta a los nazis en una orgía de sangre” (Los surfistas nazis deben morir).

“La mafia asesina a los actores de una compañía de teatro japonés Kabuki que están actuando en Nueva York. Un policía que está presente, recibe un beso por parte de uno de los actores que le confiere los poderes del Kabuki (sí, del Kabuki). El policía se convierte a partir de entonces en Sargento Kabukiman, una especie de superhéroe del país del sol naciente que tendrá que luchar, utilizando armas inverosímiles como palillos termoguiados o sombrillas lanzagranadas, contra un supervillano que quiere esclavizar a la humanidad” (Sgt. Kabukiman, N.Y.P.D.).

“Un establecimiento de pollo frito propiedad de una cadena de comida rápida construido sobre un cementerio indio es aterrorizado por los zombis de los millones de pollos que han pasado por sus mataderos ayudados por los espíritus cabreados de los indios. Un tío medio retrasado, su exnovia lesbiana y una cocinera que lleva burka intentarán frenar su sanguinolenta y viscosa venganza” (Poultrygeist: Night of the Chicken Dead).

Por increíble que pueda parecer tras leer esto y tras haber superado problemas económicos casi crónicos, en 2014 Troma cumplirá 40 años en el negocio. La productora fue fundada en 1974 por Lloyd Kaufman y Michael Herz, que en aquel año comenzaron a producir, dirigir y distribuir comedias con un cierto toque sexy y sobre todo muy baratas. Convirtieron en algo normal, por ejemplo, reutilizar los decorados, los actores y hasta algunas escenas, inicialmente para ahorrar dinero, pero con el tiempo el hacerlo se ha convertido en una especie de sello personal. Por ejemplo, es muy posible que en una película de Troma aparezca una pierna cortada, un monstruo pene o un coche azul explotando, siempre los mismos. En el caso del coche, se trata de una escena filmada para la película Sgt. Kabukiman, NYPD que hasta la fecha se ha utilizado en las películas Tromeo and Juliet, Terror Firmer, Citizen Toxie: The Toxic Avenger IV y Poultrygeist, siempre que es necesario que un coche explote (a partir del minuto 1:00).

Todos los trucos de Troma para realizar y distribuir películas, aparte de una buena cantidad de situaciones completamente inventadas, se pueden encontrar en el libro que Kaufman publicó en 1998 “All I Need to Know about Filmmaking I Learned from the Toxic Avenger” que  está inédito en castellano. Una lectura absolutamente obligada para cualquier fan de Troma, de las pelis de terror, o friki en general.

Troma tuvo su edad de oro a mediados de los 80. Su primer éxito llegó en 1985, cuando se estrenó su película ‘El vengador tóxico’, film que se convertiría en el más famoso de su catálogo y que posteriormente ha tenido tres secuelas cinematográficas, otra en forma de musical para teatros con música de David Bryan, el teclista rubiales de Bon Jovi, e incluso una serie de dibujos animados para un público más infantil (Toxic Crusaders). Los éxitos prosiguieron con ‘Class of Nuke ‘Em High’ (en español, Mutantes en la universidad) y sus dos secuelas.

Pero la abundancia duró poco, su siguiente estreno ‘Troma’s war’ (1988) la película más cara que han rodado en su historia con un presupuesto de 17 millones de dólares y que se suponía que era una crítica a la administración Reagan fue un completo fracaso comercial.

Este fracaso precipitó la salida de las películas de Troma del circuito de distribución mainstream. A partir de ese momento, sus nuevos proyectos se estrenaron directamente en VHS o DVD, con proyecciones puntuales en festivales, universidades o cines con programación independiente. Se vieron obligados a volver a ser una productora de culto.

En diversas ocasiones, Kaufman ha declarado que aunque las descargas ilegales de internet no les han dado ni un céntimo, han contribuido de manera decisiva a que las películas de Troma hayan llegado a toda una nueva generación de espectadores más jóvenes que no tuvieron oportunidad de verlas en el cine, ni siquiera en VHS, inspirándoles de una forma tan sutil que a algunos les podría incluso parecer todo lo contrario.

Ahora toda esta nueva generación y cualquier otra persona con ojos, tiene la posibilidad de ver por primera vez o volver a estremecerse con una parte importante del catálogo de Troma, ya que la compañía desde hace unos meses ha colgado en uno de sus canales de YouTube más de 150 películas de su catálogo.

Hoy en día Troma sigue en plena forma y es posible que pronto volvamos a ver sus historias en los cines. En los últimos tiempos, los estudios de Hollywood, antes la factoría de sueños y ahora casi una factoría de remakes, van detrás de varias películas de Troma, lo que seguramente hará a Herz y a Kaufman inmensamente ricos. No tengo ninguna duda de que la mayor parte de esa pasta irá destinada a hacer más películas. Las fábricas de sangre falsa ya están haciendo horas extra.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
‘Bartkira’: cientos de dibujantes ‘simpsonizan’ un clasicazo del manga
La España ‘manola’ a escala milimétrica
¿Dónde quedó el melodrama?
Black Mirror (4×06): Black Museum y el placer del dolor ajeno
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies