Publicado: 11 de febrero 2011 01:55  /   BUSINESS
por
 

Tru: La empresa que quiere acabar con el roaming

Publicado: 11 de febrero 2011 01:55  /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp


“Nos suele pasar a todos. Llegas a un país extranjero por trabajo, enciendes el móvil y haces una de estas dos cosas. O eres consciente, lo apagas y desconectas (algo que evidentemente no es muy práctico). O haces llamadas con normalidad y corres el riesgo de gastar desde 200 euros hasta 1.000 euros en teléfono”. Hablamos del roaming, ese maravilloso invento que consiste en cobrarte 4 veces más por hacer una llamada en el extranjero y pagar cantidades infames por recibirlas. Alberto Lorente, responsable de estas declaraciones, podría tener en sus manos la forma de acabar con ello. El es el country manager de Tru en España, una empresa británica que se ha marcado como objetivo terminar con el roaming tal y como lo hemos conocido hasta ahora. En junio estará operativo en el mercado español.

A diferencia de los operadores generalistas, Tru inicialmente centrará su servicio en empresas. Ofrecen una tarjeta SIM especial con capacidad para tener hasta 15 números de teléfono en 15 países distintos. Cuando un usuario llega a un país extranjero, su móvil automaticamente utiliza un número local sin necesidad de instalar nada, con las tarifas que esto conlleva. “Para un ejecutivo madrileño que viaja a menudo a Nueva York puede representar un ahorro del 80% en su factura. Si lo multiplicas por 200 personas, los ahorros son enormes. Pero ya no es solo el dinero. Permite estar mucho más conectado cuando estas fuera”, explica Lorente.

Como valor añadido, el servicio permite llamar a alguien en el extranjero y que la persona al otro lado vea el número de ese país. “Si una persona ve un número extranjero en su móvil, muchas veces no devuelve la llamada. En cambio aquí, si yo te llamo a ti desde España al Reino Unido, la persona en el otro lado recibe tu número británico. Si esa persona recibe una llamada perdida, en vez de tener que llamar a un teléfono extranjero, te llama a un teléfono local”.
Para expandir su base comercial, Tru llegará a acuerdos con agencias de viajes corporativas. “Las agencias podrán ofrecer Tru como un valor añadido a sus clientes y nosotros a cambio tendremos acceso a un amplio grupo de clientes”.
Una vez consolidado el servicio entre empresas, Tru se ha propuesto como segunda fase extenderse a particulares, en especial, el perfil de persona que vive a caballo entre varios países. “En España hay 1 millón de británicos y medio millón de alemanes”.
Con todo esto en marcha, Lorente cree que ha llegado la hora de acabar con el roaming tal y como ha existido hasta ahora. “En 2015 desaparecerá en la Union Europea pero todavía queda mucho por hacer. Han abusado de nosotros durante demasiado tiempo y ha llegado la hora de empezar a relegar el roaming a la historia”.

Tru
Fundada en 2006 en Reino Unido, la entrada de Tru en España forma parte de un ambicioso plan de expansión para llegar a 20 mercados además de EEUU, Reino Unido y Australia, donde cuentan con más de 500 clientes corporativos entre las que se encuentran “algunas empresas del Fortune 500”. Detrás de la compañía están una serie de inversores privados que según Techcrunch han invertido 35 millones de euros en el proyecto.
No todos los operadores tradicionales han recibido con buenos ojos un servicio que afecta una fuente de ingresos que generó 680 millones de euros en 2009 en España. En 2008, Tru ganó un juicio contra T-Mobile después de que la operadora intentara bloquear sus servicios.


“Nos suele pasar a todos. Llegas a un país extranjero por trabajo, enciendes el móvil y haces una de estas dos cosas. O eres consciente, lo apagas y desconectas (algo que evidentemente no es muy práctico). O haces llamadas con normalidad y corres el riesgo de gastar desde 200 euros hasta 1.000 euros en teléfono”. Hablamos del roaming, ese maravilloso invento que consiste en cobrarte 4 veces más por hacer una llamada en el extranjero y pagar cantidades infames por recibirlas. Alberto Lorente, responsable de estas declaraciones, podría tener en sus manos la forma de acabar con ello. El es el country manager de Tru en España, una empresa británica que se ha marcado como objetivo terminar con el roaming tal y como lo hemos conocido hasta ahora. En junio estará operativo en el mercado español.

A diferencia de los operadores generalistas, Tru inicialmente centrará su servicio en empresas. Ofrecen una tarjeta SIM especial con capacidad para tener hasta 15 números de teléfono en 15 países distintos. Cuando un usuario llega a un país extranjero, su móvil automaticamente utiliza un número local sin necesidad de instalar nada, con las tarifas que esto conlleva. “Para un ejecutivo madrileño que viaja a menudo a Nueva York puede representar un ahorro del 80% en su factura. Si lo multiplicas por 200 personas, los ahorros son enormes. Pero ya no es solo el dinero. Permite estar mucho más conectado cuando estas fuera”, explica Lorente.

Como valor añadido, el servicio permite llamar a alguien en el extranjero y que la persona al otro lado vea el número de ese país. “Si una persona ve un número extranjero en su móvil, muchas veces no devuelve la llamada. En cambio aquí, si yo te llamo a ti desde España al Reino Unido, la persona en el otro lado recibe tu número británico. Si esa persona recibe una llamada perdida, en vez de tener que llamar a un teléfono extranjero, te llama a un teléfono local”.
Para expandir su base comercial, Tru llegará a acuerdos con agencias de viajes corporativas. “Las agencias podrán ofrecer Tru como un valor añadido a sus clientes y nosotros a cambio tendremos acceso a un amplio grupo de clientes”.
Una vez consolidado el servicio entre empresas, Tru se ha propuesto como segunda fase extenderse a particulares, en especial, el perfil de persona que vive a caballo entre varios países. “En España hay 1 millón de británicos y medio millón de alemanes”.
Con todo esto en marcha, Lorente cree que ha llegado la hora de acabar con el roaming tal y como ha existido hasta ahora. “En 2015 desaparecerá en la Union Europea pero todavía queda mucho por hacer. Han abusado de nosotros durante demasiado tiempo y ha llegado la hora de empezar a relegar el roaming a la historia”.

Tru
Fundada en 2006 en Reino Unido, la entrada de Tru en España forma parte de un ambicioso plan de expansión para llegar a 20 mercados además de EEUU, Reino Unido y Australia, donde cuentan con más de 500 clientes corporativos entre las que se encuentran “algunas empresas del Fortune 500”. Detrás de la compañía están una serie de inversores privados que según Techcrunch han invertido 35 millones de euros en el proyecto.
No todos los operadores tradicionales han recibido con buenos ojos un servicio que afecta una fuente de ingresos que generó 680 millones de euros en 2009 en España. En 2008, Tru ganó un juicio contra T-Mobile después de que la operadora intentara bloquear sus servicios.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las fachadas que hibernan
Nintendo Labo: A Nintendo se le ve el cartón
¿Es cierto que los ricos ya no son ostentosos?
Las construcciones más increíbles de la historia en una infografía
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.