23 de febrero 2012    /   BUSINESS
por
 

Tu email no es necesario ¡No me lo envíes!

23 de febrero 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Probablemente, compañero, estés pensando en escribirme un email para compartir una apreciación acerca de ese balance que tanto nos inquieta. Ahórratelo. Es innecesario. Al menos, en la mayoría de ocasiones. ¡Y traigo esta infografía para mostrártelo!

Hace ya casi un año que Thierry Breton, CEO de Atos, anunció su intención de acabar con los emails internos en su empresa. De cada 200 emails que un empleado recibía en un día, sólo entre un 10% y un 15% era realmente útil y eso provocaba que sus trabajadores gastasen entre 15 y 20 horas cada semana revisando el correo electrónico.

Hace unas semanas, Breton puso en marcha su plan, que respondía a un estudio previo y que decía, entre otras cosas, que los recién graduados ya no usan el email como medio de comunicación principal en internet. El viejo correo había sido sustituido por mensajería instantánea y medios sociales. Como declaraba Breton a la BBC, «algunos utilizaban por primera vez herramientas que usábamos para correo interno como Micrososft outlook».

En dos meses, el correo interno de la empresa se ha reducido en un 20%. El lanzamiento de las directrices ha hecho a los empleados mucho más precavidos con los mensajes que envían.

OnlineITDegree.net ha lanzado esta infografía con un diagrama para ayudarte a dilucidar si tu email es necesario o sólo un pedazo de basura que acabará haciéndote perder tu tiempo y el de los demás.

Tu email no es necesario

Y ahora, ¿vas a enviar ese correo?

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Probablemente, compañero, estés pensando en escribirme un email para compartir una apreciación acerca de ese balance que tanto nos inquieta. Ahórratelo. Es innecesario. Al menos, en la mayoría de ocasiones. ¡Y traigo esta infografía para mostrártelo!

Hace ya casi un año que Thierry Breton, CEO de Atos, anunció su intención de acabar con los emails internos en su empresa. De cada 200 emails que un empleado recibía en un día, sólo entre un 10% y un 15% era realmente útil y eso provocaba que sus trabajadores gastasen entre 15 y 20 horas cada semana revisando el correo electrónico.

Hace unas semanas, Breton puso en marcha su plan, que respondía a un estudio previo y que decía, entre otras cosas, que los recién graduados ya no usan el email como medio de comunicación principal en internet. El viejo correo había sido sustituido por mensajería instantánea y medios sociales. Como declaraba Breton a la BBC, «algunos utilizaban por primera vez herramientas que usábamos para correo interno como Micrososft outlook».

En dos meses, el correo interno de la empresa se ha reducido en un 20%. El lanzamiento de las directrices ha hecho a los empleados mucho más precavidos con los mensajes que envían.

OnlineITDegree.net ha lanzado esta infografía con un diagrama para ayudarte a dilucidar si tu email es necesario o sólo un pedazo de basura que acabará haciéndote perder tu tiempo y el de los demás.

Tu email no es necesario

Y ahora, ¿vas a enviar ese correo?

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Lo que Marge y Homer pueden enseñar a los emprendedores
El clima en el ecosistema emprendedor
El hotel más Pulgarcito
China no es sólo la fábrica del mundo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies