24 de marzo 2015    /   DIGITAL
por
 

El código Samurai para comportarse con honor en Twitter

24 de marzo 2015    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Twitter es un mundo salvaje donde la conducta de la mayoría de sus habitantes dista mucho de la excelencia. En estos tiempos mancos de valores, el código Samurai se revela más necesario que nunca para contrarrestar la pusilanimidad, la verborrea y el despiporre con determinación, valentía y estoicismo.

El código Samurai o Bushido se originó en Japón alrededor del siglo X d.C. y se consolidó como una guía filosófica y moral para la clase guerrera. La muerte era un desenlace muy común para el Samurai por lo que estos preceptos le servían para aceptar y encarar su realidad de manera honorable.

A día de hoy, la vía del tuitero Samurai no debe entenderse como una justificación de la guerra tuitera, sino más bien como la aceptación total de la tuitesfera y con ella, la de su fin o desconexión. Todo lo que empieza tiene un final. Toda vida lleva implícita una muerte. Toda cuenta desaparecerá algún día y volverá al huevo del que salió.

El término Samurai significa ‘el que sirve’. Aquellos guerreros servían a un Daimyo o señor que a su vez rendía pleitesía a un Shogun o señor de señores. El término tuitero significa ‘el que tuitea’. Estos guerreros del dedo índice sirven a su comunidad, que a su vez rinde pleitesía a Twitter, señor de señores.

Si en algún momento el tuitero se deshonra a sí mismo con una conducta inapropiada, y por tanto deshonra al Daimyo o al Shogun, siguiendo los mandatos del código Samurai, deberá proceder inmediatamente a aplicarse el Harakiri o Seppuku, es decir, a eliminar su cuenta de Twitter. Esa es la única manera por la que conseguirá salvar su honor, el valor más elevado de un Tuitero Samurai.
Una vez que se ha asimilado profundamente lo anterior, el aspirante puede comenzar a practicar los siete preceptos del código del Tuitero Samurai:
1. Gi: Honradez y justicia en el tuit.
El tuit debe ser justo y ecuánime. El tuit auténtico emana del interior. No hay término medio en el tuit, ni medias tintas (es digital). O es un tuit justo o injusto. Se tuitea plenamente o no se tuitea.
2. Yu: Valor heroico y bravura en el tuit.
No hay que temer al tuit ni ocultarse de la tuitesfera. Hay que ser arriesgado y tuitear plenamente porque esa es la verdadera inteligencia. Miedo no, precaución y respeto sí.
3. Jin: La compasión o el amor uiniversal.
El tuitero Samurai es fuerte y por ello ha de estar al servicio de los demás tuiteros. Para ello cuida su comunidad, sigue a los tuiteros que comparten sus valores, crea vínculos e interactúa con ellos. Sus tuits deben ser usados en bien de todos, en ayuda de sus compañeros y del prójimo.
4. Rei: Cortesía y fuerza en Twitter
No hay motivo para ser crueles en nuestros tuits como tampoco hay motivo para demostrar la fuerza si uno es fuerte. Cortesía y respeto hacia todos, incluso hacia los tuiteros enemigos. En los peores momentos nuestros tuits demuestran nuestra fuerza tuitera.
5. Melyo: Honor.
El honor es el valor tuitero principal a defender y por el que se obtiene la gloria tuitera. Los tuits denotan la personalidad y el carácter de uno y por tanto deben proporcionar valor a los followers. Ningún tuitero puede ocultarse de sus tuits.
6. Makoto: Sinceridad absoluta.
Lo que se piensa se tuitea y lo que se tuitea se defiende. No hay que tuitear nada en lo que no se crea firmemente.
7. Chugi: Deber y Lealtad.
Construir una comunidad requiere esfuerzo y dedicación. Estar por estar simplemente no funciona por lo que la constancia es una virtud imprescindible. Se debe tuitear todos los días así como retuitear a los Daimyos de tu comunidad. Ante todo, lealtad y consagración a tus followers.
samus

Twitter es un mundo salvaje donde la conducta de la mayoría de sus habitantes dista mucho de la excelencia. En estos tiempos mancos de valores, el código Samurai se revela más necesario que nunca para contrarrestar la pusilanimidad, la verborrea y el despiporre con determinación, valentía y estoicismo.

El código Samurai o Bushido se originó en Japón alrededor del siglo X d.C. y se consolidó como una guía filosófica y moral para la clase guerrera. La muerte era un desenlace muy común para el Samurai por lo que estos preceptos le servían para aceptar y encarar su realidad de manera honorable.

A día de hoy, la vía del tuitero Samurai no debe entenderse como una justificación de la guerra tuitera, sino más bien como la aceptación total de la tuitesfera y con ella, la de su fin o desconexión. Todo lo que empieza tiene un final. Toda vida lleva implícita una muerte. Toda cuenta desaparecerá algún día y volverá al huevo del que salió.

El término Samurai significa ‘el que sirve’. Aquellos guerreros servían a un Daimyo o señor que a su vez rendía pleitesía a un Shogun o señor de señores. El término tuitero significa ‘el que tuitea’. Estos guerreros del dedo índice sirven a su comunidad, que a su vez rinde pleitesía a Twitter, señor de señores.

Si en algún momento el tuitero se deshonra a sí mismo con una conducta inapropiada, y por tanto deshonra al Daimyo o al Shogun, siguiendo los mandatos del código Samurai, deberá proceder inmediatamente a aplicarse el Harakiri o Seppuku, es decir, a eliminar su cuenta de Twitter. Esa es la única manera por la que conseguirá salvar su honor, el valor más elevado de un Tuitero Samurai.
Una vez que se ha asimilado profundamente lo anterior, el aspirante puede comenzar a practicar los siete preceptos del código del Tuitero Samurai:
1. Gi: Honradez y justicia en el tuit.
El tuit debe ser justo y ecuánime. El tuit auténtico emana del interior. No hay término medio en el tuit, ni medias tintas (es digital). O es un tuit justo o injusto. Se tuitea plenamente o no se tuitea.
2. Yu: Valor heroico y bravura en el tuit.
No hay que temer al tuit ni ocultarse de la tuitesfera. Hay que ser arriesgado y tuitear plenamente porque esa es la verdadera inteligencia. Miedo no, precaución y respeto sí.
3. Jin: La compasión o el amor uiniversal.
El tuitero Samurai es fuerte y por ello ha de estar al servicio de los demás tuiteros. Para ello cuida su comunidad, sigue a los tuiteros que comparten sus valores, crea vínculos e interactúa con ellos. Sus tuits deben ser usados en bien de todos, en ayuda de sus compañeros y del prójimo.
4. Rei: Cortesía y fuerza en Twitter
No hay motivo para ser crueles en nuestros tuits como tampoco hay motivo para demostrar la fuerza si uno es fuerte. Cortesía y respeto hacia todos, incluso hacia los tuiteros enemigos. En los peores momentos nuestros tuits demuestran nuestra fuerza tuitera.
5. Melyo: Honor.
El honor es el valor tuitero principal a defender y por el que se obtiene la gloria tuitera. Los tuits denotan la personalidad y el carácter de uno y por tanto deben proporcionar valor a los followers. Ningún tuitero puede ocultarse de sus tuits.
6. Makoto: Sinceridad absoluta.
Lo que se piensa se tuitea y lo que se tuitea se defiende. No hay que tuitear nada en lo que no se crea firmemente.
7. Chugi: Deber y Lealtad.
Construir una comunidad requiere esfuerzo y dedicación. Estar por estar simplemente no funciona por lo que la constancia es una virtud imprescindible. Se debe tuitear todos los días así como retuitear a los Daimyos de tu comunidad. Ante todo, lealtad y consagración a tus followers.
samus

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las aventuras de superhéroes de Kiehl’s
JustTheBell: El despertador para sacar el móvil del dormitorio
¿Es Google el motor de la ciencia del futuro?
La app de Forma para crear iconos culturales minimalistas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Creo que solo aplica a perfiles que estén haciendo marketing personal o corporativo. Un perfil personal puede tener la personalidad de su dueño lo cual si no es correcto, leal, honesto, etc, no por eso es incorrecto.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *