4 de noviembre 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

Turismo para construir ciudades en vez de destruirlas

4 de noviembre 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Al artista y diseñador español Jorge Mañes le gusta que las cosas no sean lo que parecen. O más bien, que no parezcan lo que son. Cuando él observa un espacio, su mirada olvida la imagen real y conforma entornos trasladados «en el tiempo», «en el espacio» y en «sus posibilidades».
En ocasiones, crea objetos únicos inspirados en esos sitios y prefiere componerlos «de recuerdos y simbología» en lugar de con átomos industriales. No entiende por qué los otros diseñadores «menosprecian el souvenir» como base para sus intervenciones; a él le parecen elementos «poéticos y emocionales». «Puedes crearlos tú mismo y pueden contar la historia de un lugar. Del que visitas o del que eres», afirma. Cuando a Mañes se le pide que afine a responder cuál es su oficio, dice: «turista perpetuo».
Este joven creativo afincado en Holanda piensa que el concepto de turismo está mal entendido y mal llevado a la práctica. Él es un firme detractor de la sobreexplotación comercial e industrial de los lugares; aboga por la reinvención contemporánea de las joyas arquitectónicas abandonadas; y detesta, por encima de todo, esas «millones de figuritas de fábrica todas iguales» que adquieren los visitantes a los pies de cualquier monolito.
«A mí lo que me gustaría es que decir ‘ese es un turista’ no fuera algo peyorativo», matiza sus intenciones, «sino que se refiera a alguien que siente curiosidad por lo que le rodea». Ahora mismo, dando fe del tipo de práctica turística a la que se refiere, a través de su estudio Seethisway trata de transformar una iglesia cerrada y expoliada del sur de Italia en un espacio recuperado.
«La intención es crear nuevas esculturas que llenen el vacío, y también reabrir la iglesia para los vecinos, pero esta vez, en vez de cómo un símbolo religioso, como un lugar de cultura, con obras nuevas que sustituyan las viejas que se robaron, inspiradas en los colores originales del lugar y en la tradición, pero desde una visión contemporánea». Al proyecto lo ha llamado Buona Fortuna y ya tiene cita para exponer algunos de los objetos creados en Estados Unidos.
YOROK
Afirma el artista que el germen de su obsesión por transformar espacios le brotó en el parking de un Supermercado Tesco, en Londres, donde estudiaba en la Royal College of Art. En su conferencia para TEDx Madrid contaba que «cada cliente de la tienda tiene derecho a tres horas de parking por menos de una libra», explica Mañes donde vio el filón del aprovechamiento alternativo de recursos.
Él, lo que percibía en ese lugar, en vez de un aparcamiento, era la pista de tenis más grande de Londres, «y cubierta». «El cliente decide qué hacer con su propio espacio, así que cuatro personas pudieron disfrutar de un partido. Y gracias al sistema de cámaras pude grabar mi propio torneo en video», termina de redondear el plan.
Entre los experimentos turísticos que tiene en su historial, está la primera producción ilegal de souvenires en lo alto de la Tour Eiffel (The Eiffel Factory), un proyecto para el que tuvo que introducir el material de producción en bocadillos y le sirvió para servir al público su oportunidad de crear sus propios recuerdos del momento.
También, en una cruzada contra la comercialización del Camino de Santiago, recorrió el pasaje en una bici armada de una máquina de fabricar objetos que funcionaba con el propio velocípedo. «Y amigos, sobre todo fabricaba amigos y relaciones con los locales», asegura sobre la experiencia.
En los pueblos chinos que inundó por completo la Presa de las Tres Gargantas, la presa hidroeléctrica más grande del mundo, Mañes entendió que aún había un recuerdo personal que llevarse. Su idea, Normal Pool Level, fue recoger agua de una ciudad sumergida y empaquetarla en garrafas de plástico, después decoradas con motivos tradicionales chinos.
Normal_Pool_Level_HR008lowres
«Se trata de bellezas trágicas, pero también sublimes, extraordinarias, casi surrealistas. Símbolos que son capaces de revelar lo que las fotografías no pueden. Reinventar el futuro de los lugares».
El madrileño está harto de que «nos empeñemos en ver el turismo como un negocio, como una industria», pero está convencido de que «con un turismo más sostenible y creativo podemos seguir tendiendo puentes entre diversos lugares y culturas. Puentes que hoy necesitamos más que nunca».
Jorge Manes Rubio219 copy
Normal_Pool_Level_HR030lowres
IMG_5312
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Normal_Pool_Level_HR021lowres
IMG_5128b
small__DSC4111

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Al artista y diseñador español Jorge Mañes le gusta que las cosas no sean lo que parecen. O más bien, que no parezcan lo que son. Cuando él observa un espacio, su mirada olvida la imagen real y conforma entornos trasladados «en el tiempo», «en el espacio» y en «sus posibilidades».
En ocasiones, crea objetos únicos inspirados en esos sitios y prefiere componerlos «de recuerdos y simbología» en lugar de con átomos industriales. No entiende por qué los otros diseñadores «menosprecian el souvenir» como base para sus intervenciones; a él le parecen elementos «poéticos y emocionales». «Puedes crearlos tú mismo y pueden contar la historia de un lugar. Del que visitas o del que eres», afirma. Cuando a Mañes se le pide que afine a responder cuál es su oficio, dice: «turista perpetuo».
Este joven creativo afincado en Holanda piensa que el concepto de turismo está mal entendido y mal llevado a la práctica. Él es un firme detractor de la sobreexplotación comercial e industrial de los lugares; aboga por la reinvención contemporánea de las joyas arquitectónicas abandonadas; y detesta, por encima de todo, esas «millones de figuritas de fábrica todas iguales» que adquieren los visitantes a los pies de cualquier monolito.
«A mí lo que me gustaría es que decir ‘ese es un turista’ no fuera algo peyorativo», matiza sus intenciones, «sino que se refiera a alguien que siente curiosidad por lo que le rodea». Ahora mismo, dando fe del tipo de práctica turística a la que se refiere, a través de su estudio Seethisway trata de transformar una iglesia cerrada y expoliada del sur de Italia en un espacio recuperado.
«La intención es crear nuevas esculturas que llenen el vacío, y también reabrir la iglesia para los vecinos, pero esta vez, en vez de cómo un símbolo religioso, como un lugar de cultura, con obras nuevas que sustituyan las viejas que se robaron, inspiradas en los colores originales del lugar y en la tradición, pero desde una visión contemporánea». Al proyecto lo ha llamado Buona Fortuna y ya tiene cita para exponer algunos de los objetos creados en Estados Unidos.
YOROK
Afirma el artista que el germen de su obsesión por transformar espacios le brotó en el parking de un Supermercado Tesco, en Londres, donde estudiaba en la Royal College of Art. En su conferencia para TEDx Madrid contaba que «cada cliente de la tienda tiene derecho a tres horas de parking por menos de una libra», explica Mañes donde vio el filón del aprovechamiento alternativo de recursos.
Él, lo que percibía en ese lugar, en vez de un aparcamiento, era la pista de tenis más grande de Londres, «y cubierta». «El cliente decide qué hacer con su propio espacio, así que cuatro personas pudieron disfrutar de un partido. Y gracias al sistema de cámaras pude grabar mi propio torneo en video», termina de redondear el plan.
Entre los experimentos turísticos que tiene en su historial, está la primera producción ilegal de souvenires en lo alto de la Tour Eiffel (The Eiffel Factory), un proyecto para el que tuvo que introducir el material de producción en bocadillos y le sirvió para servir al público su oportunidad de crear sus propios recuerdos del momento.
También, en una cruzada contra la comercialización del Camino de Santiago, recorrió el pasaje en una bici armada de una máquina de fabricar objetos que funcionaba con el propio velocípedo. «Y amigos, sobre todo fabricaba amigos y relaciones con los locales», asegura sobre la experiencia.
En los pueblos chinos que inundó por completo la Presa de las Tres Gargantas, la presa hidroeléctrica más grande del mundo, Mañes entendió que aún había un recuerdo personal que llevarse. Su idea, Normal Pool Level, fue recoger agua de una ciudad sumergida y empaquetarla en garrafas de plástico, después decoradas con motivos tradicionales chinos.
Normal_Pool_Level_HR008lowres
«Se trata de bellezas trágicas, pero también sublimes, extraordinarias, casi surrealistas. Símbolos que son capaces de revelar lo que las fotografías no pueden. Reinventar el futuro de los lugares».
El madrileño está harto de que «nos empeñemos en ver el turismo como un negocio, como una industria», pero está convencido de que «con un turismo más sostenible y creativo podemos seguir tendiendo puentes entre diversos lugares y culturas. Puentes que hoy necesitamos más que nunca».
Jorge Manes Rubio219 copy
Normal_Pool_Level_HR030lowres
IMG_5312
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Normal_Pool_Level_HR021lowres
IMG_5128b
small__DSC4111

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Relatos visuales entre el cine y el cómic
Poesía canina
Hazlo Tú: Esta vez tú diseñas la portada y la contraportada de Yorokobu
Kaz, el dibujante underground que se gana el pan con Bob Esponja
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies