fbpx
14 de diciembre 2018    /   CREATIVIDAD
por
 

Mujeres ocultas de la historia protagonizan el calendario 2019 de Tutti Confetti

14 de diciembre 2018    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Las mujeres ocultas de la historia son las protagonistas del calendario realizado por la ilustradora Tutti Confetti que se puede descargar gratuitamente.

En 2015, la ilustradora y diseñadora Marta Colomer, más conocida como Tutti Confetti, nombre con el que acostumbra a firmar sus trabajos, estaba trabajando en un encargo para un cliente. Se trataba de un calendario, proyecto tedioso donde los haya debido a la dificultad que entraña encajar sin equivocarse, días, semanas, meses, festivos nacionales, autonómicos y locales. Una vez solucionada la parte más complicada, Comoler tuvo una idea.

«Como ya tenía hecha la parte tediosa, que es el calendario en sí, pensé en montar uno propio con ilustraciones descartadas de ese año para regalar por descarga. Era y es una forma de agradecer todo lo que me da la gente que me sigue: sus comentarios favorables, su interés por mi trabajo y las palmaditas virtuales en la espalda cuando estoy de bajón. Es mi regalo de Navidad para ellos y ellas».

Como era el primer año y había surgido de casualidad, el calendario 2015 no tuvo demasiada elaboración. Sin embargo, hacia noviembre del año siguiente, la gente comenzó a preguntar por el de 2016: «Decidí que ese año me lo curraría más y además le daría un sentido».

A lo largo de su trayectoria como ilustradora, Tutti Confetti ha tenido que dibujar muchas mujeres. En ocasiones por necesidades del encargo y, en otras, para reivindicar la importancia de la mujer en la cultura y la sociedad: «Es algo de lo que no podemos bajarnos porque, a la que te quedas parada, te pisan». Por eso, cuando tuvo que elegir un tema para ese segundo calendario, lo tuvo claro.

«Me pareció que dedicarlo a la mujeres era una buena idea. En primer lugar porque me apetecía y, después, porque desde el principio tuvo muy buena acogida entre mis seguidoras, puesto que la mayoría son mujeres. Esto no quiere decir que el año que viene no se lo dedique a los hombres, pero tendrá que ser dentro del contexto feminista, eso sin duda».

En 2017 les llegó el turno a las mujeres de cine y, un año más tarde, a las mujeres fuera de serie, dos motivos que también tuvieron muy buena acogida entre el público de Tutti Confetti.

«Recibo sobre todo correos electrónicos y lo que más me satisface es que la mayoría de los agradecimientos son de madres que me dicen que sus hijas, normalmente adolescentes, veían la película o la serie del mes en curso y luego investigaban sobre el personaje femenino en cuestión desde el punto de vista de género. Este tipo de comentarios me hace muy feliz porque significa que algo esta cambiando en nuestra sociedad, las nuevas generaciones se están concienciando, y si yo puedo poner mi granito de arena, pues miel sobre hojuelas».

Este año las protagonistas del calendario de Tutti Confetti son mujeres que han sido ocultadas por la historia y por sus parejas hombres que, por el mero hecho de serlo, se llevaron toda la fama.

«Creo que en este último calendario de 2019 sí que me he puesto más seria con el tema. Los anteriores estaban compuestos por mujeres fuertes y combativas pero de ficción. Eran personajes de películas o de series de televisión y el texto que acompañaba a las ilustraciones consistía en una frase mítica por ejemplo de Daenerys Targaryen en Juego de Tronos o de la gran Holly Golightly en Desayuno con diamantes. Sin embargo, en el Calendario de las Mujeres Ocultas de 2019 el breve texto es una pequeña biografía para dar a entender lo que tuvieron que sufrir esas mujeres, cómo fueron ignoradas, apartadas y borradas de la historia».

Entre otros, este calendario contiene los perfiles de:

Camille Claudel: Escultora francesa discípula de Rodin con el que mantuvo una relación sentimental. Siempre fue ninguneada por la crítica y su talento fue menospreciado por considerar que era su mentor el que realizaba sus trabajos. Su libertad y autonomía como mujer no fue aceptada por su familia, que la recluyó en un manicomio en el que murió sola y abandonada.

Elena Garro: Escritora mexicana, precursora del realismo mágico. Su talento no se valoró por el mero hecho de ser esposa de Octavio Paz.

Zelda Sayre: Pintora y escritora estadounidense que escandalizó a la sociedad sureña de Estados Unidos por su licenciosa vida junto a Francis Scott Fitzgerald, autor que no solo la eclipsó, sino que la hizo responsable de sus problemas emocionales y con el alcohol.

Lee Krasner: Pintora estadounidense de gran talento y creatividad que fue censurada por sus profesores al entender que sus cuadros no eran propios de una mujer. Admiradora de Jackson Pollock, acabó convirtiéndose en su pareja y quedando eclipsada por la fama de él hasta que, tras la muerte de Pollock, retomó su carrera como pintora en los años 70.

Hedy Lamarr: Casada con un industrial alemán vinculado a los nazis, fue recluida por su esposo en su casa, de la que pudo escapar para refugiarse en Estados Unidos. En Hollywood se convirtió en una súper estrella de cine, al tiempo que diseñaba sistemas de comunicación que han servido de base a tecnologías como las redes wifi. Sus patentes, sin embargo, quedaron registradas con su nombre de casada.

La mujer que cierra el calendario de Tutti Confetti es una figura anónima que quiere servir de homenaje a la madre de la autora y a todas esas mujeres que nacieron en la primera mitad del siglo XX, y que «sobrevivieron a una guerra civil y a una postguerra como auténticas heroínas en un país donde no tenían ni voz ni voto ni derechos, pero sí muchas obligaciones con sus maridos, con la iglesia y con una sociedad machista, pacata y asfixiante».

«El mes de diciembre es un alegato más personal, donde plasmo un poco mis sentimientos sobre un tema que nos afecta a todas y del que apenas hablamos. Es lo que yo llamaría “la generación perdida”», confiesa.

Decidir las doce figuras, reconoce, fue difícil. «Desde luego hay muchísimos más casos que estos doce. Los más dramáticos son aquellos que nos rodean, los que forman parte de nuestra vida cotidiana y que quedan pronto en el olvido: aquella amiga que al quedar embarazada tuvo que dejar sus aspiraciones laborales por exigencias de su pareja hombre, la vecina que se desplazó de ciudad siguiendo a su pareja y perdió su empleo para luego ser abandonada…».

Las mujeres ocultas de la historia son las protagonistas del calendario realizado por la ilustradora Tutti Confetti que se puede descargar gratuitamente.

En 2015, la ilustradora y diseñadora Marta Colomer, más conocida como Tutti Confetti, nombre con el que acostumbra a firmar sus trabajos, estaba trabajando en un encargo para un cliente. Se trataba de un calendario, proyecto tedioso donde los haya debido a la dificultad que entraña encajar sin equivocarse, días, semanas, meses, festivos nacionales, autonómicos y locales. Una vez solucionada la parte más complicada, Comoler tuvo una idea.

«Como ya tenía hecha la parte tediosa, que es el calendario en sí, pensé en montar uno propio con ilustraciones descartadas de ese año para regalar por descarga. Era y es una forma de agradecer todo lo que me da la gente que me sigue: sus comentarios favorables, su interés por mi trabajo y las palmaditas virtuales en la espalda cuando estoy de bajón. Es mi regalo de Navidad para ellos y ellas».

Como era el primer año y había surgido de casualidad, el calendario 2015 no tuvo demasiada elaboración. Sin embargo, hacia noviembre del año siguiente, la gente comenzó a preguntar por el de 2016: «Decidí que ese año me lo curraría más y además le daría un sentido».

A lo largo de su trayectoria como ilustradora, Tutti Confetti ha tenido que dibujar muchas mujeres. En ocasiones por necesidades del encargo y, en otras, para reivindicar la importancia de la mujer en la cultura y la sociedad: «Es algo de lo que no podemos bajarnos porque, a la que te quedas parada, te pisan». Por eso, cuando tuvo que elegir un tema para ese segundo calendario, lo tuvo claro.

«Me pareció que dedicarlo a la mujeres era una buena idea. En primer lugar porque me apetecía y, después, porque desde el principio tuvo muy buena acogida entre mis seguidoras, puesto que la mayoría son mujeres. Esto no quiere decir que el año que viene no se lo dedique a los hombres, pero tendrá que ser dentro del contexto feminista, eso sin duda».

En 2017 les llegó el turno a las mujeres de cine y, un año más tarde, a las mujeres fuera de serie, dos motivos que también tuvieron muy buena acogida entre el público de Tutti Confetti.

«Recibo sobre todo correos electrónicos y lo que más me satisface es que la mayoría de los agradecimientos son de madres que me dicen que sus hijas, normalmente adolescentes, veían la película o la serie del mes en curso y luego investigaban sobre el personaje femenino en cuestión desde el punto de vista de género. Este tipo de comentarios me hace muy feliz porque significa que algo esta cambiando en nuestra sociedad, las nuevas generaciones se están concienciando, y si yo puedo poner mi granito de arena, pues miel sobre hojuelas».

Este año las protagonistas del calendario de Tutti Confetti son mujeres que han sido ocultadas por la historia y por sus parejas hombres que, por el mero hecho de serlo, se llevaron toda la fama.

«Creo que en este último calendario de 2019 sí que me he puesto más seria con el tema. Los anteriores estaban compuestos por mujeres fuertes y combativas pero de ficción. Eran personajes de películas o de series de televisión y el texto que acompañaba a las ilustraciones consistía en una frase mítica por ejemplo de Daenerys Targaryen en Juego de Tronos o de la gran Holly Golightly en Desayuno con diamantes. Sin embargo, en el Calendario de las Mujeres Ocultas de 2019 el breve texto es una pequeña biografía para dar a entender lo que tuvieron que sufrir esas mujeres, cómo fueron ignoradas, apartadas y borradas de la historia».

Entre otros, este calendario contiene los perfiles de:

Camille Claudel: Escultora francesa discípula de Rodin con el que mantuvo una relación sentimental. Siempre fue ninguneada por la crítica y su talento fue menospreciado por considerar que era su mentor el que realizaba sus trabajos. Su libertad y autonomía como mujer no fue aceptada por su familia, que la recluyó en un manicomio en el que murió sola y abandonada.

Elena Garro: Escritora mexicana, precursora del realismo mágico. Su talento no se valoró por el mero hecho de ser esposa de Octavio Paz.

Zelda Sayre: Pintora y escritora estadounidense que escandalizó a la sociedad sureña de Estados Unidos por su licenciosa vida junto a Francis Scott Fitzgerald, autor que no solo la eclipsó, sino que la hizo responsable de sus problemas emocionales y con el alcohol.

Lee Krasner: Pintora estadounidense de gran talento y creatividad que fue censurada por sus profesores al entender que sus cuadros no eran propios de una mujer. Admiradora de Jackson Pollock, acabó convirtiéndose en su pareja y quedando eclipsada por la fama de él hasta que, tras la muerte de Pollock, retomó su carrera como pintora en los años 70.

Hedy Lamarr: Casada con un industrial alemán vinculado a los nazis, fue recluida por su esposo en su casa, de la que pudo escapar para refugiarse en Estados Unidos. En Hollywood se convirtió en una súper estrella de cine, al tiempo que diseñaba sistemas de comunicación que han servido de base a tecnologías como las redes wifi. Sus patentes, sin embargo, quedaron registradas con su nombre de casada.

La mujer que cierra el calendario de Tutti Confetti es una figura anónima que quiere servir de homenaje a la madre de la autora y a todas esas mujeres que nacieron en la primera mitad del siglo XX, y que «sobrevivieron a una guerra civil y a una postguerra como auténticas heroínas en un país donde no tenían ni voz ni voto ni derechos, pero sí muchas obligaciones con sus maridos, con la iglesia y con una sociedad machista, pacata y asfixiante».

«El mes de diciembre es un alegato más personal, donde plasmo un poco mis sentimientos sobre un tema que nos afecta a todas y del que apenas hablamos. Es lo que yo llamaría “la generación perdida”», confiesa.

Decidir las doce figuras, reconoce, fue difícil. «Desde luego hay muchísimos más casos que estos doce. Los más dramáticos son aquellos que nos rodean, los que forman parte de nuestra vida cotidiana y que quedan pronto en el olvido: aquella amiga que al quedar embarazada tuvo que dejar sus aspiraciones laborales por exigencias de su pareja hombre, la vecina que se desplazó de ciudad siguiendo a su pareja y perdió su empleo para luego ser abandonada…».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Escribe tu novela trocito a trocito
Cómo crear una sátira como ‘The Boys’
Casas de muñecas con crímenes horrendos
Tacones de aguja, ciencia caliente
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Que interesante trabajo, y trayectoria de Tuttticonfeti, coincidimos en «visibilizar» (así decimos en El Salvador) a las mujeres. Yo realizo también dibujo y pinto mujeres protagonistas de mi país, en los últimos 200 años de nuestra historia, para cambiar el imaginario de las actuales y nuevas generaciones

  • https://youtu.be/rP21sfIZjnM

    Hola, nosotras hemos hecho una obra de teatro para niños y niñas, aprovechando que es el dia de La Mujer, la niña y la ciencia. Se titula El Club Magico de las Mujeres Cientificas..
    Os dejo el enlace y os invito a que lo veais, en los colegios ha tenido muy buen aceptacion. Y estamos muy contentas.
    Gracias

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *