23 de julio 2020    /   CREATIVIDAD
por
Fotos  de 'Perfect Day' de Txema Salvans (MACK, 2020)

‘Perfect day’: un catálogo de supervivencia vacacional

23 de julio 2020    /   CREATIVIDAD     por        Fotos  de 'Perfect Day' de Txema Salvans (MACK, 2020)
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El fotógrafo Joan Fontcuberta le decía al fotógrafo Txema Salvans hace algún tiempo que cualquier cosa es interesante porque trasciende la anécdota y se convierte en un documento.

Más allá de que el fotógrafo Txema Salvans lleve trabajando 15 años en su último libro, Perfect Day (Mack Books, 2020), el tiempo de ocio es una búsqueda universal y la huída vacacional es masiva en nuestro propio entorno.

En Perfect Day hay mucho. Mucho de lo que somos, mucho del contexto del que hemos abusado, sobre todo en la costa mediterránea y mucho exceso cómico vacacional.

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

La mirada de Salvans, como él mismo explica, tiene muy poca pose intelectual porque su mirada es más científica que artística. Con esa premisa, el fotógrafo barcelonés ha congelado muchas de las situaciones inexplicables que vemos como naturales por necesidad o por costumbre y algunos retratos que describen perfectamente la esencia humana en su cruzada por un tiempo de ocio y desconexión.

Salvans activó ese filtro en 2005, con su primer fotolibro, Nice to Meet You. En aquel volumen, el fotógrafo comenzó una radiografía social a partir de la anomalía que son las vacaciones de cada cual, un tiempo que, al fin y al cabo, queda diluido en el océano de lo laboral y lo cotidiano. «Con ese proyecto, compartía un día de vacaciones con muchas personas. Empecé a tomar la decisión de fotografiar la cultura española y sobre la gestión del tiempo libre y del ocio, que es una variante de la cultura de la que uno puede extraer mucha información».

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

Txema Salvans lleva 15 años trabajando con una cámara analógica de gran formato. Además, y por extraño que parezca, el uso de una cámara tan aparatosa y con cierto ritual de montaje hacía que pudiera pasar desapercibido con más facilidad. «Pensaban que era un topógrafo o algún otro tipo de trabajador similar», dice. Por eso podía conseguir esas situaciones sin llamar la atención. «No tomaban conciencia de que ellos eran parte de la foto aunque, en realidad, las fotos eran del contexto que les rodeaba. Ahí estaba la tensión de la escena».

El libro, que se articula en torno al Mediterráneo, no muestra el mar en ni una sola de sus imágenes. Ese es uno de sus preceptos más epatantes porque, ciertamente, ni siquiera hace falta que aparezca para que todo el que observa las fotos sepa lo que cuenta Perfect Day.

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

El libro es un cóctel visual de humor, un golpe de realidad y una llamada de atención ante la diferencia de percepción que todos tenemos entre nosotros y los demás. Como siempre, nunca nos encontramos ridículos, pero tenemos una extraña e inconveniente facilidad en ver a todos los demás en situaciones ridículas.

Perfect Day es también una llamada de atención al milagro estadístico que supone la vida. «La vida es una anomalía en el universo, y la autoconciencia es una anomalía estadística de la vida. Bajo estas premisas, el hecho de estar vivos y de tener autoconciencia independientemente de cuál sea tu situación es un perfect day desde una mirada biológica. Eso siempre me ha resultado gracioso. Es casi una broma, pero no una burla», cuenta el barcelonés.

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

Salvans intenta que todo el mundo se pueda reconocer en ese noble objetivo vacacional que es el de no hacer nada durante un tiempo, «ya sea en la playa al lado de Barcelona o en un velero atracado en una cala junto a Cadaqués. Además, Perfect Day recoge un mensaje de resiliencia y adaptación, de la capacidad que tenemos todos de adaptarnos al entorno y a lo emocional. Nadie puede soportar tanto como nosotros. Lo enseño desde una perspectiva amable, pero somos así».

Aunque pensemos que somos especiales, sin que nos demos cuenta estamos invadiendo los espacios igual que aquellos a los que criticamos.

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

 

El fotógrafo Joan Fontcuberta le decía al fotógrafo Txema Salvans hace algún tiempo que cualquier cosa es interesante porque trasciende la anécdota y se convierte en un documento.

Más allá de que el fotógrafo Txema Salvans lleve trabajando 15 años en su último libro, Perfect Day (Mack Books, 2020), el tiempo de ocio es una búsqueda universal y la huída vacacional es masiva en nuestro propio entorno.

En Perfect Day hay mucho. Mucho de lo que somos, mucho del contexto del que hemos abusado, sobre todo en la costa mediterránea y mucho exceso cómico vacacional.

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

La mirada de Salvans, como él mismo explica, tiene muy poca pose intelectual porque su mirada es más científica que artística. Con esa premisa, el fotógrafo barcelonés ha congelado muchas de las situaciones inexplicables que vemos como naturales por necesidad o por costumbre y algunos retratos que describen perfectamente la esencia humana en su cruzada por un tiempo de ocio y desconexión.

Salvans activó ese filtro en 2005, con su primer fotolibro, Nice to Meet You. En aquel volumen, el fotógrafo comenzó una radiografía social a partir de la anomalía que son las vacaciones de cada cual, un tiempo que, al fin y al cabo, queda diluido en el océano de lo laboral y lo cotidiano. «Con ese proyecto, compartía un día de vacaciones con muchas personas. Empecé a tomar la decisión de fotografiar la cultura española y sobre la gestión del tiempo libre y del ocio, que es una variante de la cultura de la que uno puede extraer mucha información».

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

Txema Salvans lleva 15 años trabajando con una cámara analógica de gran formato. Además, y por extraño que parezca, el uso de una cámara tan aparatosa y con cierto ritual de montaje hacía que pudiera pasar desapercibido con más facilidad. «Pensaban que era un topógrafo o algún otro tipo de trabajador similar», dice. Por eso podía conseguir esas situaciones sin llamar la atención. «No tomaban conciencia de que ellos eran parte de la foto aunque, en realidad, las fotos eran del contexto que les rodeaba. Ahí estaba la tensión de la escena».

El libro, que se articula en torno al Mediterráneo, no muestra el mar en ni una sola de sus imágenes. Ese es uno de sus preceptos más epatantes porque, ciertamente, ni siquiera hace falta que aparezca para que todo el que observa las fotos sepa lo que cuenta Perfect Day.

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

El libro es un cóctel visual de humor, un golpe de realidad y una llamada de atención ante la diferencia de percepción que todos tenemos entre nosotros y los demás. Como siempre, nunca nos encontramos ridículos, pero tenemos una extraña e inconveniente facilidad en ver a todos los demás en situaciones ridículas.

Perfect Day es también una llamada de atención al milagro estadístico que supone la vida. «La vida es una anomalía en el universo, y la autoconciencia es una anomalía estadística de la vida. Bajo estas premisas, el hecho de estar vivos y de tener autoconciencia independientemente de cuál sea tu situación es un perfect day desde una mirada biológica. Eso siempre me ha resultado gracioso. Es casi una broma, pero no una burla», cuenta el barcelonés.

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

Salvans intenta que todo el mundo se pueda reconocer en ese noble objetivo vacacional que es el de no hacer nada durante un tiempo, «ya sea en la playa al lado de Barcelona o en un velero atracado en una cala junto a Cadaqués. Además, Perfect Day recoge un mensaje de resiliencia y adaptación, de la capacidad que tenemos todos de adaptarnos al entorno y a lo emocional. Nadie puede soportar tanto como nosotros. Lo enseño desde una perspectiva amable, pero somos así».

Aunque pensemos que somos especiales, sin que nos demos cuenta estamos invadiendo los espacios igual que aquellos a los que criticamos.

Fotos de ‘Perfect Day’ de Txema Salvans (MACK, 2020)

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
María Goyri, la primera mujer que estudió Filosofía y Letras
Coca-Cola Light celebra su 25º aniversario con una lona gigante
Portadas de discos y revistas para pegar el cambiazo en un museo
De primero, el menú
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad