fbpx
25 de abril 2019    /   CINE/TV
por
 

‘Umbrella Academy’: un drama familiar de gente con superpoderes

(No contiene destripes de la trama)

25 de abril 2019    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¿Por qué atrapa la atención Umbrella Academy, una serie de modestas intenciones?

Una respuesta sencilla: Umbrella Academy es un drama familiar con superhéroes, como La maldición de Hill House era un drama familiar con fantasmas.

El título del primer episodio, aunque pasa desapercibido, es una declaración de intenciones de los guionistas: Solo nos vemos en bodas y funerales. Es también una realidad para muchas familias. En muchos casos, no por la distancia, sino porque sus miembros quieren evitar enfrentamientos o fingimientos.

Umbrella Academy, Hill House y el algoritmo de Netflix

El drama en Umbrella Academy no es amargo como en la serie sobrenatural, pero marca una clara diferencia con otras series de superhéroes:

Artículo relacionado
  • Las dramáticas con protagonistas llenos de dudas existenciales: ¿usar o no usar los poderes?
  • Las series cómicas en las que el superhéroe pertenece a una familia bien avenida.
Umbrella Academy no parece aspirar a la grandeza, pero sí pretende una diferencia en el subgénero de personajes con poderes. Clic para tuitear

El drama familiar no es el único elemento que comparte con Hill House:

  • Son series producidas por Netflix basadas en reconocidos productos editoriales. En el caso de Umbrella Academy, en las novelas gráficas escritas por Gerard Way y dibujadas por Gabriel Bá.
  • Similitudes en los tipos de personajes: el hombre fuerte y silencioso (a lo John Wayne) que es frágil; la hermana a la que no prestan atención; el adicto a las drogas para no ver fantasmas; el rebelde…
  • Una apertura que establece las reglas de la fantasía.
  • El escenario dramático principal es un edificio antiguo lleno de secretos.
  • Un funeral reúne a los miembros separados durante años y enfrentados.
  • La descomposición de una familia a lo largo de la serie y el reajuste en el último capítulo.
  • Uno de los miembros ha escrito un libro sobre la familia por necesidad de dinero… y como ajuste de cuentas.

Tanto la serie de fantasmas como la de superhéroes parecen sugeridas por el algoritmo de Netflix. Lo cierto es que la fórmula no es nueva:

«[La serie] Los Soprano se convierte en arte cuando habla, más que de la mafia, de la familia americana», dijo David Simon (The Wire) hablando sobre la creación de su colega David Chase.

Simon intuye que toda serie que aspira a la grandeza, a escarbar en el alma, debe tener como epicentro una familia.

Umbrella Academy no parece aspirar a la grandeza, pero sí pretende una diferencia en el subgénero de personajes con poderes. No es raro que entre la fantasía y la violencia irreal, los momentos más emotivos, placenteros o amargos tienen como protagonista a la familia.

La misión de salvar al mundo podría ser otra: acabar con un supervillano mecánico o evitar una invasión extraterrestre. Los conflictos familiares estarían igualmente presentes.

Un comienzo con fantasía y economía narrativa

Sin embargo, la primera secuencia de Umbrella Academy apela al género fantástico. Esto es importante. Es un cebo para el público, igual que Hill House comienza con la mansión siniestra.

The Umbrella Academy. Imagen: Netflix.
The Umbrella Academy. Imagen: Netflix.

Una secuencia que quizá recuerde a algunos una vieja superstición española. «No te metas en una piscina porque puedes quedarte embarazada», eso decía tu madre que le dijeron de niña. «Las cosas de los antiguos».

En Umbrella Academy, una joven, además de quedar embarazada al instante, gesta al bebé en segundos y lo tiene en brazos al instante. Una voz masculina y gastada relata: «El primer día de octubre de 1989, 43 mujeres en todo el mundo dieron a luz repentinamente al mismo tiempo. Un hecho nada inusual salvo que ninguna de esas mujeres estaba embarazada al comenzar el día».

Treinta y tantas palabras que contradicen la creencia popular de que una imagen vale más que mil palabras. Con estas palabras Umbrella Academy nos evita asistir a 42 partos, aclaran lo extraordinario de estos bebés y predisponen al público a aceptar la fantasía. Esto incluye lo que vendrá, como un mono que habla: Pogo, una suerte de mayordomo, asistente científico, custodio de secretos y narrador inicial.

La narración continúa comiéndose secuencias: «Sir Reginald Hargreeves, multimillonario excéntrico y aventurero, decidió localizar y adoptar a todos los bebés posibles». La frase acompaña a un hombre de edad indefinida y aspecto desfasado que conoce a la parturienta de la piscina.

Un rótulo remata: CONSIGUIÓ A SIETE.

Un comitiva compuesta por Reginald, siete niñeras y siete cochecitos de bebés retro, incluso en 1989, acaba ante la mansión de Umbrella Academy.

La economía narrativa, heredada del cómic, nos trae al presente, con los niños ya adultos. Cinco chicos y dos chicas en sus vidas más o menos corrientes a pesar de los comienzos extraordinarios.

Umbrella Academy - Vanya
The Umbrella Academy. Imagen: Netflix.

Gente corriente

La muerte de padre adoptivo reúne a los hermanos tras años alejados los unos de los otros. Una muerte que cimienta el drama familiar. Las viejas rencillas entre hermanos, envidias y celos, explotan en el peor momento. Hermanos que, además, por distintas circunstancias de la vida, están emocionalmente rotos o castrados.

Como en muchas familias, se quieren a pesar de… tantas cosas. Su infancia está ligada a una época de fama, pero también llena de momentos tristes.

Reginald Hargreeves, el hombre que los compró, no los trató como niños sino como soldados objeto. Se dirigía a los pequeños llamándolos por un número; los obligó a entrenar los poderes; los sometió a sus peores miedos; les impuso como niñera un mujer robot de comportamiento teatral; restringió el horario de juegos y la fraternidad.

Sin embargo, los sentimientos de los hermanos varían con los recuerdos. Unas veces, Reginald es visto como un mal padre; otras, el hombre que los acogió. Vivo o muerto, el padre es el epicentro del drama. Los hermanos lo traen continuamente a las conversaciones. Es una manera de evitar el enfrentamiento directo. Un enfrentamiento a menudo buscado porque significa estar en relación con los otros.

Aunque los hermanos abandonaron el Umbrella Academy y cortaron el contacto los unos con los otros y con el padre, viven cerca del edificio paterno. Significa que no han cortado los lazos. Tras la muerte del padre, la mayor parte del tiempo la pasan en Umbrella Academy, de la misma manera que algunos borrachos vuelven a los bares donde saben que no serán bien recibidos.

Umbrella Academy. Imagen: Netflix.

La reparación del corazón, el verdadero tema

El continuo retorno a casa solo puede explicarse porque los hermanos están solos. Han fracasado en el amor o no lo conocieron por miedo.

Cada hermano quiere otro reconocimiento o aceptación o simplemente no ser excluido del grupo.

El vacío que deja el desamor y la soledad está reforzado por los otros miembros de la familia:

  • El mono Pogus arrastra la tristeza de ser único en su especie.
  • La madre robot consiguió autoconciencia, pero finge estar bien como madre.

La galería de villanos tiene juguetes rotos que desean amar y ser amados. La relación amorosa otoñal que uno de los pistoleros asesinos establece con una dependienta es uno de los momentos mágicos.

Del cómic a la televisión

No es raro que la adaptación a televisión corra a cargo del guionista Jeremy Slater, que adaptó previamente El exorcista a televisión con la premisa: historia sobrenatural + drama familiar.

Mucho antes de Umbrella Academy, Slater escribió el guion del incomprendido Los cuatro fantásticos (2015) aquel que tenía a Michael B. Jordan como Antorcha (decisión que levantó ampollas). Aquella adaptación prefería centrarse en las relaciones entre los superhéroes en vez de las escenas de violencia y efectos digitales.

Con Umbrella Academy, Slater sabe conjugar las difíciles relaciones de una familia disfuncional y las escenas de acción. Aunque, en más de una secuencia, las canciones pueden resultar molestas acompañando la violencia. Con la música se ha pretendido aliviar la crudeza de los golpes y la sangre de la trama fin de mundo.

Aunque la música lastra la parte dramática, esta por sí sola resulta solvente. Refleja con credibilidad las diferencias entre los hermanos por asuntos que  olvidaron.

Un mundo sin tecnología

El mundo fantástico que propone Umbrella Academy contribuye al aislamiento. Aunque la trama principal se desarrolla en el presente, no están las tecnologías de comunicación que conocemos.

Los personajes usan cabinas telefónicas. No saben los unos de los otros a través de mensajería instantánea ni redes sociales. El pasado de las personas no está en Google sino en periódicos digitalizados. Sin embargo, no reparamos en la ausencia de la tecnología. La serie consigue situarnos en una suerte de realidad alternativa.

El destino contra los personajes

El único personaje que no busca el amor es la Jefa de la Comisión, la organización que mantiene intacta la historia. La Comisión representa el mayor obstáculo para el amor: tiene como objetivo que el fin del mundo se lleve a cabo tal y como está escrito.

La Comisión consigue lo que de otra manera sería poco menos que imposible: la reconstitución de la Umbrella Academy. No porque los hermanos quieran salvar el mundo, sino porque quieren salvar a la familia. Solo se tienen los unos a los otros.

¿Por qué atrapa la atención Umbrella Academy, una serie de modestas intenciones?

Una respuesta sencilla: Umbrella Academy es un drama familiar con superhéroes, como La maldición de Hill House era un drama familiar con fantasmas.

El título del primer episodio, aunque pasa desapercibido, es una declaración de intenciones de los guionistas: Solo nos vemos en bodas y funerales. Es también una realidad para muchas familias. En muchos casos, no por la distancia, sino porque sus miembros quieren evitar enfrentamientos o fingimientos.

Umbrella Academy, Hill House y el algoritmo de Netflix

El drama en Umbrella Academy no es amargo como en la serie sobrenatural, pero marca una clara diferencia con otras series de superhéroes:

  • Las dramáticas con protagonistas llenos de dudas existenciales: ¿usar o no usar los poderes?
  • Las series cómicas en las que el superhéroe pertenece a una familia bien avenida.
Umbrella Academy no parece aspirar a la grandeza, pero sí pretende una diferencia en el subgénero de personajes con poderes. Clic para tuitear

El drama familiar no es el único elemento que comparte con Hill House:

  • Son series producidas por Netflix basadas en reconocidos productos editoriales. En el caso de Umbrella Academy, en las novelas gráficas escritas por Gerard Way y dibujadas por Gabriel Bá.
  • Similitudes en los tipos de personajes: el hombre fuerte y silencioso (a lo John Wayne) que es frágil; la hermana a la que no prestan atención; el adicto a las drogas para no ver fantasmas; el rebelde…
  • Una apertura que establece las reglas de la fantasía.
  • El escenario dramático principal es un edificio antiguo lleno de secretos.
  • Un funeral reúne a los miembros separados durante años y enfrentados.
  • La descomposición de una familia a lo largo de la serie y el reajuste en el último capítulo.
  • Uno de los miembros ha escrito un libro sobre la familia por necesidad de dinero… y como ajuste de cuentas.

Tanto la serie de fantasmas como la de superhéroes parecen sugeridas por el algoritmo de Netflix. Lo cierto es que la fórmula no es nueva:

Artículo relacionado

«[La serie] Los Soprano se convierte en arte cuando habla, más que de la mafia, de la familia americana», dijo David Simon (The Wire) hablando sobre la creación de su colega David Chase.

Simon intuye que toda serie que aspira a la grandeza, a escarbar en el alma, debe tener como epicentro una familia.

Umbrella Academy no parece aspirar a la grandeza, pero sí pretende una diferencia en el subgénero de personajes con poderes. No es raro que entre la fantasía y la violencia irreal, los momentos más emotivos, placenteros o amargos tienen como protagonista a la familia.

La misión de salvar al mundo podría ser otra: acabar con un supervillano mecánico o evitar una invasión extraterrestre. Los conflictos familiares estarían igualmente presentes.

Un comienzo con fantasía y economía narrativa

Sin embargo, la primera secuencia de Umbrella Academy apela al género fantástico. Esto es importante. Es un cebo para el público, igual que Hill House comienza con la mansión siniestra.

The Umbrella Academy. Imagen: Netflix.
The Umbrella Academy. Imagen: Netflix.

Una secuencia que quizá recuerde a algunos una vieja superstición española. «No te metas en una piscina porque puedes quedarte embarazada», eso decía tu madre que le dijeron de niña. «Las cosas de los antiguos».

En Umbrella Academy, una joven, además de quedar embarazada al instante, gesta al bebé en segundos y lo tiene en brazos al instante. Una voz masculina y gastada relata: «El primer día de octubre de 1989, 43 mujeres en todo el mundo dieron a luz repentinamente al mismo tiempo. Un hecho nada inusual salvo que ninguna de esas mujeres estaba embarazada al comenzar el día».

Treinta y tantas palabras que contradicen la creencia popular de que una imagen vale más que mil palabras. Con estas palabras Umbrella Academy nos evita asistir a 42 partos, aclaran lo extraordinario de estos bebés y predisponen al público a aceptar la fantasía. Esto incluye lo que vendrá, como un mono que habla: Pogo, una suerte de mayordomo, asistente científico, custodio de secretos y narrador inicial.

La narración continúa comiéndose secuencias: «Sir Reginald Hargreeves, multimillonario excéntrico y aventurero, decidió localizar y adoptar a todos los bebés posibles». La frase acompaña a un hombre de edad indefinida y aspecto desfasado que conoce a la parturienta de la piscina.

Un rótulo remata: CONSIGUIÓ A SIETE.

Un comitiva compuesta por Reginald, siete niñeras y siete cochecitos de bebés retro, incluso en 1989, acaba ante la mansión de Umbrella Academy.

La economía narrativa, heredada del cómic, nos trae al presente, con los niños ya adultos. Cinco chicos y dos chicas en sus vidas más o menos corrientes a pesar de los comienzos extraordinarios.

Umbrella Academy - Vanya
The Umbrella Academy. Imagen: Netflix.

Gente corriente

La muerte de padre adoptivo reúne a los hermanos tras años alejados los unos de los otros. Una muerte que cimienta el drama familiar. Las viejas rencillas entre hermanos, envidias y celos, explotan en el peor momento. Hermanos que, además, por distintas circunstancias de la vida, están emocionalmente rotos o castrados.

Como en muchas familias, se quieren a pesar de… tantas cosas. Su infancia está ligada a una época de fama, pero también llena de momentos tristes.

Reginald Hargreeves, el hombre que los compró, no los trató como niños sino como soldados objeto. Se dirigía a los pequeños llamándolos por un número; los obligó a entrenar los poderes; los sometió a sus peores miedos; les impuso como niñera un mujer robot de comportamiento teatral; restringió el horario de juegos y la fraternidad.

Sin embargo, los sentimientos de los hermanos varían con los recuerdos. Unas veces, Reginald es visto como un mal padre; otras, el hombre que los acogió. Vivo o muerto, el padre es el epicentro del drama. Los hermanos lo traen continuamente a las conversaciones. Es una manera de evitar el enfrentamiento directo. Un enfrentamiento a menudo buscado porque significa estar en relación con los otros.

Aunque los hermanos abandonaron el Umbrella Academy y cortaron el contacto los unos con los otros y con el padre, viven cerca del edificio paterno. Significa que no han cortado los lazos. Tras la muerte del padre, la mayor parte del tiempo la pasan en Umbrella Academy, de la misma manera que algunos borrachos vuelven a los bares donde saben que no serán bien recibidos.

Umbrella Academy. Imagen: Netflix.

La reparación del corazón, el verdadero tema

El continuo retorno a casa solo puede explicarse porque los hermanos están solos. Han fracasado en el amor o no lo conocieron por miedo.

Cada hermano quiere otro reconocimiento o aceptación o simplemente no ser excluido del grupo.

El vacío que deja el desamor y la soledad está reforzado por los otros miembros de la familia:

  • El mono Pogus arrastra la tristeza de ser único en su especie.
  • La madre robot consiguió autoconciencia, pero finge estar bien como madre.

La galería de villanos tiene juguetes rotos que desean amar y ser amados. La relación amorosa otoñal que uno de los pistoleros asesinos establece con una dependienta es uno de los momentos mágicos.

Del cómic a la televisión

No es raro que la adaptación a televisión corra a cargo del guionista Jeremy Slater, que adaptó previamente El exorcista a televisión con la premisa: historia sobrenatural + drama familiar.

Mucho antes de Umbrella Academy, Slater escribió el guion del incomprendido Los cuatro fantásticos (2015) aquel que tenía a Michael B. Jordan como Antorcha (decisión que levantó ampollas). Aquella adaptación prefería centrarse en las relaciones entre los superhéroes en vez de las escenas de violencia y efectos digitales.

Con Umbrella Academy, Slater sabe conjugar las difíciles relaciones de una familia disfuncional y las escenas de acción. Aunque, en más de una secuencia, las canciones pueden resultar molestas acompañando la violencia. Con la música se ha pretendido aliviar la crudeza de los golpes y la sangre de la trama fin de mundo.

Aunque la música lastra la parte dramática, esta por sí sola resulta solvente. Refleja con credibilidad las diferencias entre los hermanos por asuntos que  olvidaron.

Un mundo sin tecnología

El mundo fantástico que propone Umbrella Academy contribuye al aislamiento. Aunque la trama principal se desarrolla en el presente, no están las tecnologías de comunicación que conocemos.

Los personajes usan cabinas telefónicas. No saben los unos de los otros a través de mensajería instantánea ni redes sociales. El pasado de las personas no está en Google sino en periódicos digitalizados. Sin embargo, no reparamos en la ausencia de la tecnología. La serie consigue situarnos en una suerte de realidad alternativa.

El destino contra los personajes

El único personaje que no busca el amor es la Jefa de la Comisión, la organización que mantiene intacta la historia. La Comisión representa el mayor obstáculo para el amor: tiene como objetivo que el fin del mundo se lleve a cabo tal y como está escrito.

La Comisión consigue lo que de otra manera sería poco menos que imposible: la reconstitución de la Umbrella Academy. No porque los hermanos quieran salvar el mundo, sino porque quieren salvar a la familia. Solo se tienen los unos a los otros.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Zorras y villanos
‘Todo es una mierda’: el arte de la vida cotidiana
Un cortometraje de cine en la etiqueta de vino
Un corto perfecto sobre el ser humano imperfecto
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *