fbpx
29 de agosto 2013    /   CIENCIA
por
 

Un semáforo en la ducha para ahorrar agua

29 de agosto 2013    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Sumergirse en la ducha después de un largo día de trabajo es uno de los grandes placeres de la vida. Para muchos es un momento en el que el tiempo deja de importar mientras el agua cae sobre nuestras cabezas aportando esa dosis necesaria de calor diario. Un grupo de ingenieros ha inventado un artilugio con el fin de, nunca mejor dicho, aguar la fiesta a los que deciden tomarse todo el tiempo del mundo en el baño. Su invento se llama Uji y es un cabezal de ducha concebido para inducirnos a hacer un uso más responsable del agua.

Al empezar el baño, la alcachofa desprende una luz verde que poco a poco va cambiando hasta convertirse en roja en el momento en que se superan los 7 minutos. A partir de entonces, este color recuerda que el tiempo óptimo de lavado personal ha terminado.

Según sus inventores Sam Woolf y Tyler Wilson, este sencillo cabezal contribuye a acortar el tiempo en la ducha en una media del 12%. Con un precio de 50 dólares sostienen, en declaraciones  a NPR, que se amortiza en 7 meses de uso y que cada año se pueden llegar a ahorrar más de 85 dólares en la factura del agua.

El proyecto, desarrollado en el seno de un curso de ingeniería mecánica en la universidad de Tufts, prevé empezar una prueba piloto en varias universidades estadounidenses antes de lanzarlo al mercado en 2014.

La luz funciona con un generador que se abastece del movimiento del agua.

Aun siendo cierto que su ubicuidad podría llevar a las personas a ignorarla a la larga, a veces lo único que se necesita es un pequeño recordatorio para romper el trance inducido por la ducha y acordarse de la importancia de ahorrar un bien tan preciado como el H2O.

Uji no es el único invento reciente que busca provocar un uso más eficiente del agua. En febrero un grupo de estudiantes israelís presentaron un sistema que atrapa el agua fría que sale de la ducha antes de calentarse para ser reutilizada. Normalmente ese líquido se desperdicia por el desagüe hasta que se alcanza la temperatura óptima para meterse en la cabina. Este invento utiliza sensores para guardar el agua fría en un depósito que se emplea para otras tareas domésticas hasta que se calienta. Un mecanismo sencillo que ahorraría millones de litros al año si su uso se extendiese.

Sumergirse en la ducha después de un largo día de trabajo es uno de los grandes placeres de la vida. Para muchos es un momento en el que el tiempo deja de importar mientras el agua cae sobre nuestras cabezas aportando esa dosis necesaria de calor diario. Un grupo de ingenieros ha inventado un artilugio con el fin de, nunca mejor dicho, aguar la fiesta a los que deciden tomarse todo el tiempo del mundo en el baño. Su invento se llama Uji y es un cabezal de ducha concebido para inducirnos a hacer un uso más responsable del agua.

Al empezar el baño, la alcachofa desprende una luz verde que poco a poco va cambiando hasta convertirse en roja en el momento en que se superan los 7 minutos. A partir de entonces, este color recuerda que el tiempo óptimo de lavado personal ha terminado.

Según sus inventores Sam Woolf y Tyler Wilson, este sencillo cabezal contribuye a acortar el tiempo en la ducha en una media del 12%. Con un precio de 50 dólares sostienen, en declaraciones  a NPR, que se amortiza en 7 meses de uso y que cada año se pueden llegar a ahorrar más de 85 dólares en la factura del agua.

El proyecto, desarrollado en el seno de un curso de ingeniería mecánica en la universidad de Tufts, prevé empezar una prueba piloto en varias universidades estadounidenses antes de lanzarlo al mercado en 2014.

La luz funciona con un generador que se abastece del movimiento del agua.

Aun siendo cierto que su ubicuidad podría llevar a las personas a ignorarla a la larga, a veces lo único que se necesita es un pequeño recordatorio para romper el trance inducido por la ducha y acordarse de la importancia de ahorrar un bien tan preciado como el H2O.

Uji no es el único invento reciente que busca provocar un uso más eficiente del agua. En febrero un grupo de estudiantes israelís presentaron un sistema que atrapa el agua fría que sale de la ducha antes de calentarse para ser reutilizada. Normalmente ese líquido se desperdicia por el desagüe hasta que se alcanza la temperatura óptima para meterse en la cabina. Este invento utiliza sensores para guardar el agua fría en un depósito que se emplea para otras tareas domésticas hasta que se calienta. Un mecanismo sencillo que ahorraría millones de litros al año si su uso se extendiese.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Hay que elegir entre Isaac Asimov y Stephen Hawking?
Los alimentos y hábitos que pueden arruinar tu dentadura sin que te des cuenta
Si tienes un problema, échate a dormir
¿Por qué enganchan las series dramáticas de TV repletas de 'cliffhangers'?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • No me gusta mucho el diseño pero la idea si!
    Pero la verdad que estando en una región (no sé si es lo mismo en toda España) donde la factura de agua es proporcional a la capacidad del piso…
    No entiendo como se puede concienciar a uno si no lo puede ver reflejado en su factura y ahorrar de verdad. Si uso poca agua yo sola en una casa de 4 habitaciones, pago por 4 personas que se bañan, duchan, beben, riegan…? un poco ridículo la verdad…

  • me parece una idea estupenda y creo que se puede comercializar fácilmente entre mis propios clientes podría instalarse enbasrantes hoteles 0034608407849 I think is the big good idea I will be ready for suporting

  • La idea del semáforo aumenta los niveles de seguridad en la ducha, pensando en términos de usabilidad y personas con ciertos problemas; y no es tan trivial como pudiera parecer. Un saludo.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *