fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
29 de mayo 2017    /   BRANDED CONTENT
 

¿Cómo transmitirías en una obra artística tu pasión por las cañas?

29 de mayo 2017    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En España bebemos cerveza de una forma peculiar que no se repite en otros países. Estas son algunas de nuestras costumbres más arraigadas.

¡Ay, las cañitas!

El tamaño no importa. Es más: a menudo preferimos la cerveza en pequeño formato. La costumbre de pedir «cañitas» o botellines vence a otro modo de consumo que se da en otros países de Europa. Pocas cosas unen más a un grupo que ese momento en el que alguien propone: «¿otra ronda?» y todos los demás asienten con la cabeza, con la sonrisa o con los vasos vacíos. Los formatos más grandes pueden calentarse en el vaso. Da igual que al final no salga a cuenta, somos muy de tomarnos la vida a sorbitos y la cerveza en una sucesión de cañas pequeñas.

pequenas

¡Qué calor! Una birra, ¿no?

La cerveza y el sol están hechos para estar juntos, no hay más que ver las tonalidades que ambos provocan y cómo se complementan. Después de un partido con los amigos, de un plan al aire libre, de una tarde en la playa… nada sabe mejor que una refrescante cervecita al aire libre.

sol

¡Pasión por las tapas!

«Quedar para tomar unas cañas» implica algo muy importante además de la cerveza: LAS TAPAS.

La gastronomía española resumida en ese pequeño y delicioso formato. Las tapas y las cañas se van solapando como en un baile: la tapa te da sed y pides otra caña, te queda aun cerveza y pides algo de picar… Cuando la agenda está repleta, casi siempre hay tiempo para una caña. Cuando la cartera no está muy llena, casi siempre hay bastante para una caña. Quedar para tomar cañas y tapas es el momento social por excelencia para la gente joven.

tapas

Claro, me paso un rato

Seguro que alguna vez te ha tocado sentarte en una comida al lado de alguien con quien no tenías mucho que hablar. Lo bueno de salir «de cañas» es que a menudo se toman de pie o en banquetas altas, por lo que podrás rotar de grupo sin ningún problema, persiguiendo así una buena conversación o unas buenas risas. Además, este formato permite flexibilidad horaria: puedes incorporarte más tarde, irte antes… cosa que no te permitiría una comida formal en un restaurante. El momento de las cañas es una perfecta metáfora de la libertad durante el cual cada uno puede ser uno mismo sin contemplaciones.

momento

La Asociación de Cerveceros busca a esos jóvenes con una vena artística que quieran transmitir ese mensaje de pasión por la cerveza. Por eso ha convocado la XV edición de su concurso creativo, que se ha convertido en un original medidor de las costumbres de los jóvenes alrededor de la cerveza. Las obras tienen que transmitir siempre las bondades de consumir cerveza con moderación y responsabilidad.

cartel-certamen-un-dedo-de-espuma-dos-dedos-de-frente-2017

 

Puedes participar hasta el 25 de julio de 2017 en cualquiera de las cuatro categorías: audiovisual, gráfica, microrrelato en Twitter o fotografía. ¡Seguro que no es la primera vez que homenajeas a la cerveza por alguno de estos canales! Por cada categoría se otorgará un premio del jurado y otro del público. Puedes acceder a las bases completas aquí.

Para que te inspires, te dejamos los ocho ganadores de la anterior edición.

GANADORES DEL JURADO

-AUDIOVISUAL: Clàudia Barberá Miró

-GRÁFICA: José Andrés Gil Piñero

jurado_grafica

-FOTOGRAFÍA: Sergio Ibáñez de la Guía

jurado_foto

-TUIT: Cristina Amigo Andrade

jurado_tweet

GANADORES DEL PÚBLICO

-AUDIOVISUAL: Toni Fresnel

-GRÁFICA: Camilo Bracho

publico_grafica

-FOTOGRAFÍA: Ariadna Rafart Torres

publico_foto

-TUIT: Pablo Candau Ibarra

publico_tweet

En España bebemos cerveza de una forma peculiar que no se repite en otros países. Estas son algunas de nuestras costumbres más arraigadas.

¡Ay, las cañitas!

El tamaño no importa. Es más: a menudo preferimos la cerveza en pequeño formato. La costumbre de pedir «cañitas» o botellines vence a otro modo de consumo que se da en otros países de Europa. Pocas cosas unen más a un grupo que ese momento en el que alguien propone: «¿otra ronda?» y todos los demás asienten con la cabeza, con la sonrisa o con los vasos vacíos. Los formatos más grandes pueden calentarse en el vaso. Da igual que al final no salga a cuenta, somos muy de tomarnos la vida a sorbitos y la cerveza en una sucesión de cañas pequeñas.

pequenas

¡Qué calor! Una birra, ¿no?

La cerveza y el sol están hechos para estar juntos, no hay más que ver las tonalidades que ambos provocan y cómo se complementan. Después de un partido con los amigos, de un plan al aire libre, de una tarde en la playa… nada sabe mejor que una refrescante cervecita al aire libre.

sol

¡Pasión por las tapas!

«Quedar para tomar unas cañas» implica algo muy importante además de la cerveza: LAS TAPAS.

La gastronomía española resumida en ese pequeño y delicioso formato. Las tapas y las cañas se van solapando como en un baile: la tapa te da sed y pides otra caña, te queda aun cerveza y pides algo de picar… Cuando la agenda está repleta, casi siempre hay tiempo para una caña. Cuando la cartera no está muy llena, casi siempre hay bastante para una caña. Quedar para tomar cañas y tapas es el momento social por excelencia para la gente joven.

tapas

Claro, me paso un rato

Seguro que alguna vez te ha tocado sentarte en una comida al lado de alguien con quien no tenías mucho que hablar. Lo bueno de salir «de cañas» es que a menudo se toman de pie o en banquetas altas, por lo que podrás rotar de grupo sin ningún problema, persiguiendo así una buena conversación o unas buenas risas. Además, este formato permite flexibilidad horaria: puedes incorporarte más tarde, irte antes… cosa que no te permitiría una comida formal en un restaurante. El momento de las cañas es una perfecta metáfora de la libertad durante el cual cada uno puede ser uno mismo sin contemplaciones.

momento

La Asociación de Cerveceros busca a esos jóvenes con una vena artística que quieran transmitir ese mensaje de pasión por la cerveza. Por eso ha convocado la XV edición de su concurso creativo, que se ha convertido en un original medidor de las costumbres de los jóvenes alrededor de la cerveza. Las obras tienen que transmitir siempre las bondades de consumir cerveza con moderación y responsabilidad.

cartel-certamen-un-dedo-de-espuma-dos-dedos-de-frente-2017

 

Puedes participar hasta el 25 de julio de 2017 en cualquiera de las cuatro categorías: audiovisual, gráfica, microrrelato en Twitter o fotografía. ¡Seguro que no es la primera vez que homenajeas a la cerveza por alguno de estos canales! Por cada categoría se otorgará un premio del jurado y otro del público. Puedes acceder a las bases completas aquí.

Para que te inspires, te dejamos los ocho ganadores de la anterior edición.

GANADORES DEL JURADO

-AUDIOVISUAL: Clàudia Barberá Miró

-GRÁFICA: José Andrés Gil Piñero

jurado_grafica

-FOTOGRAFÍA: Sergio Ibáñez de la Guía

jurado_foto

-TUIT: Cristina Amigo Andrade

jurado_tweet

GANADORES DEL PÚBLICO

-AUDIOVISUAL: Toni Fresnel

-GRÁFICA: Camilo Bracho

publico_grafica

-FOTOGRAFÍA: Ariadna Rafart Torres

publico_foto

-TUIT: Pablo Candau Ibarra

publico_tweet

Compártelo twitter facebook whatsapp
Humor ácido para sobrellevar tiempos difíciles
Los 6 posts más leídos de la semana
El Prado triunfa en Instagram explicando cada día un cuadro en directo
Los collage de Juan Carlos Monroy
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *