13 de julio 2012    /   BUSINESS
por
 

Un fanzine sobre drogas psicodélicas

13 de julio 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Vuelve Martin Tupper. Tras el idilio con Japón y su posterior locura para contar lo que había vivido en más de 600 páginas, el escritor de fanzines entró en contacto con el mundillo de las drogas psicodélicas, incluso probó algunas, y decidió que ese sería el siguiente tema a tratar en su serie de libros delirantes.

La nueva etapa se llama Secretos del universo y es solo la primera parte de una edición que tendrá 3 libros en total. “En este capítulo hago una exposición absolutamente científica de las drogas psicodélicas, en la que realizo un análisis meditado sobre cómo hacer un uso correcto de cada una”, explica Tupper.

El trabajo sigue fiel a su estética ochentera y espíritu independiente (es completamente autoeditado). El interior del fanzine de 350 páginas intenta luchar contra las percepciones erróneas que existen en torno a estas drogas. “Me limito a hablar de todas aquellas sustancias que entran dentro de la psicodelia como el LSD, Peyote, ayahuasca o las setas de una forma completamente natural y accesible para todos los públicos”.

También incluye un poco de arqueología contemporánea. “He republicado en castellano un mítico artículo de la revista Life del año 57 sobre la búsqueda del hongo mágico”.

Tupper realiza entrevistas con personas cercanas a las drogas psicodélicas. “Una de mis favoritas es con Krystle Cole. Es una chica que hace unos años estaba relacionada con un grupo de personas que movía más del 90% del LSD que se vendía en el mundo. La historia acabó como el rosario del aurora, pero ella logró librarse de la cárcel. Por el camino aprendió muchísimo sobre estas sustancias y ahora se dedica a hacer vídeos en YouTube donde explica las precauciones que hay que tomar. Son vídeos totalmente educativos y ella es, en realidad, una persona totalmente normal. A veces lo lleva al lado místico pero yo prefiero mantenerme en la asepsia de la ciencia”.

El trabajo toma como principal inspiración un libro llamado lenguaje, mente y sociedad. “Es un trabajo de un profesor de filosofía jubilado llamado Jose María Chamorro. El subtítulo, hacia una teoría materialista del sujeto, es lo que más me interesa. Me inspiró porque plantea que hay que estudiar científicamente todo a nuestro alrededor, sin elucubraciones. He cogido esta base y la he aplicado al libro”.

Durante la preparación del libro, Tupper tuvo la oportunidad de experimentar con algunas de estas sustancias que menciona en su obra. “He probado algunas y las que no, lo señalo. Pero lo que he logrado averiguar es que, en el fondo, son bastante parecidas. Cambia la experiencia en la superficie. Las setas son relajantes. El peyote es estimulante, pero la experiencia rara es igual”.

“No busco ni mitificar ni promocionar el uso de estas drogas. Simplemente explicar lo que son con normalidad. La gente la prueba como el que se va de viaje a Nueva York. No te vas a Nueva York todos los días. Pero de vez en cuando te apetece”.

Mientras tanto la segunda edición de Los secretos del universo ya está de camino. “Esta vez trataré sobre la hipnosis. No me parece que sea un tema que esté bien tratado en los medios. Escuchas miles de cosas, pero falta información fiable y contrastada».

Vuelve Martin Tupper. Tras el idilio con Japón y su posterior locura para contar lo que había vivido en más de 600 páginas, el escritor de fanzines entró en contacto con el mundillo de las drogas psicodélicas, incluso probó algunas, y decidió que ese sería el siguiente tema a tratar en su serie de libros delirantes.

La nueva etapa se llama Secretos del universo y es solo la primera parte de una edición que tendrá 3 libros en total. “En este capítulo hago una exposición absolutamente científica de las drogas psicodélicas, en la que realizo un análisis meditado sobre cómo hacer un uso correcto de cada una”, explica Tupper.

El trabajo sigue fiel a su estética ochentera y espíritu independiente (es completamente autoeditado). El interior del fanzine de 350 páginas intenta luchar contra las percepciones erróneas que existen en torno a estas drogas. “Me limito a hablar de todas aquellas sustancias que entran dentro de la psicodelia como el LSD, Peyote, ayahuasca o las setas de una forma completamente natural y accesible para todos los públicos”.

También incluye un poco de arqueología contemporánea. “He republicado en castellano un mítico artículo de la revista Life del año 57 sobre la búsqueda del hongo mágico”.

Tupper realiza entrevistas con personas cercanas a las drogas psicodélicas. “Una de mis favoritas es con Krystle Cole. Es una chica que hace unos años estaba relacionada con un grupo de personas que movía más del 90% del LSD que se vendía en el mundo. La historia acabó como el rosario del aurora, pero ella logró librarse de la cárcel. Por el camino aprendió muchísimo sobre estas sustancias y ahora se dedica a hacer vídeos en YouTube donde explica las precauciones que hay que tomar. Son vídeos totalmente educativos y ella es, en realidad, una persona totalmente normal. A veces lo lleva al lado místico pero yo prefiero mantenerme en la asepsia de la ciencia”.

El trabajo toma como principal inspiración un libro llamado lenguaje, mente y sociedad. “Es un trabajo de un profesor de filosofía jubilado llamado Jose María Chamorro. El subtítulo, hacia una teoría materialista del sujeto, es lo que más me interesa. Me inspiró porque plantea que hay que estudiar científicamente todo a nuestro alrededor, sin elucubraciones. He cogido esta base y la he aplicado al libro”.

Durante la preparación del libro, Tupper tuvo la oportunidad de experimentar con algunas de estas sustancias que menciona en su obra. “He probado algunas y las que no, lo señalo. Pero lo que he logrado averiguar es que, en el fondo, son bastante parecidas. Cambia la experiencia en la superficie. Las setas son relajantes. El peyote es estimulante, pero la experiencia rara es igual”.

“No busco ni mitificar ni promocionar el uso de estas drogas. Simplemente explicar lo que son con normalidad. La gente la prueba como el que se va de viaje a Nueva York. No te vas a Nueva York todos los días. Pero de vez en cuando te apetece”.

Mientras tanto la segunda edición de Los secretos del universo ya está de camino. “Esta vez trataré sobre la hipnosis. No me parece que sea un tema que esté bien tratado en los medios. Escuchas miles de cosas, pero falta información fiable y contrastada».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Juan Pastor Bustamante: “El sector de las industrias creativas necesita más profesionalización”
‘Estranged Sex’: el ridículo y el riesgo ocultos tras las estéticas del porno
Julio Villanueva Chang: «Un editor es un ignorante experto en preguntar»
Los padres de la astronáutica en el siglo XIX
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies