22 de diciembre 2011    /   BUSINESS
por
 

Un Google Map para entender la historia

22 de diciembre 2011    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Locating London's Past

El inconsciente hace que, de manera automática, la adopción de nuevas tecnologías instaure en nosotros un poso futurista. Siendo esto así, lo cierto es que mirar atrás mediante las mismas tecnologías hace posible comprender la historia de una manera bastante efectiva. El Instituto de Investigación histórica de la Universidad de Londres ha colocado sobre un mapa histórico de Google Maps una ingente cantidad de datos que ayudan a entender cómo era esa ciudad en los siglos XVII y XVIII.

El proyecto, que pretende avanzar en las técnicas de representación de datos sobre mapas, aprovecha la potencia de tecnologías como Google Maps para mostrar la historia utilizando el impacto visual. Han utilizado algunos de los registros judiciales de la capital británica para crear un un curioso mapa del crimen histórico.

Tim Hitchcock, uno de los investigadores responsables de la iniciativa, cuenta cómo nació la idea. «Hemos intentado hacer la gran cantidad de datos disponibles en Old Bailey más usables.Conforme crecía la cantidad de datos, se hizo más urgente la creación de sistemas de mapeo más sofisticados. Hemos seguido la línea de lo que ha hecho la Biblioteca Nacional de Escocia con objeto de llegar a una audiencia más generalista y más amplia. Por esto hemos utilizado como contenedor a Google Maps».

El objetivo del proyecto pasaba la representación de viejos datos en un entorno atractivo para el usuario del siglo XXI pero también por la intención de proponer una transición entre los sistemas de información geográfica utilizados por los técnicos profesionales y las nuevas y accesibles tecnologías presentes en internet. «Locating London’s Past tiene por ánimo convertirse en puente hacia un intuitivo entendimiento de los mapas que la mayoría de los estudiante poseen», explica Hitchcock.

La iniciativa permite, a juicio del investigador, «proponer nuevas preguntas y tomar nuevos caminos. Trabajamos con los datos de manera rápida e intuitiva. Mi mayor sorpresa fue comprobar lo fácil que resultaba formular y probar cada hipótesis».

Locating’s London Past permite la búsqueda de términos como «cuchillo» o «fiebre» y ofreciendo resultados que permiten a los historiadores jugar con los datos y las ideas de una manera totalmente diferente. «También podemos asociar evidencias estadísticas de riqueza o enfermedades con diferentes lenguas para ver si están asociadas a una cultura determinada», resalta Hitchcock.

A partir de ahora, lo que queda es seguir ampliando el contenedor. «Queremos ir añadiendo más sets de datos (por ejemplo, datos de novelas del siglo XVIII). Pero nuestro principal interés es conseguir que nuestro sitio pueda ‘hablar’ con otros sitios similares que permitan comparar este trabajo con el hecho en Madrid, Bombay, Nueva York o Sidney».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Locating London's Past

El inconsciente hace que, de manera automática, la adopción de nuevas tecnologías instaure en nosotros un poso futurista. Siendo esto así, lo cierto es que mirar atrás mediante las mismas tecnologías hace posible comprender la historia de una manera bastante efectiva. El Instituto de Investigación histórica de la Universidad de Londres ha colocado sobre un mapa histórico de Google Maps una ingente cantidad de datos que ayudan a entender cómo era esa ciudad en los siglos XVII y XVIII.

El proyecto, que pretende avanzar en las técnicas de representación de datos sobre mapas, aprovecha la potencia de tecnologías como Google Maps para mostrar la historia utilizando el impacto visual. Han utilizado algunos de los registros judiciales de la capital británica para crear un un curioso mapa del crimen histórico.

Tim Hitchcock, uno de los investigadores responsables de la iniciativa, cuenta cómo nació la idea. «Hemos intentado hacer la gran cantidad de datos disponibles en Old Bailey más usables.Conforme crecía la cantidad de datos, se hizo más urgente la creación de sistemas de mapeo más sofisticados. Hemos seguido la línea de lo que ha hecho la Biblioteca Nacional de Escocia con objeto de llegar a una audiencia más generalista y más amplia. Por esto hemos utilizado como contenedor a Google Maps».

El objetivo del proyecto pasaba la representación de viejos datos en un entorno atractivo para el usuario del siglo XXI pero también por la intención de proponer una transición entre los sistemas de información geográfica utilizados por los técnicos profesionales y las nuevas y accesibles tecnologías presentes en internet. «Locating London’s Past tiene por ánimo convertirse en puente hacia un intuitivo entendimiento de los mapas que la mayoría de los estudiante poseen», explica Hitchcock.

La iniciativa permite, a juicio del investigador, «proponer nuevas preguntas y tomar nuevos caminos. Trabajamos con los datos de manera rápida e intuitiva. Mi mayor sorpresa fue comprobar lo fácil que resultaba formular y probar cada hipótesis».

Locating’s London Past permite la búsqueda de términos como «cuchillo» o «fiebre» y ofreciendo resultados que permiten a los historiadores jugar con los datos y las ideas de una manera totalmente diferente. «También podemos asociar evidencias estadísticas de riqueza o enfermedades con diferentes lenguas para ver si están asociadas a una cultura determinada», resalta Hitchcock.

A partir de ahora, lo que queda es seguir ampliando el contenedor. «Queremos ir añadiendo más sets de datos (por ejemplo, datos de novelas del siglo XVIII). Pero nuestro principal interés es conseguir que nuestro sitio pueda ‘hablar’ con otros sitios similares que permitan comparar este trabajo con el hecho en Madrid, Bombay, Nueva York o Sidney».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Madreselva, el color de 2011
Tu proyecto digital, a cuatro patas
El escultor de espacios
Dropis: una moneda alternativa para evitar la violencia
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies