fbpx
5 de junio 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

Un jarrón hecho por ti y elaborado por un artesano

5 de junio 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

No es fácil trabajar con las manos en los tiempos que corren. Los precios irrisorios de Ikea dificultan poner en valor un trabajo artesanal, por un lado, y el prototipado rápido le come terreno por otro. Si añadimos la reducción del poder adquisitivo general la cosa se vuelve más complicada aún.
«Las nuevas generaciones y la artesanía tradicional hablan en códigos distintos. Viven de espaldas», explica Juan Gasca, que cree haber dado con una idea para revertir esta situación. Su propuesta se llama Dovase, una aplicación para tabletas en la que cualquier persona puede diseñarse su propio jarrón en 3D y enviarlo directamente a un ceramista para que materialice ese proyecto.
«Está pensado para conectar el mundo analógico de la artesanía con el mundo digital de la Red pero sin perder la esencia de la alfarería», explica Gasca, que ha montado el proyecto junto con Rafael Zaragoza.

Juan Carlos Iñesta, un ceramista que trabaja en Manises (Valencia) bajo el nombre de Domanises, es el encargado de llevar el concepto desarrollado en la aplicación a la realidad. «Trabajamos juntos en un proyecto llamado La Mamba Studio en el pasado, y cuando me contó la complicada situación en la que se encontraba la artesanía me puse a pensar en formas para acercar su trabajo a una generación cada vez más digital. Al final acabamos con esta solución: las piezas son ideadas por ti pero ejecutadas por él», añade el fundador de Dovase. 
dovase domanises
Una versión experimental de la aplicación está disponible, en la actualidad, en Android Market a la espera de conseguir más financiación. «Hemos empezado solo con el proceso de diseño y la posibilidad de mandarlo a Juan Carlos. En el futuro queremos que el sistema sea más sofisticado y tenga una pasarela de pago que te presupueste directamente el precio del objeto. La idea es movernos en una horquilla de precios entre 230 y 350 euros».
Si Dovase despega, Gasca no descarta aumentar el número de artesanos que trabajen con la aplicación. «Es algo que nos hemos planteado desde el principio. Podría ser una manera muy interesante de acercarlos a individuos de todo el mundo sin tener que visitarlos en persona. Cuando entras en la web de Domanises es posible ver su taller con fotografía en tres dimensiones. Por un momento puedes adentrarte en la realidad de quien te fabrica las cosas sin importar lo lejos que estés».
1dedo
13D
1vaseykey
1vasey
juancarlos inesta

No es fácil trabajar con las manos en los tiempos que corren. Los precios irrisorios de Ikea dificultan poner en valor un trabajo artesanal, por un lado, y el prototipado rápido le come terreno por otro. Si añadimos la reducción del poder adquisitivo general la cosa se vuelve más complicada aún.
«Las nuevas generaciones y la artesanía tradicional hablan en códigos distintos. Viven de espaldas», explica Juan Gasca, que cree haber dado con una idea para revertir esta situación. Su propuesta se llama Dovase, una aplicación para tabletas en la que cualquier persona puede diseñarse su propio jarrón en 3D y enviarlo directamente a un ceramista para que materialice ese proyecto.
«Está pensado para conectar el mundo analógico de la artesanía con el mundo digital de la Red pero sin perder la esencia de la alfarería», explica Gasca, que ha montado el proyecto junto con Rafael Zaragoza.

Juan Carlos Iñesta, un ceramista que trabaja en Manises (Valencia) bajo el nombre de Domanises, es el encargado de llevar el concepto desarrollado en la aplicación a la realidad. «Trabajamos juntos en un proyecto llamado La Mamba Studio en el pasado, y cuando me contó la complicada situación en la que se encontraba la artesanía me puse a pensar en formas para acercar su trabajo a una generación cada vez más digital. Al final acabamos con esta solución: las piezas son ideadas por ti pero ejecutadas por él», añade el fundador de Dovase. 
dovase domanises
Una versión experimental de la aplicación está disponible, en la actualidad, en Android Market a la espera de conseguir más financiación. «Hemos empezado solo con el proceso de diseño y la posibilidad de mandarlo a Juan Carlos. En el futuro queremos que el sistema sea más sofisticado y tenga una pasarela de pago que te presupueste directamente el precio del objeto. La idea es movernos en una horquilla de precios entre 230 y 350 euros».
Si Dovase despega, Gasca no descarta aumentar el número de artesanos que trabajen con la aplicación. «Es algo que nos hemos planteado desde el principio. Podría ser una manera muy interesante de acercarlos a individuos de todo el mundo sin tener que visitarlos en persona. Cuando entras en la web de Domanises es posible ver su taller con fotografía en tres dimensiones. Por un momento puedes adentrarte en la realidad de quien te fabrica las cosas sin importar lo lejos que estés».
1dedo
13D
1vaseykey
1vasey
juancarlos inesta

Compártelo twitter facebook whatsapp
No tengas miedo a internet
El generador automático de nombres para grupos punk que nunca falla
Lo más leído de la semana en Yorokobu
Los 5 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Increíble! estos proyectos que no dejan que el espíritu artístico se apague y es más, ayudan a difusión insertándolos en mercado es esperanzador. Ahora el desafío es ampliar el alcance del proyecto para poder incluir a los muchos artesanos de todo el mundo y fomentar el empleo. Felicitaciones!

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *