fbpx
26 de noviembre 2014    /   IDEAS
por
 

Un palo por el culo

26 de noviembre 2014    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

No. No nos hemos entregado sin remisión a la alta literatura. Esta historia tiene mucho más que ver con el amor, la empatía y el cariño al prójimo. O con «una química emocional potentísima», como explica su fundador, al que de aquí en adelante pondremos el ficticio nombre de Gaizka Toquero por cuestiones de ocultación de la identidad.
Por mucho que el otoño esté jugando a ser primavera (tomad frase nerudiana), los primeros fríos despiertan la desagradable sensación de todos los años. Hay que empezar a pensar en dejarse la panoja en los seres cercanos, ya sean más, menos queridos o incluso cuñaos. Hay que empezar a pensar en los regalos de navidad.
Aunque lo habrán deducido por la naturaleza del objeto, Un palo por el culo viene del norte peninsular. Y hasta aquí podemos leer acerca de su origen. Gaizka Toquero y norte peninsular. Los motivos de la gestación del peculiar regalable son, según Toquero, tremendamente simples. «¿A quién no le gusta recibir un regalo? ¿A quien no le gusta enviarlos? Decidimos buscar una solución efectiva, que fuera muy gráfica y que no ofreciera dudas del mensaje que se entrega».
palo-1
Un palo por el culo es, atención, un palo. Exactamente eso. Lo del culo es solo una sugerencia del fabricante. El paquete consta de un palo de madera «acabado con mucho amor», un folleto informativo por si el receptor no entiende de qué va el regalo y una caja «al más puro estilo Apple, con un diseño pensado para maximizar el efecto del regalo».
La clave del proyecto está, según su creador, en el cúmulo de experiencias que se generan. «Como cualquier regalo que se hace con un sentimiento especial, las sensaciones son parte de la experiencia de usuario. No solo se envía un regalo, se vive la emoción de hacerlo en vivo, la espera hasta que se sabe que ha sido entregado…», cuenta Toquero.
Los envíos son anónimos. Es decir, se puede hacer llegar el palo a la dirección que se desee permaneciendo el remitente en el anonimato en todo momento. Además, la persona que manda el regalo recibirá un notificación de recepción del paquete, por lo que podrá asegurarse de que el destinatario se encuentra ya disfrutando de un palo.

No. No nos hemos entregado sin remisión a la alta literatura. Esta historia tiene mucho más que ver con el amor, la empatía y el cariño al prójimo. O con «una química emocional potentísima», como explica su fundador, al que de aquí en adelante pondremos el ficticio nombre de Gaizka Toquero por cuestiones de ocultación de la identidad.
Por mucho que el otoño esté jugando a ser primavera (tomad frase nerudiana), los primeros fríos despiertan la desagradable sensación de todos los años. Hay que empezar a pensar en dejarse la panoja en los seres cercanos, ya sean más, menos queridos o incluso cuñaos. Hay que empezar a pensar en los regalos de navidad.
Aunque lo habrán deducido por la naturaleza del objeto, Un palo por el culo viene del norte peninsular. Y hasta aquí podemos leer acerca de su origen. Gaizka Toquero y norte peninsular. Los motivos de la gestación del peculiar regalable son, según Toquero, tremendamente simples. «¿A quién no le gusta recibir un regalo? ¿A quien no le gusta enviarlos? Decidimos buscar una solución efectiva, que fuera muy gráfica y que no ofreciera dudas del mensaje que se entrega».
palo-1
Un palo por el culo es, atención, un palo. Exactamente eso. Lo del culo es solo una sugerencia del fabricante. El paquete consta de un palo de madera «acabado con mucho amor», un folleto informativo por si el receptor no entiende de qué va el regalo y una caja «al más puro estilo Apple, con un diseño pensado para maximizar el efecto del regalo».
La clave del proyecto está, según su creador, en el cúmulo de experiencias que se generan. «Como cualquier regalo que se hace con un sentimiento especial, las sensaciones son parte de la experiencia de usuario. No solo se envía un regalo, se vive la emoción de hacerlo en vivo, la espera hasta que se sabe que ha sido entregado…», cuenta Toquero.
Los envíos son anónimos. Es decir, se puede hacer llegar el palo a la dirección que se desee permaneciendo el remitente en el anonimato en todo momento. Además, la persona que manda el regalo recibirá un notificación de recepción del paquete, por lo que podrá asegurarse de que el destinatario se encuentra ya disfrutando de un palo.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Red móvil indígena 1 – Multinacionales 0
Un centro comercial iluminado por lechugas podridas
Una cosa diminuta en el interior de un arenque hizo que Ámsterdam fuera la ciudad más liberal del mundo
Lo que mi hijo me enseña sobre los monstruos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • ¡Hola!
    Soy la administradora de la cuenta @bookstagramer_1 en Instagram.
    Hace poco he alcanzado los 6110 seguidores en la cuenta y me dedico a hacer publicidad de tiendas que buscan ser conocidas y expandirse un poco más.
    Cada mes, me pongo en contacto con una tienda para promocionarla de manera gratuita en la cuenta.
    Ya he colaborado con tiendas como Hamaya, Venca, Zombie boy, Ebora Kids, y Tous, además de tiendas de personalizar, editoriales y autores independientes.
    Para este mes, me pongo en contacto con vosotros.
    Les cuento un poquito como sería la colaboración:
    Para las colaboraciones me suelen mandar alguno de sus productos (a elección de los vendedores, normalmente suelen enviarnos los productos menos vendidos o que por alguna cosa u otra no se venden con facilidad o estan en liquidación y les urge) de manera gratuita y gastos pagados de envio y yo, hago unboxing y recomiendo tanto tienda como producto durante un mes contando un poco lo que les inspiró a crear la tienda o el producto, comento las novedades, y subo los descuentos del momento en el caso de que los tenga finalmente doy lo que sería mi opinión personal sobre ellos y realizo un sorteo de alguno de los productos cuyo requisito sería seguir vuestra cuenta y hacer una entrada cuando les llegue hablando del producto.
    ¿Qué me dicen?

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *