fbpx
21 de octubre 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Un restaurante de Israel ofrece un 50% de descuento a los árabes y judíos que coman juntos

21 de octubre 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

«¿Tienes miedo de los árabes? ¿Tienes miedo de los judíos?», pregunta un cartel posteado en el perfil de Facebook de un restaurante hebreo. «En nuestro local no tenemos árabes, tampoco judíos… solo hay seres humanos».
Desde hace diez días, Kobi Tzafrir, el dueño del restaurante israelí Hummus Bar, harto de la creciente intolerancia de las fuerzas extremistas de ambos lados, judíos y árabes, decidió llevar a cabo una gran iniciativa: animar a que gente de distintas culturas se sentaran a comer en la misma mesa. ¿Cómo atraerlos? Muy fácil, ofreciendo un «excelente hummus árabe y un falafel genial», dice el cartel y añade: «ya seas árabe, judío, cristiano, hindú, etc.». Y encima con un cincuenta por ciento de descuento.
humus2
Desde entonces, el dueño asegura que ha conseguido sentar en varias mesas a gente de ambas culturas, árabes y hebreos, incluso personas de una cultura tan dispar como la japonesa, que han visto la iniciativa y se han querido acercar. Un pequeño y simbólico paso para acabar con un odio sin sentido que no lleva a ningún sitio.
(Encontrado en: Times of Israel)
 

«¿Tienes miedo de los árabes? ¿Tienes miedo de los judíos?», pregunta un cartel posteado en el perfil de Facebook de un restaurante hebreo. «En nuestro local no tenemos árabes, tampoco judíos… solo hay seres humanos».
Desde hace diez días, Kobi Tzafrir, el dueño del restaurante israelí Hummus Bar, harto de la creciente intolerancia de las fuerzas extremistas de ambos lados, judíos y árabes, decidió llevar a cabo una gran iniciativa: animar a que gente de distintas culturas se sentaran a comer en la misma mesa. ¿Cómo atraerlos? Muy fácil, ofreciendo un «excelente hummus árabe y un falafel genial», dice el cartel y añade: «ya seas árabe, judío, cristiano, hindú, etc.». Y encima con un cincuenta por ciento de descuento.
humus2
Desde entonces, el dueño asegura que ha conseguido sentar en varias mesas a gente de ambas culturas, árabes y hebreos, incluso personas de una cultura tan dispar como la japonesa, que han visto la iniciativa y se han querido acercar. Un pequeño y simbólico paso para acabar con un odio sin sentido que no lleva a ningún sitio.
(Encontrado en: Times of Israel)
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Humanae: educar para la igualdad mediante la fotografía
El origen de los dichos: Echarle a uno el muerto y comerse un marrón
Ya es otoño en OK Go
Líderes mundiales cagando y otras formas de liberar al pueblo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *