fbpx
30 de noviembre 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

Un trozo de hielo polar en las neveras holandesas

30 de noviembre 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

De cumplirse los pronósticos más pesimistas, el hielo ártico podría desaparecer en la segunda mitad del siglo. Los artistas holandeses Coralie Vogelaar y Castelein Teun dudan que los programas contra el calentamiento global den sus frutos a tiempo por lo que han decidido rescatar, al menos, una parte del glaciar Sermeq Kujalleg de Groenlandia. Hasta el 5 de diciembre será posible adquirir un trozo del glaciar en el Museum Square de Amsterdam.

Vogelaar y Teun han bautizado su proyecto como MyPolarice y con él pretende que holandeses y turistas ‘adopten’ un trozo de hielo polar y lo dejen invernar en su nevera a la espera de ‘tiempos mejores’.

Los artistas extrajeron un total de mil pedazos de hielo los cuales serán vendidos a un precio de 24,95 euros. Eso salvo que las ventas se disparen y el stock disminuya antes de lo previsto, lo que aumentaría el valor de cada unidad, según advierten los responsables del proyecto. Cada una de las piezas se ha envasado en una cápsula especial que permite que el hielo aguante congelado hasta tres horas fuera de la nevera.

La pop up store de MyPolarice permanecerá abierta en el museo holandés hasta el próximo 5 de diciembre.

De cumplirse los pronósticos más pesimistas, el hielo ártico podría desaparecer en la segunda mitad del siglo. Los artistas holandeses Coralie Vogelaar y Castelein Teun dudan que los programas contra el calentamiento global den sus frutos a tiempo por lo que han decidido rescatar, al menos, una parte del glaciar Sermeq Kujalleg de Groenlandia. Hasta el 5 de diciembre será posible adquirir un trozo del glaciar en el Museum Square de Amsterdam.

Vogelaar y Teun han bautizado su proyecto como MyPolarice y con él pretende que holandeses y turistas ‘adopten’ un trozo de hielo polar y lo dejen invernar en su nevera a la espera de ‘tiempos mejores’.

Los artistas extrajeron un total de mil pedazos de hielo los cuales serán vendidos a un precio de 24,95 euros. Eso salvo que las ventas se disparen y el stock disminuya antes de lo previsto, lo que aumentaría el valor de cada unidad, según advierten los responsables del proyecto. Cada una de las piezas se ha envasado en una cápsula especial que permite que el hielo aguante congelado hasta tres horas fuera de la nevera.

La pop up store de MyPolarice permanecerá abierta en el museo holandés hasta el próximo 5 de diciembre.

Compártelo twitter facebook whatsapp
'Dame la paga, que voy a publicar un fanzine'
«Los directores de películas son los arquitectos del cine»
No verás el arte por el que no pagarías
Jugando como Celia Villalobos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *