29 de enero 2010    /   DIGITAL
por
 

Un viaje por la fauna humana

29 de enero 2010    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

nueva

Es como una ruleta rusa pero en vez de balas hay personas. Entra en la web de Chat Roulette, conecta tu cámara y empezarás a ver personas de cualquier parte del mundo que están conectadas en ese momento. Alguien aparecerá al azar. Si te gusta, puedes hablar con él o escribirle en el chat adjunto. Si no, puedes pasar al siguiente, a ver a quién encuentras.

Chatroulette vuelve a dejarlo claro. Los early adopters y las personas que más experimentan con Internet son los niños, los asiáticos y los fans del porno. En un espacio de media hora aparecieron unos niños rusos…

ruso

Un joven de China trabajando desde su oficina. Entre caracteres chinos y caracteres latinos mantuvimos una conversación amable y divertida. Acabó llamando a sus compañeros de trabajo y todos nos despedimos con el gesto universal de “adiós”…

chinillos2

Un gato bailando. El usuario de esa webcam prefería hacer reír al que encontrara al otro lado…

gato

Un hombre ocupado con su muñeca hinchable. De este tipo de escenas aparecieron varias… ¡Confirmado! En Internet hay mucho sexo.

guarro2

Un comedor de gusanos en directo. Repugnante pero ahí te quedabas viendo el espectáculo…

gusano

Y alguien que se ocultaba tras el negro de su cámara web desconectada y te dirigía a su mail personal para hablar de sexo.

oculto

¡¡Un experimento genial!! Gracias, Oscar Hormigos.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

nueva

Es como una ruleta rusa pero en vez de balas hay personas. Entra en la web de Chat Roulette, conecta tu cámara y empezarás a ver personas de cualquier parte del mundo que están conectadas en ese momento. Alguien aparecerá al azar. Si te gusta, puedes hablar con él o escribirle en el chat adjunto. Si no, puedes pasar al siguiente, a ver a quién encuentras.

Chatroulette vuelve a dejarlo claro. Los early adopters y las personas que más experimentan con Internet son los niños, los asiáticos y los fans del porno. En un espacio de media hora aparecieron unos niños rusos…

ruso

Un joven de China trabajando desde su oficina. Entre caracteres chinos y caracteres latinos mantuvimos una conversación amable y divertida. Acabó llamando a sus compañeros de trabajo y todos nos despedimos con el gesto universal de “adiós”…

chinillos2

Un gato bailando. El usuario de esa webcam prefería hacer reír al que encontrara al otro lado…

gato

Un hombre ocupado con su muñeca hinchable. De este tipo de escenas aparecieron varias… ¡Confirmado! En Internet hay mucho sexo.

guarro2

Un comedor de gusanos en directo. Repugnante pero ahí te quedabas viendo el espectáculo…

gusano

Y alguien que se ocultaba tras el negro de su cámara web desconectada y te dirigía a su mail personal para hablar de sexo.

oculto

¡¡Un experimento genial!! Gracias, Oscar Hormigos.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Android se convierte en la plataforma móvil de mayor implantación mundial
El hombre que convirtió el papel en píxeles
Historias contra la soledad
Consejos para grabar vídeos con el móvil y convertirte en el próximo Soderbergh
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 10
  • Llamad a Samanta Villar! 21 días en chatroulette, debe ser lo más…

    Coñas aparte, me parece molonísimo, es de esas experiencias tras las que entras en sitios web «no sociales» y te parecen tan sosos…

    Saludos

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies