1 de octubre 2015    /   CREATIVIDAD
por
fotografia  

Una exposición en un contenedor de escombros

1 de octubre 2015    /   CREATIVIDAD     por        fotografia  
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Si para encontrar un piso decente y bien situado hay que sudar sangre, para localizar una sala de exposiciones que acepte mostrar tus obras, que las condiciones sean buenas y que, además, esté en un lugar céntrico es directamente una misión hercúlea.
Por eso, Carlos Yuste pensó que mucho mejor que buscar es encontrar y plantarse allí. Escogió un espacio junto al madrileño parque del Retiro, en la calle Menorca, y será allí donde monte su exposición efímera en el interior de un contenedor de obra.
Yuste dice que la idea llegó durante un proceso de exploración. «Estoy trabajando en ideas y series de piezas sobre lo subjetivo del valor de las cosas. En esta línea escribí «Si fuera un Millonario Excéntrico», el primer libro escrito en cartones de bingo. Por cierto, se está vendiendo a buen ritmo en la Central de Callao, considerando buen ritmo la venta de 5 ejemplares al mes. Este proyecto es un paso más en esa línea de trabajo».

converse_ocuadro1_new_o
flauta_o


‘Un Contenedor De Obra’ mostrará una serie de piezas que, con su presencia, testimonian el probable final de una vida no necesariamente útil. Todo tienen fecha de caducidad y, en el caso tanto de esos objetos y de la exposición, llegará de manera rápida. «Todo estará expuesto al clima, a que se lo lleve quien pase por ahí o a que me tiren un colchón encima. Las piezas estarán ahí abandonadas. Un contenedor es un contenedor. Busco la pureza del proyecto. Ah, y que es un coñazo estar ahí para saludar, soy muy tímido».
El trasfondo intelectual de esta exposición basura (literalmente, en este caso) viene dado, según Yuste, por su interés por «la observación, la desubicación conceptual, el tratamiento conductual, el valor como absoluta subjetividad, y el último movimiento del azar en el final de las vidas».
Las piezas se bautizan con nombres como ‘Zapatilla Enjarronada’, ‘Han dado cambios’ —que es básicamente una suela pisando gafas (proveniente de una colección dedicada a la publicidad)—, ‘Rodillos 1 y 3’ o ‘Aspirador aspirando gafas’. Yuste explica que «todas las piezas descansan como sacos muertos, puertas o viejos suelos, esperando calmos su final, con una tímida certeza de convertirse en aquello inesperado que algunos andan buscando».
Probablemente, Diógenes ande un poco enfadado por este desprendimiento de objetos tan repentino. Suponemos que Marcel Duchamp, sin embargo, aprobaría el uso de los mismos. La exposición comenzará mañana viernes a las 15.00h en Madrid, en la calle Menorca, 4. Su clausura está por determinar. Durará lo que tenga que durar.

Actualización: Estas son las fotos de la exposición.
container
la foto-62
container2
1

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Si para encontrar un piso decente y bien situado hay que sudar sangre, para localizar una sala de exposiciones que acepte mostrar tus obras, que las condiciones sean buenas y que, además, esté en un lugar céntrico es directamente una misión hercúlea.
Por eso, Carlos Yuste pensó que mucho mejor que buscar es encontrar y plantarse allí. Escogió un espacio junto al madrileño parque del Retiro, en la calle Menorca, y será allí donde monte su exposición efímera en el interior de un contenedor de obra.
Yuste dice que la idea llegó durante un proceso de exploración. «Estoy trabajando en ideas y series de piezas sobre lo subjetivo del valor de las cosas. En esta línea escribí «Si fuera un Millonario Excéntrico», el primer libro escrito en cartones de bingo. Por cierto, se está vendiendo a buen ritmo en la Central de Callao, considerando buen ritmo la venta de 5 ejemplares al mes. Este proyecto es un paso más en esa línea de trabajo».

converse_ocuadro1_new_o
flauta_o


‘Un Contenedor De Obra’ mostrará una serie de piezas que, con su presencia, testimonian el probable final de una vida no necesariamente útil. Todo tienen fecha de caducidad y, en el caso tanto de esos objetos y de la exposición, llegará de manera rápida. «Todo estará expuesto al clima, a que se lo lleve quien pase por ahí o a que me tiren un colchón encima. Las piezas estarán ahí abandonadas. Un contenedor es un contenedor. Busco la pureza del proyecto. Ah, y que es un coñazo estar ahí para saludar, soy muy tímido».
El trasfondo intelectual de esta exposición basura (literalmente, en este caso) viene dado, según Yuste, por su interés por «la observación, la desubicación conceptual, el tratamiento conductual, el valor como absoluta subjetividad, y el último movimiento del azar en el final de las vidas».
Las piezas se bautizan con nombres como ‘Zapatilla Enjarronada’, ‘Han dado cambios’ —que es básicamente una suela pisando gafas (proveniente de una colección dedicada a la publicidad)—, ‘Rodillos 1 y 3’ o ‘Aspirador aspirando gafas’. Yuste explica que «todas las piezas descansan como sacos muertos, puertas o viejos suelos, esperando calmos su final, con una tímida certeza de convertirse en aquello inesperado que algunos andan buscando».
Probablemente, Diógenes ande un poco enfadado por este desprendimiento de objetos tan repentino. Suponemos que Marcel Duchamp, sin embargo, aprobaría el uso de los mismos. La exposición comenzará mañana viernes a las 15.00h en Madrid, en la calle Menorca, 4. Su clausura está por determinar. Durará lo que tenga que durar.

Actualización: Estas son las fotos de la exposición.
container
la foto-62
container2
1

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
“Es verdad, a mí también me pasó”
Si un cartel de música de los años 60 fuera un número, sería así
Consejos de superhéroes para combatir a asesinos en serie
Max Aub: el escritor perseguido que hizo un periódico de titulares cómicos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies