18 de junio 2015    /   BUSINESS
por
 

Una molesta invitación

18 de junio 2015    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

La tarjeta lo decía claramente: «Obligatorio asistir disfrazado». Y a ella, eso de vestirse de mamarracha, por mucho que a aquella exclusiva fiesta acudiera lo más granado de la empresa española, no le apetecía nada. Estuvo tentada de declinar la invitación, pero su negocio necesitaba de socios e inversores para remontar y allí podría encontrarlos.
Era una fiesta temática y los disfraces tenían que ser sobre alimentos, así que no servía cualquier cosa. De pronto, se le ocurrió la idea. Una hora más tarde, cogió un taxi y llegó a la fiesta. Al entregar su invitación en la entrada, la secretaria que repartía los antifaces de bienvenida la recriminó: «Disculpe, señorita. Pero si no viene usted disfrazada no puedo dejarla pasar». Ella la miró con sorna. Se atusó su elegante vestido blanco de estilo ibicenco y sacó de su bolso, blanco también, un cartel del mismo tono y grandes letras negras que decía: «Soy la leche». «¿Quién le ha dicho a usted que no voy disfrazada?», replicó cogiendo su antifaz y entrando a la fiesta.
Terminada la historia, vamos al lío. ¿Cuándo se escriben cómo, qué, dónde, quién… con tilde? Muchos lo sabréis ya, of course. No esperábamos menos. Pero para aquellos que aún no lo tenéis claro, aquí os dejo una cuantas indicaciones.
Van CON TILDE:
–  Cuando son pronombres y adverbios interrogativos, directos o indirectos: ¿Qué comemos hoy?,  ¡Cuánto tardan!, No sé dónde lo he puesto.
– Cuando esos pronombres y adverbios interrogativos van sustantivados: No importa el cuánto, sino el cómo.
­– En unidades fraseológicas: el qué dirán, mira por dónde, quién sabe, quién lo iba a decir…
 
Van SIN TILDE:
– Cuando son relativos: Aquí es donde pasó su infancia; Come cuanto quieras.
– Cuando son conjunciones: Quiero que me escuches; No es tan guapo como aparentaba; Cuando el río suena, agua lleva.
– En unidades fraseológicas como las siguientes: ¿A que…? (¿A que no te atreves a subir?); como si tal cosa; cual más, cual menos; quien más, quien menos; en cuanto; cada cual; quien… (Quien bien te quiere te hará llorar).
Que en interrogativas totales (se contestan con sí o no): ¿Que no vienes?
Y la pronunciación (átona o tónica) también os puede dar pistas. Porque no es lo mismo decir No contó que había comido que No contó qué había comido. ¿Cierto?

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

La tarjeta lo decía claramente: «Obligatorio asistir disfrazado». Y a ella, eso de vestirse de mamarracha, por mucho que a aquella exclusiva fiesta acudiera lo más granado de la empresa española, no le apetecía nada. Estuvo tentada de declinar la invitación, pero su negocio necesitaba de socios e inversores para remontar y allí podría encontrarlos.
Era una fiesta temática y los disfraces tenían que ser sobre alimentos, así que no servía cualquier cosa. De pronto, se le ocurrió la idea. Una hora más tarde, cogió un taxi y llegó a la fiesta. Al entregar su invitación en la entrada, la secretaria que repartía los antifaces de bienvenida la recriminó: «Disculpe, señorita. Pero si no viene usted disfrazada no puedo dejarla pasar». Ella la miró con sorna. Se atusó su elegante vestido blanco de estilo ibicenco y sacó de su bolso, blanco también, un cartel del mismo tono y grandes letras negras que decía: «Soy la leche». «¿Quién le ha dicho a usted que no voy disfrazada?», replicó cogiendo su antifaz y entrando a la fiesta.
Terminada la historia, vamos al lío. ¿Cuándo se escriben cómo, qué, dónde, quién… con tilde? Muchos lo sabréis ya, of course. No esperábamos menos. Pero para aquellos que aún no lo tenéis claro, aquí os dejo una cuantas indicaciones.
Van CON TILDE:
–  Cuando son pronombres y adverbios interrogativos, directos o indirectos: ¿Qué comemos hoy?,  ¡Cuánto tardan!, No sé dónde lo he puesto.
– Cuando esos pronombres y adverbios interrogativos van sustantivados: No importa el cuánto, sino el cómo.
­– En unidades fraseológicas: el qué dirán, mira por dónde, quién sabe, quién lo iba a decir…
 
Van SIN TILDE:
– Cuando son relativos: Aquí es donde pasó su infancia; Come cuanto quieras.
– Cuando son conjunciones: Quiero que me escuches; No es tan guapo como aparentaba; Cuando el río suena, agua lleva.
– En unidades fraseológicas como las siguientes: ¿A que…? (¿A que no te atreves a subir?); como si tal cosa; cual más, cual menos; quien más, quien menos; en cuanto; cada cual; quien… (Quien bien te quiere te hará llorar).
Que en interrogativas totales (se contestan con sí o no): ¿Que no vienes?
Y la pronunciación (átona o tónica) también os puede dar pistas. Porque no es lo mismo decir No contó que había comido que No contó qué había comido. ¿Cierto?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Kukuwa Fitness: un baile de raíces africanas para descubrir músculos que ni sabías que tenías
Profesionales de papel: el creciente mercado de la compra de títulos
Bienvenido Mr. Falo
Identifica los errores de tu pensamiento y trabajarás mucho mejor
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad