Publicado: 08 de julio 2021 09:07  | Actualizado: 09 de julio 2021 10:40    /   CREATIVIDAD
por
 

Una portada para Yorokobu basada en hechos reales

Publicado: 08 de julio 2021 09:07  | Actualizado: 09 de julio 2021 10:40    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
Carla Lucena

La ilustración de esta portada está basada en hechos reales, como rezan los créditos de las películas que ponen después de comer y que tan bien sirven para dormir la siesta.

Su autora, la ilustradora y directora de arte malagueña Carla Lucena, se sentó una tarde de verano en el Parador de Torremolinos, tras un día de playa, en una de las terrazas que daban al campo de golf. Mientras tomaba un cóctel, un Martin Miller’s, para ser exactos, leía Pulp, de Charles Bukowski. «Me sentí transformada en la señora inglesa que está en Torremolinos de vacaciones, y la experiencia me encantó».

Carla Lucena

Y a ese recuerdo ha recurrido para hacer esta portada tan estilo mid century, cuya estética es la que más le gusta. La escena que reproduce tiene una ubicación concreta, Torremolinos, un lugar que aún conserva muchos rinconcitos mágicos de mediados del siglo pasado, «porque en los años 60, Torremolinos era una modernez absoluta. Teníamos aquí a Brigitte Bardot y a Frank Sinatra», explica Lucena.

«Cogí estas cosas, la experiencia, el estilo y el sitio, y lo trasladé a esta combinación de elementos que podría ser una experiencia en un hotel veraniego de mediados del siglo XX».

El resultado es esta ilustración digital que ha pintado directamente en Illustrator y Photoshop a base de vectores. Los bocetos a mano, explica, solo le sirven para hacerse una composición un poco más clara en la cabeza, poco más.

Otra cosa que has de saber de la portada de Carla Lucena es que puedes arrancarla y colgarla en tu salón. Hazte con ella (y con el resto de la revista) aquí:

 

La ilustración de esta portada está basada en hechos reales, como rezan los créditos de las películas que ponen después de comer y que tan bien sirven para dormir la siesta.

Su autora, la ilustradora y directora de arte malagueña Carla Lucena, se sentó una tarde de verano en el Parador de Torremolinos, tras un día de playa, en una de las terrazas que daban al campo de golf. Mientras tomaba un cóctel, un Martin Miller’s, para ser exactos, leía Pulp, de Charles Bukowski. «Me sentí transformada en la señora inglesa que está en Torremolinos de vacaciones, y la experiencia me encantó».

Carla Lucena

Y a ese recuerdo ha recurrido para hacer esta portada tan estilo mid century, cuya estética es la que más le gusta. La escena que reproduce tiene una ubicación concreta, Torremolinos, un lugar que aún conserva muchos rinconcitos mágicos de mediados del siglo pasado, «porque en los años 60, Torremolinos era una modernez absoluta. Teníamos aquí a Brigitte Bardot y a Frank Sinatra», explica Lucena.

«Cogí estas cosas, la experiencia, el estilo y el sitio, y lo trasladé a esta combinación de elementos que podría ser una experiencia en un hotel veraniego de mediados del siglo XX».

El resultado es esta ilustración digital que ha pintado directamente en Illustrator y Photoshop a base de vectores. Los bocetos a mano, explica, solo le sirven para hacerse una composición un poco más clara en la cabeza, poco más.

Otra cosa que has de saber de la portada de Carla Lucena es que puedes arrancarla y colgarla en tu salón. Hazte con ella (y con el resto de la revista) aquí:

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
El regalito del viernes: Algo se muere en el alma cuando un amigo se va
Brick Lane, antes del aguacate
Los sueños bordados de Maite Canet
Arquitectura virtual inspirada en la Guerra Fría
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp