fbpx
25 de octubre 2012    /   DIGITAL
por
 

Vacaciones al azar

25 de octubre 2012    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Los factores que determinan el deseo de irse de vacaciones se pueden resumir en unas pocas palabras. Lo más importante: el destino y el precio. ¿Pero qué pasaría si dejases esa decisión en manos de un algoritmo? Getgoing.com es una nueva web de viajes que escoge el destino final por ti entre dos opciones previamente introducidas por el usuario. La recompensa es monetaria. Los usuarios de esta web de San Francisco tendrán acceso a descuentos de hasta un 40% en la compra de billetes.

El destino final solo se revela una vez que ya se ha hecho la compra. De modo que el valiente que se la juegue para conseguir un buen precio para el viaje de los sueños de su mujer a París podría acabar en Roma. Pero, descuida, el disgusto pronto se pasará cuando vea la repercusión sobre su bolsillo, ¿o no?

La startup es capaz de ofrecer precios bajos porque ayuda a las aerolíneas a llenar asientos. Una industria en el que más del 30% de las butacas que ofrecen las compañías aéreas vuelan vacías. “No compite con el resto de viajeros porque el que quiere ir a un sitio determinado tiene que ir por los cauces tradicionales. Un viajero de negocios no puede someter esta decisión a una probabilidad del 50%. Esto es solo para aquellos dispuestos a escoger entre dos lugares potenciales para hacer un viaje», explica Alex Vernitsky, fundador de la web.

Fue justamente en un vuelo medio vacío cuando se le encendió la bombilla al emprendedor. «Volvía de un viaje de negocios y me di cuenta que había un número anormalmente alto de asientos vacíos en la aeronave. Me pasé el resto del viaje dandole vueltas a cómo solucionar este problema».

Vernitsky encontró la fórmula para resolver esta ineficiencia. No es que las aerolíneas no quieran solucionarlo. El problema está en que hacerlo es complicado porque requiere descontar precios a todo el mundo. De esta experiencia nació el germen de Getgoing que saldrá al mercado en las próximas semanas en Estados Unidos.

La web aprovechará también un segmento creciente de profesionales en occidente que trabajan como freelance por necesidad o por decisión propia. “No hay que olvidar que aunque el destino es incierto el usuario escoge los días y el horario en el que quiere viajar”, añade Vernitsky.

Getgoing promete además ser un gran recurso para personas indecisas. “Según un estudio de PhoCus Wright, la mitad de los viajeros que se van de vacaciones no saben dónde ir cuando planifican su viaje”, añade el fundador de la empresa.

Esta web no es la única que aprovecha la incertidumbre y la opacidad para ofrecer descuentos. Hotwire es un servicio que permite conseguir grandes reducciones de precio en habitaciones de hotel. Una vez más, el comprador no sabe en qué hotel está reservando su habitación. La web solo proporciona el precio, la media de su valoración en Tripadvisor y su localización aproximada (ciudad).

El viajero solo descubre la identidad del hotel después de pagar. La compra añade un cierto riesgo y la posibilidad de acabar en un hotel que no agrade al cliente pero a la vez da la posibilidad de acceder a hoteles de buen nivel a un precio mucho más bajo. En el mejor de los casos, un 75% más baratos.

Eliminar la certidumbre es un incentivo para aquellos que son capaces de ceder la decisión a la web a cambio de ahorrar dinero. Al mismo tiempo permite a las compañías de hotel llenar habitaciones que en otro caso quedaría vacías sin perjudicar su marca.

El tercer servicio que presentamos hoy juega un poco menos con la incertidumbre y más con dejar las cosas al último momento. Hotel Tonight es una app que da descuentos de hasta un 70% para viajeros que quieran reservar una habitación en el mismo día de su viaje. No esconden ni el precio ni el hotel pero solo puedes reservarlo 24 horas antes de entrar. “Una vez que ya has hecho una reserva no hay necesidad de volver a meter tus datos. Puedes reservar una habitación literalmente en cuatro pulsos de un boton”, explica un artículo de Skift sobre el servicio. No esperes más del servicio porque esto es lo único que ofrece. Simplicidad total.

Con estos servicios la industria del turismo está encontrando maneras de cubrir sus ineficiencias con un modelo contrario a las corrientes que exigen cada vez más transparencia. La opacidad se ofrece como algo que uno está dispuesto a tolerar a cambio de un mejor precio.

Fuentes: NBC news, Skift

Foto: Broken inaglory bajo lic. CC

 

Los factores que determinan el deseo de irse de vacaciones se pueden resumir en unas pocas palabras. Lo más importante: el destino y el precio. ¿Pero qué pasaría si dejases esa decisión en manos de un algoritmo? Getgoing.com es una nueva web de viajes que escoge el destino final por ti entre dos opciones previamente introducidas por el usuario. La recompensa es monetaria. Los usuarios de esta web de San Francisco tendrán acceso a descuentos de hasta un 40% en la compra de billetes.

El destino final solo se revela una vez que ya se ha hecho la compra. De modo que el valiente que se la juegue para conseguir un buen precio para el viaje de los sueños de su mujer a París podría acabar en Roma. Pero, descuida, el disgusto pronto se pasará cuando vea la repercusión sobre su bolsillo, ¿o no?

La startup es capaz de ofrecer precios bajos porque ayuda a las aerolíneas a llenar asientos. Una industria en el que más del 30% de las butacas que ofrecen las compañías aéreas vuelan vacías. “No compite con el resto de viajeros porque el que quiere ir a un sitio determinado tiene que ir por los cauces tradicionales. Un viajero de negocios no puede someter esta decisión a una probabilidad del 50%. Esto es solo para aquellos dispuestos a escoger entre dos lugares potenciales para hacer un viaje», explica Alex Vernitsky, fundador de la web.

Fue justamente en un vuelo medio vacío cuando se le encendió la bombilla al emprendedor. «Volvía de un viaje de negocios y me di cuenta que había un número anormalmente alto de asientos vacíos en la aeronave. Me pasé el resto del viaje dandole vueltas a cómo solucionar este problema».

Vernitsky encontró la fórmula para resolver esta ineficiencia. No es que las aerolíneas no quieran solucionarlo. El problema está en que hacerlo es complicado porque requiere descontar precios a todo el mundo. De esta experiencia nació el germen de Getgoing que saldrá al mercado en las próximas semanas en Estados Unidos.

La web aprovechará también un segmento creciente de profesionales en occidente que trabajan como freelance por necesidad o por decisión propia. “No hay que olvidar que aunque el destino es incierto el usuario escoge los días y el horario en el que quiere viajar”, añade Vernitsky.

Getgoing promete además ser un gran recurso para personas indecisas. “Según un estudio de PhoCus Wright, la mitad de los viajeros que se van de vacaciones no saben dónde ir cuando planifican su viaje”, añade el fundador de la empresa.

Esta web no es la única que aprovecha la incertidumbre y la opacidad para ofrecer descuentos. Hotwire es un servicio que permite conseguir grandes reducciones de precio en habitaciones de hotel. Una vez más, el comprador no sabe en qué hotel está reservando su habitación. La web solo proporciona el precio, la media de su valoración en Tripadvisor y su localización aproximada (ciudad).

El viajero solo descubre la identidad del hotel después de pagar. La compra añade un cierto riesgo y la posibilidad de acabar en un hotel que no agrade al cliente pero a la vez da la posibilidad de acceder a hoteles de buen nivel a un precio mucho más bajo. En el mejor de los casos, un 75% más baratos.

Eliminar la certidumbre es un incentivo para aquellos que son capaces de ceder la decisión a la web a cambio de ahorrar dinero. Al mismo tiempo permite a las compañías de hotel llenar habitaciones que en otro caso quedaría vacías sin perjudicar su marca.

El tercer servicio que presentamos hoy juega un poco menos con la incertidumbre y más con dejar las cosas al último momento. Hotel Tonight es una app que da descuentos de hasta un 70% para viajeros que quieran reservar una habitación en el mismo día de su viaje. No esconden ni el precio ni el hotel pero solo puedes reservarlo 24 horas antes de entrar. “Una vez que ya has hecho una reserva no hay necesidad de volver a meter tus datos. Puedes reservar una habitación literalmente en cuatro pulsos de un boton”, explica un artículo de Skift sobre el servicio. No esperes más del servicio porque esto es lo único que ofrece. Simplicidad total.

Con estos servicios la industria del turismo está encontrando maneras de cubrir sus ineficiencias con un modelo contrario a las corrientes que exigen cada vez más transparencia. La opacidad se ofrece como algo que uno está dispuesto a tolerar a cambio de un mejor precio.

Fuentes: NBC news, Skift

Foto: Broken inaglory bajo lic. CC

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Abracadabrapp: la Moleskine que hace fotos con filtros manuales
Lo que tus pies pueden decir de ti
Siduations convierte la alta costura en meme
El iPhone, la globalización y el fin de la clase media
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Aunar ahorro y calculada sorpresa tiene su qué en estos tiempos. Recuperar, aunque sea un poco, el “ir a la aventura” (aunque se trate de una aventura de opciones cerradas) le puede añadir al viaje un estímulo suplementario, que además luego repercute en el bolsillo positivamente.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *