fbpx
18 de octubre 2019    /   CREATIVIDAD
por
Ilustración  David González

Calcetines: ¿mejor hasta arriba?, ¿peor con sandalias?

18 de octubre 2019    /   CREATIVIDAD     por        Ilustración  David González
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Eran una peste, una funda innoble para que no hicieran daño los zapatos y para protegerse del frío y del sudor. Eran sacos de algodón blanco o lycra negra de un antierótico espantoso hasta que la industria de la moda los pilló por banda y los subió a las pasarelas. The Guardian publicó este verano una guía de uso que informa sobre «las nuevas reglas de los calcetines».

cómo vestir calcetines

¿Qué tipo de calcetín debo usar?

La estilista Bemi Shaw dice que nunca puedes equivocarte con unos calcetines deportivos. «Añaden un poco de vanguardia a los básicos y hace que la ropa de calle parezca más auténtica».

cómo vestir calcetines

¿Se pueden llevar sandalias con calcetines?

Rotundamente, sí. Pero deja claro que es una decisión meditada y con criterio. Llevar la ropa conjuntada hace ver que tu imagen, por extraña que sea, no es fruto de la dejadez; tiene una intención. Hay prendas sofisticadas que pueden dar elegancia a unas sandalias del montón.

cómo vestir calcetines

Los calcetines, ¿estirados hasta arriba?

«¿Hay otra forma de llevarlos?», se pregunta Shaw. Estirados lucen más. Mucho mejor que arremolinados en los tobillos.

cómo vestir calcetines

¿Calcetines blancos?

Sí, para hacer deporte. No, para vestir un traje. Aunque, según el estilista Tom Stubbs, la naturaleza subversiva del calcetín blanco los hace muy atractivos. Él los usa con sus mocasines de Prada.

«Eso es lo bueno de ellos: que están mal. Son controvertidos. Recuerdan a los años 80, una década mal considerada en lo estilístico, y eso los hace más interesantes». Entonces, ¿cuándo te los pones? «Siempre que quieras romper las normas».

infografía

¿Calcetines con zapatillas deportivas?

«Si vas sin calcetines, asegúrate de… ponerte calcetines», dice el columnista de GQ Justin Myers.

La diplomacia del calcetín:

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, viste calcetines de estampados relacionados con los eventos públicos a los que asiste.

Al primer ministro británico, Boris Johnson, lo han sorprendido varias veces con los mismos calcetines. No iguales; los mismos. En la prensa británica lo critican por no lavarlos a menudo.

infografía de calcetines

Fuente: «The new rules of socks: novelty ones are out – but yes you can wear them with sandals». Ellie Violet Bramley, Leah Harper y Scarlett Conlon, The Guardian.

Eran una peste, una funda innoble para que no hicieran daño los zapatos y para protegerse del frío y del sudor. Eran sacos de algodón blanco o lycra negra de un antierótico espantoso hasta que la industria de la moda los pilló por banda y los subió a las pasarelas. The Guardian publicó este verano una guía de uso que informa sobre «las nuevas reglas de los calcetines».

cómo vestir calcetines

¿Qué tipo de calcetín debo usar?

La estilista Bemi Shaw dice que nunca puedes equivocarte con unos calcetines deportivos. «Añaden un poco de vanguardia a los básicos y hace que la ropa de calle parezca más auténtica».

cómo vestir calcetines

¿Se pueden llevar sandalias con calcetines?

Rotundamente, sí. Pero deja claro que es una decisión meditada y con criterio. Llevar la ropa conjuntada hace ver que tu imagen, por extraña que sea, no es fruto de la dejadez; tiene una intención. Hay prendas sofisticadas que pueden dar elegancia a unas sandalias del montón.

cómo vestir calcetines

Los calcetines, ¿estirados hasta arriba?

«¿Hay otra forma de llevarlos?», se pregunta Shaw. Estirados lucen más. Mucho mejor que arremolinados en los tobillos.

cómo vestir calcetines

¿Calcetines blancos?

Sí, para hacer deporte. No, para vestir un traje. Aunque, según el estilista Tom Stubbs, la naturaleza subversiva del calcetín blanco los hace muy atractivos. Él los usa con sus mocasines de Prada.

«Eso es lo bueno de ellos: que están mal. Son controvertidos. Recuerdan a los años 80, una década mal considerada en lo estilístico, y eso los hace más interesantes». Entonces, ¿cuándo te los pones? «Siempre que quieras romper las normas».

infografía

¿Calcetines con zapatillas deportivas?

«Si vas sin calcetines, asegúrate de… ponerte calcetines», dice el columnista de GQ Justin Myers.

La diplomacia del calcetín:

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, viste calcetines de estampados relacionados con los eventos públicos a los que asiste.

Al primer ministro británico, Boris Johnson, lo han sorprendido varias veces con los mismos calcetines. No iguales; los mismos. En la prensa británica lo critican por no lavarlos a menudo.

infografía de calcetines

Fuente: «The new rules of socks: novelty ones are out – but yes you can wear them with sandals». Ellie Violet Bramley, Leah Harper y Scarlett Conlon, The Guardian.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Novela negra escrita para que la leas solo en tu teléfono móvil
Los 'gafapasta' del OFFF On Tour Madrid
Un libro homenaje a Tino Casal que es «Oro negro»
Los objetos inacabados de Maya Selway
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • La moda es el opio del pueblo para incrementar el consumismo de la industria del vestido y del calzadio.

    La gran virtud de los calcetines es evitar que aprezcan dolorosísimas llagas en los pies que impide a los seres bípedos desplazarde sin dolor.
    No se ha demostrado científicamente que ni el color de los calcetines ni el tipo de calzado influya en este problema endémico que afecta ya a mas del 50% de la población humana.

    Urge la aplicación intensiva de disciplinas STEAM para encauzar el debate con pragmatismo, sin estridencias, para resolver el problema subyacente desde que Moisés perdió la sandalia en el desierto del monte Sinaí.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies