9 de marzo 2022    /   IGLUU
por
 

9 de marzo 2022    /   IGLUU     por          
twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

Si hay un medio de transporte unido estrechamente a la idea de aventura y viaje romántico, ese es el tren. Viajar acompasado por el traqueteo de los vagones en las vías mientras contemplas paisajes asombrosos es algo que teníamos casi olvidado. El avión, el coche, los camiones… sustituyeron al tren como medio de transporte por considerarlos más rápidos o más cómodos o más baratos.

Y mientras que los primeros se quedaban estancados en el consumo de combustibles fósiles para su funcionamiento, el tren supo evolucionar y aprendió a usar la energía eléctrica para funcionar. Hoy, en medio de una gran crisis climática, volvemos a mirar al ferrocarril como una de las soluciones para reducir las emisiones de carbono que amenazan con asfixiar nuestro planeta.

Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, los transportes que utilizan combustibles fósiles suponen para la eurozona más de la cuarta parte de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. Por eso, la Unión Europea se ha propuesto sustituir los trayectos cortos en avión por el tren, mucho menos contaminante. Ese será uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible antes de 2050 y para ello se ha propuesto ampliar la red ferroviaria que conecte todo el continente y que sea capaz de soportar la mayor parte del transporte de mercancías y pasajeros.

Pero si la apuesta por la sostenibilidad del planeta te parece poca excusa para volver a subirte al tren, míralo por el lado de la comodidad (olvídate de acudir a la estación dos horas antes, como en los aeropuertos) y la flexibilidad, puesto que en tren podrás llegar a muchos más lugares que en avión. Además, desde la ventanilla de un vagón podrás contemplar paisajes extraordinarios y tu viaje tendrá un poso de romanticismo que no te regalan otros medios de transporte.

Ahora solo tienes que escoger ruta: ¿Interraíl? ¿Transiberiano? Santiago Lozano muestra un recorrido por cinco de los trayectos en tren por Europa más impresionantes.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

Si hay un medio de transporte unido estrechamente a la idea de aventura y viaje romántico, ese es el tren. Viajar acompasado por el traqueteo de los vagones en las vías mientras contemplas paisajes asombrosos es algo que teníamos casi olvidado. El avión, el coche, los camiones… sustituyeron al tren como medio de transporte por considerarlos más rápidos o más cómodos o más baratos.

Y mientras que los primeros se quedaban estancados en el consumo de combustibles fósiles para su funcionamiento, el tren supo evolucionar y aprendió a usar la energía eléctrica para funcionar. Hoy, en medio de una gran crisis climática, volvemos a mirar al ferrocarril como una de las soluciones para reducir las emisiones de carbono que amenazan con asfixiar nuestro planeta.

Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, los transportes que utilizan combustibles fósiles suponen para la eurozona más de la cuarta parte de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. Por eso, la Unión Europea se ha propuesto sustituir los trayectos cortos en avión por el tren, mucho menos contaminante. Ese será uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible antes de 2050 y para ello se ha propuesto ampliar la red ferroviaria que conecte todo el continente y que sea capaz de soportar la mayor parte del transporte de mercancías y pasajeros.

Pero si la apuesta por la sostenibilidad del planeta te parece poca excusa para volver a subirte al tren, míralo por el lado de la comodidad (olvídate de acudir a la estación dos horas antes, como en los aeropuertos) y la flexibilidad, puesto que en tren podrás llegar a muchos más lugares que en avión. Además, desde la ventanilla de un vagón podrás contemplar paisajes extraordinarios y tu viaje tendrá un poso de romanticismo que no te regalan otros medios de transporte.

Ahora solo tienes que escoger ruta: ¿Interraíl? ¿Transiberiano? Santiago Lozano muestra un recorrido por cinco de los trayectos en tren por Europa más impresionantes.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

Nuestro mundo: un ecosistema construido con palabras
Sr. Chinarro, el artista de las cosas pequeñas
Cosméticos creados a partir de cenizas de bosques quemados para devolverles la vida
Cómo viajar en Camper de manera más eco y sostenible
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp