9 de agosto 2021    /   CINE/TV
por
 Ilustración: Buba Viedma

Vidas futuras: Tiburón, de actor de éxito a protector de los animales

9 de agosto 2021    /   CINE/TV     por          Ilustración: Buba Viedma
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Mandíbulas Bruce, conocido por interpretar al escualo de la película Tiburón (1975), inauguró en Los Ángeles, California, un refugio para animales marinos damnificados por la industria cinematográfica. «Hollywood puede ser cruel», ha dicho Mandíbulas. «Soy una prueba. Pasé de la fama a dormir en una charca».

Recordó a la prensa y al público congregado sus comienzos: «Era la estrella de un acuario de San Francisco hasta que Spielberg me propuso trabajar en Tiburón».

Spielberg había trabajado con tiburones mecánicos, pero quería realismo. «No me convencía la historia, pero me eché la manta raya a la cabeza», declaró Mandíbulas. «Era joven y quería probar cosas nuevas».

Tras Tiburón, Mandíbulas trabajó en cuatro películas más, de bajo presupuesto, y protagonizó anuncios de televisión. Con el éxito, la comunidad de tiburones acusó a Mandíbulas Bruce de perpetuar la imagen del tiburón que mata sin motivos.

«Fueron momentos muy duros y, para no pensar, me hice adicto a los peces salema». La carne de estos peces mediterráneos es alucinógena y su consumo pasó factura al actor.

«Llegó un momento en el que no podía trabajar», confesó Mandíbulas. «El director de un anuncio me decía: “Entra por la derecha”, pero yo lo hacía por la izquierda. Un desastre».

Tiburón

Perdió trabajos, perdió amistades y tocó fondo. Levantó el morro gracias a su segunda esposa, la oceanógrafa Kalima Jones y la práctica del arte. «Conozco el infierno», declaró Mandíbulas. «Por eso en el refugio trabajaremos contra las drogodependencias».

El refugio se financiará con aportaciones de voluntarios y la venta de arte creado por Mandíbulas Bruce. «En el mar hay demasiada basura, pero, a veces, objetos vulgares se vuelven bellos por la combinación de luces y sombras», declaró Mandíbulas. «Soy el sucesor de Duchamp y Picabia», sonrió.

Conocidas son sus obras: Rumbo y Tardeando, ahora en colecciones privadas. En Rumbo, 1001 botellas de plástico componen un collage que simula una carta marina.En Tardeando, un tanque de agua acoge un coral que simula ser una persona en un sofá comiendo una auténtica bolsa de patatas fritas.

Finalmente, Mandíbulas anunció que presentará Vida (no tan) salvaje, programa divulgativo para televisión.

«Pretendo concienciar al público. Los tiburones, los pulpos gigantes, las orcas… tenemos una fama injustificada», ha dicho Mandíbulas. «En las fiestas de Hollywood me decían: “Oh, qué simpático es usted”. Y bueno, ustedes están aquí y no me he comido a ninguno».

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Mandíbulas Bruce, conocido por interpretar al escualo de la película Tiburón (1975), inauguró en Los Ángeles, California, un refugio para animales marinos damnificados por la industria cinematográfica. «Hollywood puede ser cruel», ha dicho Mandíbulas. «Soy una prueba. Pasé de la fama a dormir en una charca».

Recordó a la prensa y al público congregado sus comienzos: «Era la estrella de un acuario de San Francisco hasta que Spielberg me propuso trabajar en Tiburón».

Spielberg había trabajado con tiburones mecánicos, pero quería realismo. «No me convencía la historia, pero me eché la manta raya a la cabeza», declaró Mandíbulas. «Era joven y quería probar cosas nuevas».

Tras Tiburón, Mandíbulas trabajó en cuatro películas más, de bajo presupuesto, y protagonizó anuncios de televisión. Con el éxito, la comunidad de tiburones acusó a Mandíbulas Bruce de perpetuar la imagen del tiburón que mata sin motivos.

«Fueron momentos muy duros y, para no pensar, me hice adicto a los peces salema». La carne de estos peces mediterráneos es alucinógena y su consumo pasó factura al actor.

«Llegó un momento en el que no podía trabajar», confesó Mandíbulas. «El director de un anuncio me decía: “Entra por la derecha”, pero yo lo hacía por la izquierda. Un desastre».

Tiburón

Perdió trabajos, perdió amistades y tocó fondo. Levantó el morro gracias a su segunda esposa, la oceanógrafa Kalima Jones y la práctica del arte. «Conozco el infierno», declaró Mandíbulas. «Por eso en el refugio trabajaremos contra las drogodependencias».

El refugio se financiará con aportaciones de voluntarios y la venta de arte creado por Mandíbulas Bruce. «En el mar hay demasiada basura, pero, a veces, objetos vulgares se vuelven bellos por la combinación de luces y sombras», declaró Mandíbulas. «Soy el sucesor de Duchamp y Picabia», sonrió.

Conocidas son sus obras: Rumbo y Tardeando, ahora en colecciones privadas. En Rumbo, 1001 botellas de plástico componen un collage que simula una carta marina.En Tardeando, un tanque de agua acoge un coral que simula ser una persona en un sofá comiendo una auténtica bolsa de patatas fritas.

Finalmente, Mandíbulas anunció que presentará Vida (no tan) salvaje, programa divulgativo para televisión.

«Pretendo concienciar al público. Los tiburones, los pulpos gigantes, las orcas… tenemos una fama injustificada», ha dicho Mandíbulas. «En las fiestas de Hollywood me decían: “Oh, qué simpático es usted”. Y bueno, ustedes están aquí y no me he comido a ninguno».

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
SOS: Los vídeos del viernes
‘Snowfall’: los chicos del barrio siguen allí
Fight for your right: Los vídeos del viernes
¿Por qué engancha la telerrealidad?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp