31 de agosto 2016    /   CINE/TV
por
 

La ecuación de David Lynch para tener buenas ideas

31 de agosto 2016    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

David Lynch, en su libro Atrapa el pez dorado, desvela su ecuación para tener buenas ideas. Entre sus trucos, cita prestar atención a las cosas pequeñas o dejar hablar a su intuición, aunque en un principio no entendiera bien lo que esa información significaba.

Al contrario de los que piensan que el artista tiene que estar apesadumbrado para crear, Lynch creía que las emociones negativas sólo deben estar en las historias de ficción.

También aconseja ignorar las críticas y trabajar pensando en qué le gustará al público. 

david lynch

Aquí puedes leer el artículo completo sobre sus métodos de creatividad.

David Lynch, en su libro Atrapa el pez dorado, desvela su ecuación para tener buenas ideas. Entre sus trucos, cita prestar atención a las cosas pequeñas o dejar hablar a su intuición, aunque en un principio no entendiera bien lo que esa información significaba.

Al contrario de los que piensan que el artista tiene que estar apesadumbrado para crear, Lynch creía que las emociones negativas sólo deben estar en las historias de ficción.

También aconseja ignorar las críticas y trabajar pensando en qué le gustará al público. 

david lynch

Aquí puedes leer el artículo completo sobre sus métodos de creatividad.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Here Comes the Sun haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
‘Guerra y paz’ y por qué nueve palabras valen por cientos de imágenes
Los vídeos del lunes: Vaciando almacenes
‘Maniac’: drogas, enfermedades mentales y ordenadores que se enamoran
Me declaro en error 404: Los vídeos del viernes
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad