4 de octubre 2012    /   IDEAS
por
 

Viena recurre al diseño para crear el souvenir del siglo 21

4 de octubre 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Los turistas cada vez compran menos souvenirs cuando visitan Viena. Y la oficina de turismo de esta ciudad cree que es porque son feos, demasiado clásicos, lo de siempre… Por eso ha convocado un concurso entre diseñadores de 6 países para elegir el recuerdo más bonito posible que se pueda llevar un turista, y de paso promocionar la ciudad.

Solo un 20% de los británicos compra estos recuerdos cuando abandona la ciudad, según un estudio de Turismo de Viena. Los países mediterráneos subimos un poco la media, pero no lo suficiente. A esto se suma que Viena quiere recuperar su glorioso pasado como centro creativo del corazón de Europa. Alrededor de 1900, Viena fue la cuna de la modernidad gracias al auge de su literatura, arquitectura, artes plásticas, ciencias y música.

Y un argumento más: Quiere promocionar otro aspecto de la ciudad, uno distinto a la Viena clásica, a las de Sissi, Klimt o los valses de Strauss. Por eso, coincidiendo con la sexta edición de la Vienna Design Week, lanzaron este concurso, denominado European Home Run, en seis países europeos Alemania, Italia, Francia, España, Gran Bretaña y Suiza). «El objetivo era conseguir diversas interpretaciones de souvenirs que destaquen el rostro actual de Viena y dar forma a la percepción que se tiene de la capital austriaca internacionalmente”, explica Olivia Divjak, responsable de prensa en la oficina de turismo.

Un jurado internacional valorará cual de las propuestas refleja mejor la ‘nueva Viena’ y tendrá en cuenta aspectos como que sea fácilmente transportable, que una vez puesto a la venta no supere el precio de 40 euros o que la producción pueda hacerse sin problemas en Viena, entre otros aspectos. Además de la decisión del jurado todo el mundo puede participar en la votación en European Home Run.

Los trabajos de los seis diseñadores son estos:

Alemania
Bouquet
DING3000

«El souvenir es una interpretación de un regalo clásico y con clase: el ramo de flores. Con ello queremos expresar que Viena está en pleno florecimiento. Hemos descubierto que ofrece una variedad envidiable de experiencias con todas sus nuevas atracciones, y, para trasmitirlo, hemos utilizado el símbolo del ramo de flores.»

España
Pop-Up Viena
Héctor Serrano

«Pop-Up Vienna no es solo un souvenir, es también una experiencia que combina el entorno histórico con el lado contemporáneo de Viena.»

Reino Unido
Juego de café
PearsonLloyd

«Nuestro souvenir es una interpretación del clásico juego de café que se puede encontrar en los cafés que hay por todo Viena. Refleja la extraordinaria fusión de ideas que ha dado grandiosidad a esta ciudad durante los últimos 200 años.»

Italia
Naipes
Studio Formafantasma

«Considerando que no nos gustan los souvenirs, porque son muchas veces demasiado efectistas, queríamos diseñar algo que pudiera ser apreciado tanto por los vieneses como por los turistas. Eso es, creemos que un buen souvenir contemporáneo no debería parecer nunca un souvenir.»

Francia
Postal bordada
Ionna Vautrin

«Mi proyecto consiste en una postal bordada que brinda a los turistas la oportunidad de compartir su experiencia de Viena con sus amigos y familia mediante un souvenir tradicional y, con todo, contemporáneo.»

Suiza
Caja de música
BIG-GAME

«La caja de música giratoria, hecha de materiales locales, envuelve la tradición musical vienesa en objetos contemporáneos de uso diario.»

Los turistas cada vez compran menos souvenirs cuando visitan Viena. Y la oficina de turismo de esta ciudad cree que es porque son feos, demasiado clásicos, lo de siempre… Por eso ha convocado un concurso entre diseñadores de 6 países para elegir el recuerdo más bonito posible que se pueda llevar un turista, y de paso promocionar la ciudad.

Solo un 20% de los británicos compra estos recuerdos cuando abandona la ciudad, según un estudio de Turismo de Viena. Los países mediterráneos subimos un poco la media, pero no lo suficiente. A esto se suma que Viena quiere recuperar su glorioso pasado como centro creativo del corazón de Europa. Alrededor de 1900, Viena fue la cuna de la modernidad gracias al auge de su literatura, arquitectura, artes plásticas, ciencias y música.

Y un argumento más: Quiere promocionar otro aspecto de la ciudad, uno distinto a la Viena clásica, a las de Sissi, Klimt o los valses de Strauss. Por eso, coincidiendo con la sexta edición de la Vienna Design Week, lanzaron este concurso, denominado European Home Run, en seis países europeos Alemania, Italia, Francia, España, Gran Bretaña y Suiza). «El objetivo era conseguir diversas interpretaciones de souvenirs que destaquen el rostro actual de Viena y dar forma a la percepción que se tiene de la capital austriaca internacionalmente”, explica Olivia Divjak, responsable de prensa en la oficina de turismo.

Un jurado internacional valorará cual de las propuestas refleja mejor la ‘nueva Viena’ y tendrá en cuenta aspectos como que sea fácilmente transportable, que una vez puesto a la venta no supere el precio de 40 euros o que la producción pueda hacerse sin problemas en Viena, entre otros aspectos. Además de la decisión del jurado todo el mundo puede participar en la votación en European Home Run.

Los trabajos de los seis diseñadores son estos:

Alemania
Bouquet
DING3000

«El souvenir es una interpretación de un regalo clásico y con clase: el ramo de flores. Con ello queremos expresar que Viena está en pleno florecimiento. Hemos descubierto que ofrece una variedad envidiable de experiencias con todas sus nuevas atracciones, y, para trasmitirlo, hemos utilizado el símbolo del ramo de flores.»

España
Pop-Up Viena
Héctor Serrano

«Pop-Up Vienna no es solo un souvenir, es también una experiencia que combina el entorno histórico con el lado contemporáneo de Viena.»

Reino Unido
Juego de café
PearsonLloyd

«Nuestro souvenir es una interpretación del clásico juego de café que se puede encontrar en los cafés que hay por todo Viena. Refleja la extraordinaria fusión de ideas que ha dado grandiosidad a esta ciudad durante los últimos 200 años.»

Italia
Naipes
Studio Formafantasma

«Considerando que no nos gustan los souvenirs, porque son muchas veces demasiado efectistas, queríamos diseñar algo que pudiera ser apreciado tanto por los vieneses como por los turistas. Eso es, creemos que un buen souvenir contemporáneo no debería parecer nunca un souvenir.»

Francia
Postal bordada
Ionna Vautrin

«Mi proyecto consiste en una postal bordada que brinda a los turistas la oportunidad de compartir su experiencia de Viena con sus amigos y familia mediante un souvenir tradicional y, con todo, contemporáneo.»

Suiza
Caja de música
BIG-GAME

«La caja de música giratoria, hecha de materiales locales, envuelve la tradición musical vienesa en objetos contemporáneos de uso diario.»

Compártelo twitter facebook whatsapp
Planos de las calles tranquilas para ir en bici
En el Ojo Ajeno (2017): Confirmado, en enero será obligatoria la IP personal
Pensar es mucho más difícil de lo que creemos
Edupunk: libertad para aprender
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Me quedo con una frase: «que la producción pueda hacerse en Viena».

    Nos consta que la mayoría – por no decir casi todos – de los souvenirs que uno puede encontrar en las capitales europeas se fabrican en China.

    Es toda una paradoja que los turistas chinos que se abren a las capitales europeas adquieran souvenirs que se fabrican…en China! Siempre en detrimento de la artesanía local, por lo que la esencia del souvenir traiciona aquello que precisamente pretende perpetuar en el recuerdo del viajero.

    Innovación, aunando también diseño y utilidad.

    Desde luego, de ser miembro del jurado votaría por el juego de café, algo que aúna sabor y tradición local convenientemente modernizado, además de no ser el temible «OBJETO INÚTIL».

    Jugar con las tradiciones creando nuevas propuestas. ¿Acaso no es esa la manera de ser fiel a uno mismo reinventando las formas?

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad