19 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

Helvética, el vino

19 de diciembre 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Nació para pasar inadvertida. Para ser neutral, como buena suiza. Y la Helvética lo logró aunque solo en parte. Se hizo un hueco en textos de toda índole y en los logos de marcas de lo más variado sin llamar la atención. Pero tan bien cumplió con su cometido que se convirtió en una de las tipografías más famosas, con todo lo que eso supone.

Sobre ella se escribieron libros y se lanzaron todo tipo de productos de merchandising. Incluso, se filmó una película y se creó un perfume que huele a Helvética. Los diseñadores y creativos que la piropeaban se multiplicaban. También comenzaron a asomar los que manifestaban su hartazgo ante la omnipresencia de la tipo, aunque estos con bastante menos ruido.

En un punto intermedio se encuentra el equipo de wildwildweb. “Helvética es una marca en sí misma. Habrá gente que la ame con locura y habrá gente que la desprecie. Nosotros reconocemos su indiscutible valor e influencia en el mundo tipográfico y del diseño. No se trata de decir si es la mejor o no”, explica Iván Redondo, director de arte del estudio.

Pero el caso es que cuando decidieron crear un vino (“Somos muy fans del vino y siempre habíamos echado de menos un poco de aire fresco dentro de este mundo, en el que casi siempre se mezclaba el olor a vid con el de Varón Dandy”), pensaron en la Helvética.

vino-helvetica-75-bold.jpgLa afición por el vino de wildwildweb derivó en Vinorama.es, “una tienda de vino diferente”, según la define Redondo. Y la admiración por la Helvética fue la que les llevó a crear un vino en su honor. “Estuvimos probando durante 8 meses vinos de diferentes denominaciones, siempre, eso sí, 100% Tempranillo. Andábamos buscando un caldo completo, fresco y de “trago fácil” que le gustara a casi todo el mundo. Para nosotros era igual de importante el contenedor como el continente. Una botella muy bonita no valía nada sin un gran vino dentro. Además, si no, menudo homenaje de mierda que le estábamos haciendo a la Helvética”.

El día que probaron el vino de Torre de Barreda, una de las bodegas más famosas de Castilla La Mancha, comprendieron que habían dado con lo que buscaban para Helvetica Wine.

Sus creadores recalcan la cuidada elaboración del vino, “desde el proceso de uva hasta el diseño de la botella”. De hecho, además de un “vino de primera”, lo consideran un elemento de diseño. Por eso, para su lanzamiento han creado una edición limitada de 1300 botellas serigrafiadas. A nosotros nos ha gustado y por eso podéis comprarla directamente en nuestra tienda.

botella-helvetica-wine-2.jpg

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Nació para pasar inadvertida. Para ser neutral, como buena suiza. Y la Helvética lo logró aunque solo en parte. Se hizo un hueco en textos de toda índole y en los logos de marcas de lo más variado sin llamar la atención. Pero tan bien cumplió con su cometido que se convirtió en una de las tipografías más famosas, con todo lo que eso supone.

Sobre ella se escribieron libros y se lanzaron todo tipo de productos de merchandising. Incluso, se filmó una película y se creó un perfume que huele a Helvética. Los diseñadores y creativos que la piropeaban se multiplicaban. También comenzaron a asomar los que manifestaban su hartazgo ante la omnipresencia de la tipo, aunque estos con bastante menos ruido.

En un punto intermedio se encuentra el equipo de wildwildweb. “Helvética es una marca en sí misma. Habrá gente que la ame con locura y habrá gente que la desprecie. Nosotros reconocemos su indiscutible valor e influencia en el mundo tipográfico y del diseño. No se trata de decir si es la mejor o no”, explica Iván Redondo, director de arte del estudio.

Pero el caso es que cuando decidieron crear un vino (“Somos muy fans del vino y siempre habíamos echado de menos un poco de aire fresco dentro de este mundo, en el que casi siempre se mezclaba el olor a vid con el de Varón Dandy”), pensaron en la Helvética.

vino-helvetica-75-bold.jpgLa afición por el vino de wildwildweb derivó en Vinorama.es, “una tienda de vino diferente”, según la define Redondo. Y la admiración por la Helvética fue la que les llevó a crear un vino en su honor. “Estuvimos probando durante 8 meses vinos de diferentes denominaciones, siempre, eso sí, 100% Tempranillo. Andábamos buscando un caldo completo, fresco y de “trago fácil” que le gustara a casi todo el mundo. Para nosotros era igual de importante el contenedor como el continente. Una botella muy bonita no valía nada sin un gran vino dentro. Además, si no, menudo homenaje de mierda que le estábamos haciendo a la Helvética”.

El día que probaron el vino de Torre de Barreda, una de las bodegas más famosas de Castilla La Mancha, comprendieron que habían dado con lo que buscaban para Helvetica Wine.

Sus creadores recalcan la cuidada elaboración del vino, “desde el proceso de uva hasta el diseño de la botella”. De hecho, además de un “vino de primera”, lo consideran un elemento de diseño. Por eso, para su lanzamiento han creado una edición limitada de 1300 botellas serigrafiadas. A nosotros nos ha gustado y por eso podéis comprarla directamente en nuestra tienda.

botella-helvetica-wine-2.jpg

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los 5 posts más vistos de la semana
Así se están rediseñando los preservativos
Jugando como Celia Villalobos
Los 5 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 13
  • “Nació para pasar inadvertida”… ahora es protagonista para aquellos que quieren tirar de tópico diseñil y hacer un ridículo producto “para tipópatas” sin romperse mucho la cabeza.
    Cervezas Helvética (he visto varias), vino, camisetas, pins, tazas, etc, etc.
    ¿Verán mis ojos el papel del culo Helvética?

  • Comentarios cerrados.