fbpx
16 de abril 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Vitaly Friedman: «El diseño se juzga experimentándolo, no solo mirándolo»

16 de abril 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El automatismo que nos envía a asociar el diseño con el sentido de la vista tiende a dejarnos a mitad de camino. No es sólo eso. Al final, lo que uno se lleva consigo es un conjunto de sensaciones que hacen que tu vida sea un poco mejor o, por el contrario, la inevitable sensación de aniquilar al diseñador que se ocupó del trabajo. Vitaly Friedman, editor de Smashing Magazine, habló de eso y además puso ejemplos, en la edición 2012 de MADinSpain.

«Somos personas creativas. La inspiracion es una cosa maravillosa. Sientes que alguien te toca en el hombro y te dice “por aquí vienen las ideas”». Vitaly Friedman ofreció su visión de la inspiración y la creatividad y desgranó lo que, para él, son condiciones imprescindibles para que un diseño funcione. «No hay que juzgar el diseño sólo mirándolo. Lo estamos experimentando», explicó. «Todo se tiene que justificar y resultar útil».

Friedman criticó el hecho de que el diseño tiende a uniformarse. La oportunidad que ofrecen servicios web como Dribbble es reseñable, pero eso también empuja a los diseñadores a optar por una vagancia creativa que sólo beneficia que los senderos comunes se trillen aún más. «A veces parecen una centrales para bloquear el proceso de inspiración. Cogemos ideas que otra gente ha sacado, en lugar de sacar nuestras propias ideas», lamentó.

Además, apeló a la ruptura de corsés creativos marcados por las tendencias punteras. «Muchos diseños están atrapados en las tendencias de diseño. No salen de ahí».

Para el editor jefe de Smashing, la clave de todo diseño está en una idea potente, nuclear, que sea el eje alrededor del que gira todo lo demás. «El diseño está generado por una idea inicial que perdura en el tiempo y a la que se puede volver». Algo así como el refugio del guerrero para cuando las cosas se complican. El resto, lo que viste a esa idea, debe hacerse notar lo menos posible. «El contexto es esencial y no visible.El buen diseño es invisible. Deberíamos plantearlo más», señaló.

Friedman declaró también la necesidad de experimentar para abrir nuevos caminos. Puso para ello como ejemplo el diseño del sitio web del cantante vigués Iván Ferreiro. «Es un diseño fracasado, llego a lugares de los que no puedo salir. Igual lo hizo para que viniera a Madrid a hablar de ello. Es, sin embargo, un fracaso innovador. La experimentación es buena y se aprende de ella».

¿Algunos de los conceptos que otorgan a un diseño de web una alta valoración? Para el bielorruso, el lenguaje es clave. «Debe aportar información pero también tienen que estimular la participación, aunque no tanto como para que sea una vendida de moto». También hay que tener claro, a su juicio, cuál es la función de la web. «No veo por qué hay que añadir ruido visual en un página que debe ser meramente informativa», dijo. En cuanto al contenido, «cada artículo debe tener un valor, un legado. Quizá permanezca para siempre o quizá no, pero tiene que tener algo de sustancia».

El error es algo inherente a cualquier actividad humana. Salvo que seas Leo Messi, los fallos están siempre esperando a que alguien los detecte. Y para esto, según el editor, no hay nada como los usuarios. «Son gente pragmática. Notan si el diseño está roto, si algo está mal».

El automatismo que nos envía a asociar el diseño con el sentido de la vista tiende a dejarnos a mitad de camino. No es sólo eso. Al final, lo que uno se lleva consigo es un conjunto de sensaciones que hacen que tu vida sea un poco mejor o, por el contrario, la inevitable sensación de aniquilar al diseñador que se ocupó del trabajo. Vitaly Friedman, editor de Smashing Magazine, habló de eso y además puso ejemplos, en la edición 2012 de MADinSpain.

«Somos personas creativas. La inspiracion es una cosa maravillosa. Sientes que alguien te toca en el hombro y te dice “por aquí vienen las ideas”». Vitaly Friedman ofreció su visión de la inspiración y la creatividad y desgranó lo que, para él, son condiciones imprescindibles para que un diseño funcione. «No hay que juzgar el diseño sólo mirándolo. Lo estamos experimentando», explicó. «Todo se tiene que justificar y resultar útil».

Friedman criticó el hecho de que el diseño tiende a uniformarse. La oportunidad que ofrecen servicios web como Dribbble es reseñable, pero eso también empuja a los diseñadores a optar por una vagancia creativa que sólo beneficia que los senderos comunes se trillen aún más. «A veces parecen una centrales para bloquear el proceso de inspiración. Cogemos ideas que otra gente ha sacado, en lugar de sacar nuestras propias ideas», lamentó.

Además, apeló a la ruptura de corsés creativos marcados por las tendencias punteras. «Muchos diseños están atrapados en las tendencias de diseño. No salen de ahí».

Para el editor jefe de Smashing, la clave de todo diseño está en una idea potente, nuclear, que sea el eje alrededor del que gira todo lo demás. «El diseño está generado por una idea inicial que perdura en el tiempo y a la que se puede volver». Algo así como el refugio del guerrero para cuando las cosas se complican. El resto, lo que viste a esa idea, debe hacerse notar lo menos posible. «El contexto es esencial y no visible.El buen diseño es invisible. Deberíamos plantearlo más», señaló.

Friedman declaró también la necesidad de experimentar para abrir nuevos caminos. Puso para ello como ejemplo el diseño del sitio web del cantante vigués Iván Ferreiro. «Es un diseño fracasado, llego a lugares de los que no puedo salir. Igual lo hizo para que viniera a Madrid a hablar de ello. Es, sin embargo, un fracaso innovador. La experimentación es buena y se aprende de ella».

¿Algunos de los conceptos que otorgan a un diseño de web una alta valoración? Para el bielorruso, el lenguaje es clave. «Debe aportar información pero también tienen que estimular la participación, aunque no tanto como para que sea una vendida de moto». También hay que tener claro, a su juicio, cuál es la función de la web. «No veo por qué hay que añadir ruido visual en un página que debe ser meramente informativa», dijo. En cuanto al contenido, «cada artículo debe tener un valor, un legado. Quizá permanezca para siempre o quizá no, pero tiene que tener algo de sustancia».

El error es algo inherente a cualquier actividad humana. Salvo que seas Leo Messi, los fallos están siempre esperando a que alguien los detecte. Y para esto, según el editor, no hay nada como los usuarios. «Son gente pragmática. Notan si el diseño está roto, si algo está mal».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Música biotrónica en la Fiesta de la Inspiración
Un solo litro de aceite usado contamina mil litros de agua, ¿por qué no convertirlo en jabón?
Live by the Walk: Se hace mundo al caminar
Pañuelos realizados con tijeras y un ordenador que escanea en 3D
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *