fbpx
3 de mayo 2016    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

El milagro Wakalumba!, un caso de posmarketing sensacional

3 de mayo 2016    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Las empresas son entes complejos y abstractos inmersos en un conflicto gravitacional entre dos fuerzas: satisfacer las necesidades de sus clientes y satisfacer las suyas propios, normalmente reducidas a vender. Su dios paterno, el mercado, también tiene sus propios conflictos además de una prole divina y numerosa en la que más allá del precio, la marca o la mercancía, destaca el marketing o el arte que estimula el deseo de los clientes por ver satisfechas sus necesidades.

Uno de los casos más analizados por los estudiosos del marketing es el llamado ‘milagro Wakalumba. Esta marca prescinde de empresa y utiliza técnicas de post-marketing para posicionarse en un mercado que según algunos expertos en realidad es un no-mercado, ciertamente bastante virgen, en el que a pesar de haber intercambios o ‘conexiones’ nadie compra ni vende nada, al menos de momento. Para conocer mejor el fascinante caso de Wakalumba! su fundador y CEO David C. Williams se ha prestado a contestar unas preguntas.

¿Cómo explicarías (brevemente) Wakalumba! a tu abuela?

Le diría que Wakalumba! es como trasladar la plaza del pueblo al siglo XXI, adoptando las últimas tecnologías de comunicación y poniendo los activos intangibles de la comunidad al servicio del desarrollo personal y viceversa.

¿Por qué Wakalumba!? 

El nombre de Wakalumba! procede del dialecto yoruba, y es un término comodín que utilizan los miembros de la tribu para referirse a diversas cosas. De forma genérica se aplica a lo comunitario, a las redes que se tejen entre personas, y de manera más concreta a los bienes comunes -por ejemplo, el árbol sagrado de la aldea- que se cuidan entre todos los miembros. También recoge la cultura oral, los mitos y leyendas que relatan los ancianos del lugar. Por último, es una interjección que transmite sorpresa. De ahí un poco lo de la exclamación.

¿De qué está más cerca de ser Wakalumba!, una start-up, una marca, una estrategia de marketing o una broma?

Wakalumba! es un concepto fluido que busca aunar funcionalidades 4.0 en el marco de un contexto colaborativo. No en vano, nuestro lema es «connecting things».

13041140_221169141583228_3032842619426818973_o

¿Hay un entrepreneur detrás de Wakalumba!? 

Wakalumba! es sobre todo una comunidad orgánica, aunque entre sus impulsores iniciales se cuentan David C. Williams (su actual CEO) y Sergio Erro (su actual CCO, o Chief Connecting Officer). Al proyecto se han ido sumando luego influencers de primer nivel. En definitiva, es un poco como un hijo que ha echado a andar por su propio pie.

¿Tiene Wakalumba! competidores en su nicho de mercado? En caso de que sí, ¿en qué se diferencia de sus competidores? 

En Wakalumba! apostamos por las sinergias más que por las estrategias de conflicto competitivo. Hace poco leía en el Silicon Valley Business Journal que los equipos que mejor funcionan no son aquellos con los miembros más brillantes, sino aquellos donde existe una comunicación más fluida. Creemos que hace falta más colaboración entre las empresas de la economía colaborativa.

13048257_223288158037993_5249450573424445923_o

 

13012786_221188791581263_5684210882277696711_n

¿Qué vende exactamente Wakalumba!? 

Nuestro principal servicio son las expectativas de los propios usuarios, que van configurando la identidad de Wakalumba! en una narrativa transmedia.

¿Teméis que algún consumidor os denuncie a FACUA en el caso de que se sienta estafado porque le vendéis todo eso que vendéis pero no puede comprar nada? 

Bueno, en la medida en que somos una comunidad (entre nosotros nos llamamos wakalumbers), es un poco difícil que se produzca ese tipo de incidencias. No sé, ¿te imaginas denunciar a tu propia familia porque no era lo que esperabas?

Si Wakalumba! se posicionase como marca, ¿dejaría de vender para vender otras cosas que los consumidores puedan comprar? 

Nuestro mayor capital son nuestros valores y la confianza diariamente renovada de nuestros usuarios. No somos unos tristes vendedores de coches a pie de concesionario.

12976931_223579111342231_8233456838797639029_o

¿Se mofa Wakalumba! de la estrategias de marketing?

Los inputs que hemos ido recibiendo nos han llevado a evolucionar hacia lo que describimos como «post-marketing». Creemos en una comunicación porosa, horizontal y rizomática.

¿Está Wakalumba! por encima del propio marketing? 

Me remito a la anterior respuesta.

¿Está Wakalumba! por encima de las leyes del propio mercado? 

El mercado más antiguo era el zoco, lugar donde a su vez los viajeros compartían noticias y saberes de lugares distantes. A veces hay que volver a las raíces para poder evolucionar.

12985497_220984091601733_4802980382377161226_n (1)

Wakalumba! es una caricatura. Todo parecido con la realidad es pura coincidencia.

Las empresas son entes complejos y abstractos inmersos en un conflicto gravitacional entre dos fuerzas: satisfacer las necesidades de sus clientes y satisfacer las suyas propios, normalmente reducidas a vender. Su dios paterno, el mercado, también tiene sus propios conflictos además de una prole divina y numerosa en la que más allá del precio, la marca o la mercancía, destaca el marketing o el arte que estimula el deseo de los clientes por ver satisfechas sus necesidades.

Uno de los casos más analizados por los estudiosos del marketing es el llamado ‘milagro Wakalumba. Esta marca prescinde de empresa y utiliza técnicas de post-marketing para posicionarse en un mercado que según algunos expertos en realidad es un no-mercado, ciertamente bastante virgen, en el que a pesar de haber intercambios o ‘conexiones’ nadie compra ni vende nada, al menos de momento. Para conocer mejor el fascinante caso de Wakalumba! su fundador y CEO David C. Williams se ha prestado a contestar unas preguntas.

¿Cómo explicarías (brevemente) Wakalumba! a tu abuela?

Le diría que Wakalumba! es como trasladar la plaza del pueblo al siglo XXI, adoptando las últimas tecnologías de comunicación y poniendo los activos intangibles de la comunidad al servicio del desarrollo personal y viceversa.

¿Por qué Wakalumba!? 

El nombre de Wakalumba! procede del dialecto yoruba, y es un término comodín que utilizan los miembros de la tribu para referirse a diversas cosas. De forma genérica se aplica a lo comunitario, a las redes que se tejen entre personas, y de manera más concreta a los bienes comunes -por ejemplo, el árbol sagrado de la aldea- que se cuidan entre todos los miembros. También recoge la cultura oral, los mitos y leyendas que relatan los ancianos del lugar. Por último, es una interjección que transmite sorpresa. De ahí un poco lo de la exclamación.

¿De qué está más cerca de ser Wakalumba!, una start-up, una marca, una estrategia de marketing o una broma?

Wakalumba! es un concepto fluido que busca aunar funcionalidades 4.0 en el marco de un contexto colaborativo. No en vano, nuestro lema es «connecting things».

13041140_221169141583228_3032842619426818973_o

¿Hay un entrepreneur detrás de Wakalumba!? 

Wakalumba! es sobre todo una comunidad orgánica, aunque entre sus impulsores iniciales se cuentan David C. Williams (su actual CEO) y Sergio Erro (su actual CCO, o Chief Connecting Officer). Al proyecto se han ido sumando luego influencers de primer nivel. En definitiva, es un poco como un hijo que ha echado a andar por su propio pie.

¿Tiene Wakalumba! competidores en su nicho de mercado? En caso de que sí, ¿en qué se diferencia de sus competidores? 

En Wakalumba! apostamos por las sinergias más que por las estrategias de conflicto competitivo. Hace poco leía en el Silicon Valley Business Journal que los equipos que mejor funcionan no son aquellos con los miembros más brillantes, sino aquellos donde existe una comunicación más fluida. Creemos que hace falta más colaboración entre las empresas de la economía colaborativa.

13048257_223288158037993_5249450573424445923_o

 

13012786_221188791581263_5684210882277696711_n

¿Qué vende exactamente Wakalumba!? 

Nuestro principal servicio son las expectativas de los propios usuarios, que van configurando la identidad de Wakalumba! en una narrativa transmedia.

¿Teméis que algún consumidor os denuncie a FACUA en el caso de que se sienta estafado porque le vendéis todo eso que vendéis pero no puede comprar nada? 

Bueno, en la medida en que somos una comunidad (entre nosotros nos llamamos wakalumbers), es un poco difícil que se produzca ese tipo de incidencias. No sé, ¿te imaginas denunciar a tu propia familia porque no era lo que esperabas?

Si Wakalumba! se posicionase como marca, ¿dejaría de vender para vender otras cosas que los consumidores puedan comprar? 

Nuestro mayor capital son nuestros valores y la confianza diariamente renovada de nuestros usuarios. No somos unos tristes vendedores de coches a pie de concesionario.

12976931_223579111342231_8233456838797639029_o

¿Se mofa Wakalumba! de la estrategias de marketing?

Los inputs que hemos ido recibiendo nos han llevado a evolucionar hacia lo que describimos como «post-marketing». Creemos en una comunicación porosa, horizontal y rizomática.

¿Está Wakalumba! por encima del propio marketing? 

Me remito a la anterior respuesta.

¿Está Wakalumba! por encima de las leyes del propio mercado? 

El mercado más antiguo era el zoco, lugar donde a su vez los viajeros compartían noticias y saberes de lugares distantes. A veces hay que volver a las raíces para poder evolucionar.

12985497_220984091601733_4802980382377161226_n (1)

Wakalumba! es una caricatura. Todo parecido con la realidad es pura coincidencia.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Un estudio artístico sobre el beso mexicano
¿Por qué carajo no son más conocidos Canódromo Abandonado?
Cuando el Big Ben se convirtió en un reloj de pulsera
Esta es tu invitación para conocer el 'Diccionario enciclopédico de cacas'
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *