Publicado: 07 de septiembre 2015 09:40  /   IDEAS
por
 

El saludo que anima a cruzar la calle por el lado correcto

Publicado: 07 de septiembre 2015 09:40  /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

A todos nos cuesta recibir lecciones. Pero cuando estas te sacan una sonrisa, la tarea resulta más fácil de aprender. Esta semana han aparecido en diferentes calles de Los Ángeles, California, unos puños de goma que sustituyen a los típicos botones para hacer que el semáforo cambie a verde para los peatones. El gesto que hay que seguir haciendo sigue siendo el mismo, pero la actitud cambia. El peatón siente la curiosidad y, como un boxeador saludando a su rival antes de la pelea, acciona el puño/botón con un fistbump, un salado característico de Estados Unidos que consiste en chocar puños.

Lo interesante de #walkbump es que esta iniciativa no tiene ninguna marca asociada. Detrás se encuentra el creativo publicitario barcelonés Alfredo Adán que desde hace algo menos de un año reside en Santa Mónica. «Lo he hecho por pura diversión», comenta el director de arte. «El trabajo del día a día en este país tiene unos procesos muy lentos y con experimentos como este interactúas con el público de manera directa, tienes reacciones al instante», añade Adán.
En el video del making of se ve al autor introduciendo su propia mano para crear el molde. «Sí, ha sido un experimento totalmente casero, unos amigos dentistas me explicaron el proceso para hacer moldes y me regalaron el alginato para crear el primer molde; luego ha sido todo cuestión de prueba y error, un proceso muy interesante y completamente alejado de mi día a día frente al ordenador», concluye Adán asegurando que tiene en la cabeza más acciones de este tipo, solo por el placer de divertirse.

Varias marcas de coches han probado cosas similiares con semáforos bailarines o la teoría de la diversión para concienciar de manera lúdica acerca de cosas básicas. Pero ver muestras como esta de civismo vandálico (siempre habrá quien diga que se está alterando el mobiliario público), creadas sin un fin comercial, resultan gratificantes, divertidas y optimistas.
Y si no, siempre podrán utilizarlo como sparring y desahogarse con algo que no les va a devolver la bofetada.
 
 
 

A todos nos cuesta recibir lecciones. Pero cuando estas te sacan una sonrisa, la tarea resulta más fácil de aprender. Esta semana han aparecido en diferentes calles de Los Ángeles, California, unos puños de goma que sustituyen a los típicos botones para hacer que el semáforo cambie a verde para los peatones. El gesto que hay que seguir haciendo sigue siendo el mismo, pero la actitud cambia. El peatón siente la curiosidad y, como un boxeador saludando a su rival antes de la pelea, acciona el puño/botón con un fistbump, un salado característico de Estados Unidos que consiste en chocar puños.

Lo interesante de #walkbump es que esta iniciativa no tiene ninguna marca asociada. Detrás se encuentra el creativo publicitario barcelonés Alfredo Adán que desde hace algo menos de un año reside en Santa Mónica. «Lo he hecho por pura diversión», comenta el director de arte. «El trabajo del día a día en este país tiene unos procesos muy lentos y con experimentos como este interactúas con el público de manera directa, tienes reacciones al instante», añade Adán.
En el video del making of se ve al autor introduciendo su propia mano para crear el molde. «Sí, ha sido un experimento totalmente casero, unos amigos dentistas me explicaron el proceso para hacer moldes y me regalaron el alginato para crear el primer molde; luego ha sido todo cuestión de prueba y error, un proceso muy interesante y completamente alejado de mi día a día frente al ordenador», concluye Adán asegurando que tiene en la cabeza más acciones de este tipo, solo por el placer de divertirse.

Varias marcas de coches han probado cosas similiares con semáforos bailarines o la teoría de la diversión para concienciar de manera lúdica acerca de cosas básicas. Pero ver muestras como esta de civismo vandálico (siempre habrá quien diga que se está alterando el mobiliario público), creadas sin un fin comercial, resultan gratificantes, divertidas y optimistas.
Y si no, siempre podrán utilizarlo como sparring y desahogarse con algo que no les va a devolver la bofetada.
 
 
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Consejos para tener un cuerpo perfecto (aunque ya lo tienes)
June Fernández: «La sociedad se equivoca cuando pide a una persona que se identifique como hombre o mujer»
Conocer el mal para hacer el bien
La sirenita negra y la ingenua (y peligrosa) idea de cambiar el mundo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.