BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
Publicado: 18 de febrero 2016 09:58  /   BRANDED CONTENT
 

«Entender el arte contemporáneo es cuestión de entrenamiento»

Publicado: 18 de febrero 2016 09:58  /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp

Vera Icon se define, con su peculiar sarcasmo, como «alcohólica y experta en arte contemporáneo». Y lo es porque se ha entrenado para ello (en su caso, para ambas cosas). «Si quieres aprender a nadar, tienes que practicar. Si quieres entender las matemáticas, tienes que estudiarlas. Lo mismo ocurre con el arte».

Eso explicaría la cierta desafección que el gran público siente hacia el arte contemporáneo. «Se excusan en que no lo entienden, pero es porque requiere práctica. Incluso cuando la gente cree que entiende el arte clásico, no es así. Cuando van al Museo del Prado y ven Las Meninas reconocen las caras de los personajes, al perro, ven una pintura bonita, los colores… Pero, en realidad, no entienden el cuadro».

Vera Icon 4

La cultura de la inmediatez no ayuda a la hora de apreciar el arte contemporáneo porque para eso se necesita tiempo y cierto esfuerzo. Vera Icon teme que la influencia de las redes sociales y el mundo online en los jóvenes no contribuya a cambiar esta tendencia. «No soy muy optimista en este aspecto. En realidad, no me gustan nada las redes sociales. Creo que no hacen otra cosa que contaminar. Me parece una pérdida de tiempo. Prefiero el whisky».

En los medios de comunicación recae también parte de la culpa. «Se limitan a ofrecer lo más “amarillo” de las ferias tipo ARCO. La mayoría se queda en lo anecdótico, en lo extravagante, que normalmente no es precisamente lo mejor de la feria».

Vera Icon es una de las invitadas a We are Fair!, la feria internacional de arte emergente que celebrará su primera edición en el Hotel EXE Central de Madrid durante «la semana grande» del arte (del 26 al 28 de febrero).

Una feria «canalla» que precisamente pretende «tapar los huecos» que otros eventos sobre el mundo del arte no logran cubrir. «We Are Fair! tiene su origen en la feria Art & Breakfast de Málaga. Sabíamos que podíamos trasladar el modelo a Madrid; el de un evento que no solo atiende a los artistas y demás profesionales del mundo del arte, sino también pretende atrapar al ciudadano», explica José Antonio Mondragón, director de Factoría de Arte y Desarrollo, organizadora de We are Fair!

Por eso la lúdica y la pedagógica son dos de las áreas que We Are Fair! no ha querido descuidar en su programa. Y de ahí que, por ejemplo, una de las cuatro secciones en las que se ha estructurado este sea We are Kids!, que engloba proyectos y productos artísticos para niños y jóvenes con el fin de ayudarles a iniciarse en el mundo del arte y del coleccionismo.

«El interés por el arte tiene que ver con la educación. Nos gustaría fomentar el coleccionismo ya desde pequeños. ¿Por qué no, en lugar de pedir un iPad o una consola, un niño no puede pedir una obra de arte? Tendemos a relacionar el coleccionismo con dinero, pero no siempre es así. Queremos que se cambie esta visión, que se relacione más con lo sentimental».

Here We Are!, donde las galerías e instituciones podrán mostrar el trabajo de sus artistas; It’s Me!, destinada a artistas y colectivos (y patrocinada por El Mundo de los Artistas), y Black On White!, para profesionales del mundo impreso, son las otras tres secciones que conforman el programa.

Como espacio de intercambio de experiencia y fomento del trabajo en red entre profesionales, We Are Fair! cuenta, además, con un gran número de actividades como premios, intervenciones artísticas y workshops que completan su programación, entre ellos el taller de autoedición de libros impartido por Nati Grund e Irene cruz.

Si quieres asistir a la feria, podemos invitarte. Tenemos dos entradas dobles, válidas para cualquier día de la feria, que repartiremos entre quienes nos digan cuál es el nombre del libro autoeditado que más le ha impresionado y por qué. 

Vera Icon se define, con su peculiar sarcasmo, como «alcohólica y experta en arte contemporáneo». Y lo es porque se ha entrenado para ello (en su caso, para ambas cosas). «Si quieres aprender a nadar, tienes que practicar. Si quieres entender las matemáticas, tienes que estudiarlas. Lo mismo ocurre con el arte».

Eso explicaría la cierta desafección que el gran público siente hacia el arte contemporáneo. «Se excusan en que no lo entienden, pero es porque requiere práctica. Incluso cuando la gente cree que entiende el arte clásico, no es así. Cuando van al Museo del Prado y ven Las Meninas reconocen las caras de los personajes, al perro, ven una pintura bonita, los colores… Pero, en realidad, no entienden el cuadro».

Vera Icon 4

La cultura de la inmediatez no ayuda a la hora de apreciar el arte contemporáneo porque para eso se necesita tiempo y cierto esfuerzo. Vera Icon teme que la influencia de las redes sociales y el mundo online en los jóvenes no contribuya a cambiar esta tendencia. «No soy muy optimista en este aspecto. En realidad, no me gustan nada las redes sociales. Creo que no hacen otra cosa que contaminar. Me parece una pérdida de tiempo. Prefiero el whisky».

En los medios de comunicación recae también parte de la culpa. «Se limitan a ofrecer lo más “amarillo” de las ferias tipo ARCO. La mayoría se queda en lo anecdótico, en lo extravagante, que normalmente no es precisamente lo mejor de la feria».

Vera Icon es una de las invitadas a We are Fair!, la feria internacional de arte emergente que celebrará su primera edición en el Hotel EXE Central de Madrid durante «la semana grande» del arte (del 26 al 28 de febrero).

Una feria «canalla» que precisamente pretende «tapar los huecos» que otros eventos sobre el mundo del arte no logran cubrir. «We Are Fair! tiene su origen en la feria Art & Breakfast de Málaga. Sabíamos que podíamos trasladar el modelo a Madrid; el de un evento que no solo atiende a los artistas y demás profesionales del mundo del arte, sino también pretende atrapar al ciudadano», explica José Antonio Mondragón, director de Factoría de Arte y Desarrollo, organizadora de We are Fair!

Por eso la lúdica y la pedagógica son dos de las áreas que We Are Fair! no ha querido descuidar en su programa. Y de ahí que, por ejemplo, una de las cuatro secciones en las que se ha estructurado este sea We are Kids!, que engloba proyectos y productos artísticos para niños y jóvenes con el fin de ayudarles a iniciarse en el mundo del arte y del coleccionismo.

«El interés por el arte tiene que ver con la educación. Nos gustaría fomentar el coleccionismo ya desde pequeños. ¿Por qué no, en lugar de pedir un iPad o una consola, un niño no puede pedir una obra de arte? Tendemos a relacionar el coleccionismo con dinero, pero no siempre es así. Queremos que se cambie esta visión, que se relacione más con lo sentimental».

Here We Are!, donde las galerías e instituciones podrán mostrar el trabajo de sus artistas; It’s Me!, destinada a artistas y colectivos (y patrocinada por El Mundo de los Artistas), y Black On White!, para profesionales del mundo impreso, son las otras tres secciones que conforman el programa.

Como espacio de intercambio de experiencia y fomento del trabajo en red entre profesionales, We Are Fair! cuenta, además, con un gran número de actividades como premios, intervenciones artísticas y workshops que completan su programación, entre ellos el taller de autoedición de libros impartido por Nati Grund e Irene cruz.

Si quieres asistir a la feria, podemos invitarte. Tenemos dos entradas dobles, válidas para cualquier día de la feria, que repartiremos entre quienes nos digan cuál es el nombre del libro autoeditado que más le ha impresionado y por qué. 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Hola, vecina, ¿tienes sal?
Michele Marconi: el sueño de dejar la agencia para dedicarse a dibujar
Colores nacidos de la basura que salvan galgos
Las bicicletas nostálgicas Santa María
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • El libro más bonito autoeditado por Luneados es ‘Ventanas con lupa’, autun precioso librito de miniaturas y textos, que incluye una lupa para no perderse detalle.

  • Comentarios cerrados.