31 de julio 2012    /   DIGITAL
por
 

We are the robots!

31 de julio 2012    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

Cuando Isaac Asimov enumeró las Tres Leyes de la Robótica, olvidó añadir una cuarta que se supone básica para los tiempos que corren: los blogs de robots molan. Eso mismo debió pensar Doug Vander Meulen ya que ha creado, este mismo año, Year of the Robot, un Tumblr que sirve como almacén de robots. Que ya hacía falta, hombre.

Vander Meulen, que trabaja como desarrollador web y diseñador gráfico en Chicago, ha estado casi obsesionado con los robots desde que recuerda. De hecho, la marca bajo la que hace sus trabajos como freelance se llama Don’t Talk to the Robots.

Year of the Robot comenzó como un pequeño reto personal de disciplina y constancia. “Decidí subir un robot al día. Los voy encontrando por internet”, explica. Además, al diseñador le sirve como fuente de inspiración. “Me encantaría, además, que se convirtiese en una exposición del trabajo de diseñadores creativos de robots y de artistas”.

La única limitación que se ha impuesto es que los robots que muestre en el Tumblr serán de ciencia ficción y no robots reales. “Encuentro muchos en Dribble y otros blogs que sigo, pero desde que comencé con Year of the Robot, me los envían muchos lectores del blog”, dice Vander Meulen.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

Cuando Isaac Asimov enumeró las Tres Leyes de la Robótica, olvidó añadir una cuarta que se supone básica para los tiempos que corren: los blogs de robots molan. Eso mismo debió pensar Doug Vander Meulen ya que ha creado, este mismo año, Year of the Robot, un Tumblr que sirve como almacén de robots. Que ya hacía falta, hombre.

Vander Meulen, que trabaja como desarrollador web y diseñador gráfico en Chicago, ha estado casi obsesionado con los robots desde que recuerda. De hecho, la marca bajo la que hace sus trabajos como freelance se llama Don’t Talk to the Robots.

Year of the Robot comenzó como un pequeño reto personal de disciplina y constancia. “Decidí subir un robot al día. Los voy encontrando por internet”, explica. Además, al diseñador le sirve como fuente de inspiración. “Me encantaría, además, que se convirtiese en una exposición del trabajo de diseñadores creativos de robots y de artistas”.

La única limitación que se ha impuesto es que los robots que muestre en el Tumblr serán de ciencia ficción y no robots reales. “Encuentro muchos en Dribble y otros blogs que sigo, pero desde que comencé con Year of the Robot, me los envían muchos lectores del blog”, dice Vander Meulen.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cuantas veces verás a tus padres antes de que mueran?
Una app que convierte el iPad en escuela
Socialnomics: "Las redes sociales han superado al porno en la Red"
Gritar sin abrir la boca
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Comentarios cerrados.