fbpx
13 de mayo 2014    /   CREATIVIDAD
por
 

Viaje al fondo de las letras

13 de mayo 2014    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En Budapest, un equipo de cirujanos tuvo que operar a Gyoergyi Szabo, aprendiz de impresor de diecisiete años porque, consternado por la pérdida de su amada, compuso el nombre de la joven con caracteres tipográficos y, a continuación, se los tragó.

Time, 28 de diciembre de 1936

«El escritor deberá estar cómodamente sentado, con los pies en el suelo y el tablero de la mesa ligeramente inclinado hacia sí. […] El dedo corazón deberá descansar sobre el lápiz a aproximadamente pulgada y media [4 centímetros] de la punta y se colocará en ángulo de 45 grados con respecto al papel». Así se ha de realizar la escritura a mano.
O así, al menos, lo recomendaba Tom Gourdie (1913-2005) en su conocido The Ladybird Book of Handwriting. El calígrafo y profesor escocés recomendaba empezar a elaborar letras mediante el trazo de líneas, círculos y palotes irregulares. Las letras —decía— al principio no se dibujan. Hay que ir paso a paso.
El artista, que acabó recibiendo la Medalla del Imperio Británico en los años 70, desaconsejaba «encarecidamente» el bolígrafo en su manual de caligrafía. Por aquel entonces no imaginaba que la hegemonía del boli sería más breve de lo que jamás pudiera imaginar. El ordenador arrasaría con sus rastros infinitos de tinta. Incluso con los manuscritos.
Pero quizá tampoco sospechara cuando escribió su manual, en 1968, que el ordenador multiplicaría como nunca el número de tipografías que hay en el mundo.
Y cada vez habrá más.
Wete, desde su estudio de Prat de Llobregat (Barcelona), es uno de los muchos diseñadores que siguen inventando tipografías. Empezó haciendo graffitis a los 14 años. Poco después descubrió que podía convertir esta pasión en algo así como su oficio. Estudió diseño gráfico y comenzó a hacer tipografías. Y ahora se dedica a todo a la vez: diseño, tipografías y graffiti.
REQUIEM AETERNAM DONA EIS DOMINE
«Dale, Señor, el descanso eterno». Wete diseñó esta tipografía y esta frase en memoria de su hermano. Tenía que crear un lettering para una exposición de La trastería con una única directriz: ‘Exprésate’. «Es un bajorrelieve», explica. «Cuando la tocas, puedes sentir cierto volumen. Busqué un tipo de ornamentaciones que tuviesen textura. Unas letras que fueran visuales y táctiles».
re3
re2
DUNGEONS
Wete inventó esta tipografía para que alguien la utilizara desde una mazmorra. El diseñador imaginó ese claustro forzoso enclavado en la Edad Media y a un hombre que escribía una carta. El mensaje escaparía de la fortaleza. El escritor quedaría atrás. Atrapado. Sin libertad. «Es una letra para escribir mensajes complicados», indica. Aunque, en realidad, los que la utilizan lo hacen desde su móvil u ordenador. Esta tipografía forma parte de Notegraphy.
d1  d3
EAST SIDE
Esta tipografía «tiene un aire poético, un estilo Shakespeare», dice Wete. «Es una letra literaria. Para escribir versos o estrofas».
e1
e2
e3
e4
SWORDS
Dice Wete que le gusta trabajar con geometrías. En esta ocasión tomó como referencia las espadas. «La tipografía tiene una especie de filo. Es una especie de acabado metálico y un cierto volumen. Aunque no es muy dura. Al final es muy redondeada».
s1 s4
s3
s2
ROKE 1984
Wete empezó a diseñar esta tipografía en su último año de universidad. Quería que tuviera «un aire matemático y físico». Un profesor no vio futuro a estos caracteres. Pero se equivocó. Hoy es una de las fuentes que más vende el diseñador.
wete
r2
r3
r4
RIO DE JANEIRO
Esta tipografía nació de un propósito. Wete quería crear una tipografía que emanase la personalidad de Brasil. Tomó como referencia el graffiti nacido en Sao Paulo, el pixaçoes, y lo sometió a una revisión geométrica.
rj3
rj2
rj1

En Budapest, un equipo de cirujanos tuvo que operar a Gyoergyi Szabo, aprendiz de impresor de diecisiete años porque, consternado por la pérdida de su amada, compuso el nombre de la joven con caracteres tipográficos y, a continuación, se los tragó.

Time, 28 de diciembre de 1936

«El escritor deberá estar cómodamente sentado, con los pies en el suelo y el tablero de la mesa ligeramente inclinado hacia sí. […] El dedo corazón deberá descansar sobre el lápiz a aproximadamente pulgada y media [4 centímetros] de la punta y se colocará en ángulo de 45 grados con respecto al papel». Así se ha de realizar la escritura a mano.
O así, al menos, lo recomendaba Tom Gourdie (1913-2005) en su conocido The Ladybird Book of Handwriting. El calígrafo y profesor escocés recomendaba empezar a elaborar letras mediante el trazo de líneas, círculos y palotes irregulares. Las letras —decía— al principio no se dibujan. Hay que ir paso a paso.
El artista, que acabó recibiendo la Medalla del Imperio Británico en los años 70, desaconsejaba «encarecidamente» el bolígrafo en su manual de caligrafía. Por aquel entonces no imaginaba que la hegemonía del boli sería más breve de lo que jamás pudiera imaginar. El ordenador arrasaría con sus rastros infinitos de tinta. Incluso con los manuscritos.
Pero quizá tampoco sospechara cuando escribió su manual, en 1968, que el ordenador multiplicaría como nunca el número de tipografías que hay en el mundo.
Y cada vez habrá más.
Wete, desde su estudio de Prat de Llobregat (Barcelona), es uno de los muchos diseñadores que siguen inventando tipografías. Empezó haciendo graffitis a los 14 años. Poco después descubrió que podía convertir esta pasión en algo así como su oficio. Estudió diseño gráfico y comenzó a hacer tipografías. Y ahora se dedica a todo a la vez: diseño, tipografías y graffiti.
REQUIEM AETERNAM DONA EIS DOMINE
«Dale, Señor, el descanso eterno». Wete diseñó esta tipografía y esta frase en memoria de su hermano. Tenía que crear un lettering para una exposición de La trastería con una única directriz: ‘Exprésate’. «Es un bajorrelieve», explica. «Cuando la tocas, puedes sentir cierto volumen. Busqué un tipo de ornamentaciones que tuviesen textura. Unas letras que fueran visuales y táctiles».
re3
re2
DUNGEONS
Wete inventó esta tipografía para que alguien la utilizara desde una mazmorra. El diseñador imaginó ese claustro forzoso enclavado en la Edad Media y a un hombre que escribía una carta. El mensaje escaparía de la fortaleza. El escritor quedaría atrás. Atrapado. Sin libertad. «Es una letra para escribir mensajes complicados», indica. Aunque, en realidad, los que la utilizan lo hacen desde su móvil u ordenador. Esta tipografía forma parte de Notegraphy.
d1  d3
EAST SIDE
Esta tipografía «tiene un aire poético, un estilo Shakespeare», dice Wete. «Es una letra literaria. Para escribir versos o estrofas».
e1
e2
e3
e4
SWORDS
Dice Wete que le gusta trabajar con geometrías. En esta ocasión tomó como referencia las espadas. «La tipografía tiene una especie de filo. Es una especie de acabado metálico y un cierto volumen. Aunque no es muy dura. Al final es muy redondeada».
s1 s4
s3
s2
ROKE 1984
Wete empezó a diseñar esta tipografía en su último año de universidad. Quería que tuviera «un aire matemático y físico». Un profesor no vio futuro a estos caracteres. Pero se equivocó. Hoy es una de las fuentes que más vende el diseñador.
wete
r2
r3
r4
RIO DE JANEIRO
Esta tipografía nació de un propósito. Wete quería crear una tipografía que emanase la personalidad de Brasil. Tomó como referencia el graffiti nacido en Sao Paulo, el pixaçoes, y lo sometió a una revisión geométrica.
rj3
rj2
rj1

Compártelo twitter facebook whatsapp
11/11/11: El día de la Sinfonía Masiva
Openhouse: Café, merienda y exposiciones en casa
La suite de chocolate de Karl Lagerfeld
¿Me conviene tirarle los tejos?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *