fbpx
2 de octubre 2018    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Entrevista en dibujos | Xosé Castro: «No conozco a nadie que maneje Windows con más rapidez y detalle que yo»

2 de octubre 2018    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Dice Xosé Castro que más te vale evitar el lenguaje negativo. No lo dice como un gurú de autoayuda del ‘Todo a un euro’ ni como Jodorowsky de resaca. Lo dice porque, como traductor, corrector, redactor, guionista y presentador, se bandea por el lenguaje como nadie.

Este moreno con gafas, especializado en traducción técnica y en tecnología, advierte que es mejor decirte «Voy a analizar qué puedo mejorar» que maldecirte con un «¡Menuda cagada!». Hay estudios a porrillo que demuestran que el lenguaje influye en la forma de pensar. Pero no hace falta leerse una tesis. Castro lo explica a lo prosaico: «Es como si vas en un barco en medio del océano y le haces un boquete en el casco accidentalmente: sí, todo el mundo tiene claro que una vía de agua es horrible y tú te sientes fatal, pero esa vía no se va a tapar sola, y tampoco la taparán tus ayes, disculpas e improperios. Espabila».

El próximo sábado, 6 de octubre, Xosé Castro hablará de las palabras en Trabalengua, un congreso de lengua que se celebra en Logroño y San Millán de la Cogolla. El guionista conversará con el matemático y divulgador científico Eduardo Sáenz de Cabezón sobre este asunto: «Cifras y letras. Los teoremas y la lengua son para siempre. Y a ti te encontré en la calle». Pero antes le pedimos que haga unos dibujicos para esta entrevista.

Xosé, ¿cómo te ves a ti mismo?

Haciendo mil cosas, que es lo que me gusta, dentro de mi plan vital de convertir mis aficiones en fuentes de ingresos: traducir, corregir, escribir, viajar, leer, escribir, sacar fotografías, conocer gente, colaborar en radio y televisión, dar clases.

¿Dónde te gusta más trabajar: en la televisión, la radio o el escenario?

Depende del día o de la temporada. Me gustan las tres por igual, pero, si tuviera que elegir ·ahora· un orden…

Si tuvieras que inventar un «traductor inteligente» (como el smarthphone es al teléfono), ¿cómo sería?

Una pregunta complicada para un traductor, pues se supone que esas maquinitas son, en cierto modo, nuestra competencia. Quizá fabricaría unas gafas con auriculares incorporados (de los que transmiten el sonido a través de los huesos) que pudieran traducir lo que ves y lo que oyes. Pero, por ahora, te respondo arteramente…

Muéstranos alguna habilidad tuya.

Creo que mi principal habilidad es ayudar a la gente. Me enorgullezco de haber servido de apoyo a amigos y conocidos en distintas situaciones de su vida, tanto personales como profesionales. En un plano más técnico, no conozco a nadie que maneje Windows con más rapidez y detalle que yo, lo que me hace ser una persona muy productiva.

¿Qué deporte te gusta practicar?

Aunque ahora los practico menos, me encantan los deportes de contacto, y practico, desde hace años, kickboxing y boxeo. Además, me encanta correr. Pero lo hago, sobre todo, por el desayuno pantagruélico que me meto luego. Y porque me ahorra muchas sesiones de psicoterapia.

¿Qué música sueles canturrear?

Buf, mis gustos musicales son espectacularmente diversos. Desde fado, boleros y salsa hasta jazz, reguetón, R&B y música clásica. Algunos géneros los abandono por temporadas, pero el jazz ·siempre· va conmigo.

¿Qué vas a hacer en Trabalengua?

Voy a dar una charla al alimón con Eduardo Sáenz de Cabezón, matemático y magnífico divulgador. Charlaremos relajadamente de la relación entre matemáticas y lengua.

Xosé Castro es muy de simposios. Es más fácil encontrarlo en un evento que en su casa. Una muestra es que contestó a esta entrevista desde el congreso de la Asociación Internacional de Profesionales de las Traducción e Interpretación que se celebró el pasado fin de semana en Valencia.

Aquí lo vemos:

«Es un encuentro muy interesante, con traductores, correctores e intérpretes de 33 países», dice, y como prueba, envía esta foto:

Te puede interesar también:

Entrevista en dibujos: Celia Blanco, la periodista que lleva el sexo a la radio en ‘Contigo dentro’

Dice Xosé Castro que más te vale evitar el lenguaje negativo. No lo dice como un gurú de autoayuda del ‘Todo a un euro’ ni como Jodorowsky de resaca. Lo dice porque, como traductor, corrector, redactor, guionista y presentador, se bandea por el lenguaje como nadie.

Este moreno con gafas, especializado en traducción técnica y en tecnología, advierte que es mejor decirte «Voy a analizar qué puedo mejorar» que maldecirte con un «¡Menuda cagada!». Hay estudios a porrillo que demuestran que el lenguaje influye en la forma de pensar. Pero no hace falta leerse una tesis. Castro lo explica a lo prosaico: «Es como si vas en un barco en medio del océano y le haces un boquete en el casco accidentalmente: sí, todo el mundo tiene claro que una vía de agua es horrible y tú te sientes fatal, pero esa vía no se va a tapar sola, y tampoco la taparán tus ayes, disculpas e improperios. Espabila».

El próximo sábado, 6 de octubre, Xosé Castro hablará de las palabras en Trabalengua, un congreso de lengua que se celebra en Logroño y San Millán de la Cogolla. El guionista conversará con el matemático y divulgador científico Eduardo Sáenz de Cabezón sobre este asunto: «Cifras y letras. Los teoremas y la lengua son para siempre. Y a ti te encontré en la calle». Pero antes le pedimos que haga unos dibujicos para esta entrevista.

Xosé, ¿cómo te ves a ti mismo?

Haciendo mil cosas, que es lo que me gusta, dentro de mi plan vital de convertir mis aficiones en fuentes de ingresos: traducir, corregir, escribir, viajar, leer, escribir, sacar fotografías, conocer gente, colaborar en radio y televisión, dar clases.

¿Dónde te gusta más trabajar: en la televisión, la radio o el escenario?

Depende del día o de la temporada. Me gustan las tres por igual, pero, si tuviera que elegir ·ahora· un orden…

Si tuvieras que inventar un «traductor inteligente» (como el smarthphone es al teléfono), ¿cómo sería?

Una pregunta complicada para un traductor, pues se supone que esas maquinitas son, en cierto modo, nuestra competencia. Quizá fabricaría unas gafas con auriculares incorporados (de los que transmiten el sonido a través de los huesos) que pudieran traducir lo que ves y lo que oyes. Pero, por ahora, te respondo arteramente…

Muéstranos alguna habilidad tuya.

Creo que mi principal habilidad es ayudar a la gente. Me enorgullezco de haber servido de apoyo a amigos y conocidos en distintas situaciones de su vida, tanto personales como profesionales. En un plano más técnico, no conozco a nadie que maneje Windows con más rapidez y detalle que yo, lo que me hace ser una persona muy productiva.

¿Qué deporte te gusta practicar?

Aunque ahora los practico menos, me encantan los deportes de contacto, y practico, desde hace años, kickboxing y boxeo. Además, me encanta correr. Pero lo hago, sobre todo, por el desayuno pantagruélico que me meto luego. Y porque me ahorra muchas sesiones de psicoterapia.

¿Qué música sueles canturrear?

Buf, mis gustos musicales son espectacularmente diversos. Desde fado, boleros y salsa hasta jazz, reguetón, R&B y música clásica. Algunos géneros los abandono por temporadas, pero el jazz ·siempre· va conmigo.

¿Qué vas a hacer en Trabalengua?

Voy a dar una charla al alimón con Eduardo Sáenz de Cabezón, matemático y magnífico divulgador. Charlaremos relajadamente de la relación entre matemáticas y lengua.

Xosé Castro es muy de simposios. Es más fácil encontrarlo en un evento que en su casa. Una muestra es que contestó a esta entrevista desde el congreso de la Asociación Internacional de Profesionales de las Traducción e Interpretación que se celebró el pasado fin de semana en Valencia.

Aquí lo vemos:

«Es un encuentro muy interesante, con traductores, correctores e intérpretes de 33 países», dice, y como prueba, envía esta foto:

Te puede interesar también:

Entrevista en dibujos: Celia Blanco, la periodista que lleva el sexo a la radio en ‘Contigo dentro’

Compártelo twitter facebook whatsapp
El vestuario de leyendas masculinas de la música
La abreviatura de ‘señora’ (¿no?) se escribe ‘Sra.’
¿De cuántas de estas expresiones sexuales sabes el origen?
Los collage mitológicos de Marina Molares
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *