fbpx
23 de julio 2012    /   CIENCIA
por
 

¿Y si nos convertimos en líderes mundiales en apagar incendios?

23 de julio 2012    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En estos momentos el fuego avanza sin control por el Alt Empordà en la provincia de Girona. No es el primero que se produce este año en la Península Ibérica y es probable que no sea el último. Cuando las llamas desaparezcan habrá reproches y muchas acusaciones. Algunos intentarán sacar rédito político. Otros se indignarán señalando los recortes que se están aplicando en los servicios públicos y probablemente tendrán mucha razón. Pero vamos a intentar darle una vuelta a esta situación trágica. ¿Por qué no juntamos recursos e intentamos convertirnos en líderes mundiales en prevenir y apagar incendios?

Aquí van algunas ideas:

– Se integra el uso de plataformas de crowdsourcing como Ushaidi y Open Street Maps para ayudar en la respuesta a incendios, como ya se ha hecho en Haití, Rusia o Australia. Se forman profesionales en el cuerpo anti-incendios capaces de trabajar con estos datos que puedan comunicarse con los efectivos en el suelo. Personas afectadas por incendios pueden subir información a Ushaidi y Open Street Maps para que los bomberos tengan más datos en tiempo real.

– Se unifican todos los esfuerzos en una organización descentralizada que comparte toda la información y el conocimiento en una plataforma abierta. Aquí los profesionales de los departamentos anti-incendios intercambian ideas, técnicas de prevención y vídeos. Se fomentan vínculos con otros países para compartir información, protocolos de actuación y preparación.

– Se abre un laboratorio e incubadora para investigar nuevas soluciones anti-incendios. Aquí trabajan científicos, programadores y emprendedores.

– Atrae a los mejores expertos para que vengan a vivir y estudiar en España con incentivos especiales. Crea un nuevo organismo que englobe todos los centros existentes que se dedican a estudiar estos temas.

– Se abre un departamento de robótica que colabora con la Universidad de Tokio, Seúl y el MIT para crear tecnología que permita asistir la labor de los bomberos.

– Investigadores del instituto trabajan de cerca con Airbus para desarrollar y diseñar nuevas soluciones aéreas destinadas a luchar contra los incendios.

– El conocimiento y productos generados no solo sirven para luchar contra las llamas. Se convierten en herramientas fácilmente aplicables a  terremotos, tsunamis, volcanes…

– Se trabaja sobre sustancias inocuas y biodegradables que puedan retardar las llamas.

– Se invierten más recursos en el estudio de estrategias de prevención y en crear protocolos de actuación y herramientas.

– Juntamos bomberos con artistas, programadores y diseñadores para pensar en nuevos métodos destinados a luchar contra incendios que complementen su trabajo actual. Se fomenta la colaboración entre ellos.

– España se convierte en líder mundial en prevención y apagado de fuegos. Australia, Indonesia, Rusia, Sudáfrica o Perú contratan los servicios de nuestros profesionales para hacer proyectos de consultoría y planes estratégicos. Dentro del organismo hay un grupo de expertos que se dedican a dar salida al mercado a inventos producidos en el laboratorio. Se crea una industria boyante que crea miles de puestos de trabajo.

Esta serie de ideas no pretende menospreciar a los increíbles profesionales que se juegan la vida ahora mismo. No se puede olvidar que muchas veces lo mejor es dejar que la política se quite de en medio y permita trabajar en paz a los profesionales. Pero ¿por qué no convertir el problema de los incendios en una oportunidad?

¿Y quién pagará todo esto? Sheldon Adelson, por supuesto.

Más información:

TechcrunchRadarSocial Media in Emergency SituationsRussian WildfiresDisasters and crowdsourcing

Foto: Fir0002 bajo licencia CC

En estos momentos el fuego avanza sin control por el Alt Empordà en la provincia de Girona. No es el primero que se produce este año en la Península Ibérica y es probable que no sea el último. Cuando las llamas desaparezcan habrá reproches y muchas acusaciones. Algunos intentarán sacar rédito político. Otros se indignarán señalando los recortes que se están aplicando en los servicios públicos y probablemente tendrán mucha razón. Pero vamos a intentar darle una vuelta a esta situación trágica. ¿Por qué no juntamos recursos e intentamos convertirnos en líderes mundiales en prevenir y apagar incendios?

Aquí van algunas ideas:

– Se integra el uso de plataformas de crowdsourcing como Ushaidi y Open Street Maps para ayudar en la respuesta a incendios, como ya se ha hecho en Haití, Rusia o Australia. Se forman profesionales en el cuerpo anti-incendios capaces de trabajar con estos datos que puedan comunicarse con los efectivos en el suelo. Personas afectadas por incendios pueden subir información a Ushaidi y Open Street Maps para que los bomberos tengan más datos en tiempo real.

– Se unifican todos los esfuerzos en una organización descentralizada que comparte toda la información y el conocimiento en una plataforma abierta. Aquí los profesionales de los departamentos anti-incendios intercambian ideas, técnicas de prevención y vídeos. Se fomentan vínculos con otros países para compartir información, protocolos de actuación y preparación.

– Se abre un laboratorio e incubadora para investigar nuevas soluciones anti-incendios. Aquí trabajan científicos, programadores y emprendedores.

– Atrae a los mejores expertos para que vengan a vivir y estudiar en España con incentivos especiales. Crea un nuevo organismo que englobe todos los centros existentes que se dedican a estudiar estos temas.

– Se abre un departamento de robótica que colabora con la Universidad de Tokio, Seúl y el MIT para crear tecnología que permita asistir la labor de los bomberos.

– Investigadores del instituto trabajan de cerca con Airbus para desarrollar y diseñar nuevas soluciones aéreas destinadas a luchar contra los incendios.

– El conocimiento y productos generados no solo sirven para luchar contra las llamas. Se convierten en herramientas fácilmente aplicables a  terremotos, tsunamis, volcanes…

– Se trabaja sobre sustancias inocuas y biodegradables que puedan retardar las llamas.

– Se invierten más recursos en el estudio de estrategias de prevención y en crear protocolos de actuación y herramientas.

– Juntamos bomberos con artistas, programadores y diseñadores para pensar en nuevos métodos destinados a luchar contra incendios que complementen su trabajo actual. Se fomenta la colaboración entre ellos.

– España se convierte en líder mundial en prevención y apagado de fuegos. Australia, Indonesia, Rusia, Sudáfrica o Perú contratan los servicios de nuestros profesionales para hacer proyectos de consultoría y planes estratégicos. Dentro del organismo hay un grupo de expertos que se dedican a dar salida al mercado a inventos producidos en el laboratorio. Se crea una industria boyante que crea miles de puestos de trabajo.

Esta serie de ideas no pretende menospreciar a los increíbles profesionales que se juegan la vida ahora mismo. No se puede olvidar que muchas veces lo mejor es dejar que la política se quite de en medio y permita trabajar en paz a los profesionales. Pero ¿por qué no convertir el problema de los incendios en una oportunidad?

¿Y quién pagará todo esto? Sheldon Adelson, por supuesto.

Más información:

TechcrunchRadarSocial Media in Emergency SituationsRussian WildfiresDisasters and crowdsourcing

Foto: Fir0002 bajo licencia CC

Compártelo twitter facebook whatsapp
La micromuerte: además de un orgasmo, es una medida de riesgo
¿Restaurante o dispensador de comidas?
Por qué el agotamiento del fósforo debería preocuparte
Aquí (y así) se guarda el conocimiento de la humanidad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *